La Carpeta:
1 de 10
 
Evidentemente, el equipo negociador mexicano para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte está apostando, con éxito, al tiempo. Al finalizar la cuarta ronda y previo a la que se realizará en México el mes próximo, el jefe de la misión estadunidense está perdiendo la tranquilidad: ése era el juego del gobierno de […]
FELIX CORTES CAMARILLO
octubre 19, 2017, 9:19 am

Evidentemente, el equipo negociador mexicano para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte está apostando, con éxito, al tiempo. Al finalizar la cuarta ronda y previo a la que se realizará en México el mes próximo, el jefe de la misión estadunidense está perdiendo la tranquilidad: ése era el juego del gobierno de Trump hasta la semana pasada, que los mexicanos se desesperaran, perdieran la cabeza y avengaran el asiento de este juego.

Cada vez queda más claro que este pasatiempo de paciencia y persistencia no quedará saldado antes del primer tercio del año 2018. Para la mitad de ese año ya habrá virtualmente otro gobierno en nuestro país. Los legisladores terminan su periodo en abril, si no se les ocurre hacer un extraordinario.

Para entonces, las elecciones presidenciales estarán acercándose peligrosamente y las tendencias reales —no las que adivinan las casas encuestadoras— nos estarán señalando un rumbo. Un rumbo que mañana viernes el Consejo Político del Partido Revolucionario Institucional habrá comenzando a formular. Con paciencia y salivita Enrique Peña Nieto ha volteado la tortilla que Ernesto Zedillo dejó en el comal. Si Zedillooptó por la sana distancia entre su gobierno y el partido que lo hizo Presidente, Peña Nieto prefiere la sana cercanía y la certeza casi omnímoda del dedazo.

Pero hay otra realidad que los negociadores del tratado deben tomar en cuenta: la pulverización del voto. Hay casi ochenta precandidatos registrados para ser Presidente de nuestro país por la vía dizque independiente. Al final del proceso levantafirmas, si nos va mal, quedarán cuatro; si nos va bien, uno o una. De todas formas, el resultado de las elecciones se dará a tercios, si no es que a quintos, con Morena, el PRI, la santa alianza PRD-PAN, además del sin partido.

Inevitablemente, el que gane las elecciones del 2018 será un ganador con minoría y va a tener que formar un gobierno de coalición con el resto de las fuerzas políticas.

Si no lo hace, la legitimidad de su mandato será todavía menor que la del actual Presidente.

PILÓN.-En cinco días de la semana pasada tres mujeres jóvenes fueron asesinadas en el estado de Sinaloa de manera brutal. Una de ellas a cuchilladas para robarle un receptor de televisión que luego apareció abandonado en la calle. Las otras dos fueron baleadas. En lo que va del año llevan 68 mujeres asesinadas en Sinaloa. Aquí no juega ningún papel el historial de violencia que el estado norteño tiene, no hay indicios de que las muchachas muertas hayan estado vinculadas de alguna manera a las organizaciones del crimen que gobiernan ese estado.

Para el caso, en el país, desde enero, la racha de feminicidios no baja, como no baja el índice de secuestros, según asegura la señora Wallace, quien de esto sabe un resto. La ingobernabilidad, impunidad y negligencia de las autoridades están haciendo una llamada de atención de altos tonos a los que gobiernan México y a los que pretenden gobernarnos.

 
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web