La Carpeta:
1 de 10
 
En fin, lo importante no es mi voto, sino apoyar a Marichuy. Tiene razón Villoro, hay tiempo: con ganas y trabajo puede María de Jesús Patricio estar en la boleta.
Federico Arreola
enero 12, 2018, 9:18 am

Llegar a la boleta

Confieso que entiendo poco y mal el procedimiento para firmar por cualquiera de las personas que aspiran a estar, sin partido, en la boleta electoral presidencial.

No sé si puedo hacerlo en internet o si, en forma obligatoria, tengo que firmar en el celular de alguien que trabaje en el voluntariado de los equipos de los y las aspirantes independientes.

Margarita… no pude

Solo una vez tuve la oportunidad de firmar frente a una candidata presidencial sin partido, la señora Margarita Zavala.

Hace un par de meses la vi en un restaurante y ella, de mesa en mesa, fotografiaba las credenciales de elector de las personas que se le acercaban para apoyarla.

Me cae muy bien la señora Zavala, a pesar de su esposo, Felipe Calderón, que me parecería un tipo simpático si no le hubiera robado la Presidencia de México, en el año 2006, a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque tuve el impulso de apoyarla, no entregué a Margarita mi firma por dos razones:

(i) Mi credencial de elector estaba vencida.

(ii) Prefiero entregar mi firma a la candidata independiente, María de Jesús Marichuy Patricio.

Mi nueva credencial la entrego a Marichuy

Ya tengo nueva credencial de elector, me la entregaron el pasado 11 de diciembre, es decir, ya puedo firmar.

No había hecho nada para apoyar a Marichuy porque, sinceramente hablando, llegué a pensar que ella se había olvidado de su lucha electoral porque está, en cantidad de firmas, muy lejos de la meta.

Pero este viernes, un artículo de Juan Villoro en Reforma me ha convencido de que Marichuy todavía puede llegar a la boleta electoral como candidata independiente.

¿Qué dijo Villoro?

1. Que pertenece a la asociación civil Llegó la Hora del Florecimiento de los Pueblos.

2. Que la asociación se fundó  para apoyar la candidatura independiente de Marichuy.

3. Que la asociación lo único que busca es “que los pueblos originarios puedan expresarse a través de su vocera”.

4. Que “firmar para que Marichuy participe no implica, necesariamente, votar por ella”. Uno de los lemas de la asociación es “Firma por Marichuy/ Vota por quien quieras”.

5. Que “en México, Emmanuel Macron jamás habría llegado a la Presidencia. Carecemos de las facilidades de participación ciudadana de Francia”.

6. Que Marichuy necesita  “867 mil firmas repartidas en al menos diecisiete estados”.

7. Qué el INE exige, para juntar las firmas, hacerlo en “una aplicación que debe ser descargada en un celular de gama media, lujo inaccesible para los pobres”.

8. Que el señor Villoro,  como auxiliar de Marichuy, ha batallado con los problemas y trucos de la aplicación: “Por ejemplo, un rubro dice ‘número de emisión’. La credencial de elector incluye la palabra ‘emisión’ y una fecha, ¡pero ese no es el ‘número’! Hay que buscar los dos dígitos que, tímidamente, están al lado”.

9. Que la asociación acaba “de lanzar la campaña ‘Los 2000 de Marichuy’ en busca de nuevos brigadistas”.

10. Que si cada uno de los 2000 brigadistas consigue 500 firmas, habremos hecho el milagro”.

11. Que “para registrarse hay que ir al sitio suvozesmivoz.mx”.

12. Que “en tres días ya se apuntaron 500 (y los héroes de las Termópilas sólo fueron 300)”.

13. Que “tenemos un mes y una semana para medir nuestra esperanza”.

Me voy a registrar como voluntario por Marichuy

Este viernes me voy a registrar en el sitio suvozesmivoz.mx con ganas de ayudar.

No sé si podré conseguir 500 firmas, pero lo voy a intentar. Veo cada día a demasiada gente a la que, me disculpo desde ahora, voy a molestar bastante para que entregue su firma a Marichuy.

Invito a las personas que me lean a que se registren como voluntarios y voluntarias. Vale la pena que en la contienda presidencial participe una candidata independiente que represente a los indígenas.

Si Marichuy no llega, mi voto será por Margarita

Sigo apenado porque, cuando la vi, no le entregué mi firma a Margarita Zavala, pero le daré mi voto si Marichuy, a pesar del esfuerzo de mucha gente, no logra el registro ante el INE, lo que significa que si María de Jesús Patricia aparece en la boleta, cuando esté en la casilla cruzaré su nombre.

¿Y si Margarita no crece? Mi voto quizá será inútil

Si la señora Zavala no mejora sus números en las encuestas porque lo disparejo de la competencia se lo impida —mientras los candidatos de los partidos tendrán miles de spots de TV, los y las independientes aparecerán una sola vez al día, y en los peores horarios, en la todavía influyente televisión—, si ello ocurre, mi voto será inútil: no lo cambiaré para intentar hacer ganar a nadie.

Mi voto será útil solo si Marichuy no llega a la boleta y Margarita renuncia

Solo cambiaría el sentido de mi voto si Margarita decidiera, a última hora, abandonar su candidatura para apoyar otra opción, que supongo sería la encabezada por José Antonio Meade.

En ese caso, votaré por AMLO

¿Por quién votaría si Marichuy no se registrara o si, en las negociaciones finales de las campañas, Margarita renunciara a sus aspiraciones? Por Andrés Manuel López Obrador.

Admiro, respeto y quiero muchísimo a Andrés Manuel, pero no es mi primera opción este año porque, carajo, Me desagradan algunos de sus compañeros de aventura y porque, seamos realistas, tiene ya suficientes votos y la Presidencia prácticamente asegurada.

Es decir, Andrés no necesita más votos. Pero… si alguien como Margarita, con todo lo que representa, con el carisma enorme que tiene, decidiera jugar al voto útil para ayudar a Meade, creo que se le complicarían las cosas al candidato de Morena: entonces sí, mi voto sería necesario y lo entregaría a AMLO.

¿Por qué no votaré por Ricardo Anaya?

Me cae muy bien y creo que, si gana, será un extraordinario presidente, pero no me gustan algunos personajes que lo apoyan, sobre todo los del PRD que frecuentemente se ponen a su lado en los eventos.

Si Anaya se las arregla para marginar a políticos como Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belaunzarán, entonces quizá evaluaría apoyar al joven Ricardo.

¿Por qué no votaré por Meade?

Porque si no termina de enviar a Anaya al tercer lugar, no tendrá los votos panistas que necesita para verdaderamente competir con López Obrador, así que un voto más, el mío, no le servirá de nada…

Y, bueno, si Meade logra que, en la debacle de Anaya —que no se ha dado, el panista ha empezado a crecer en las encuestas—, el voto útil de los panistas le favorezca, entonces tendrá sufragios de sobra para retar a Andrés Manuel.

Más fuerte será la candidatura de Meade si, además de la derrota de Anaya, consigue que Margarita termine apoyándolo…

Así que mi voto a Meade ni le hace falta ni lo necesita ni le aporta ni todo lo contrario.

El empate

En un escenario de empate, que no existe en la actualidad ni se ve muy probable, cada voto contará.

El mío, si la contienda se cerrara, lo entregaría a López Obrador…

Pero para pensar en tales escenarios primero alguien tiene que alcanzar al candidato de Morena, lo que implica la muerte electoral de al menos dos de los participantes:

(i) Anaya y Margarita para que Meade se beneficie del voto útil de la derecha panista.

(ii) Meade y Margarita, para que Anaya vaya por el voto útil priista y, algo quizá más difícil, tenga posibilidades de ser exitoso en la búsqueda de la reconciliación con la señora Zavala y sus seguidores.

Marichuy

En fin, lo importante no es mi voto, sino apoyar a Marichuy. Tiene razón Villoro, hay tiempo: con ganas y trabajo puede María de Jesús Patricio estar en la boleta.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web