La Carpeta:
1 de 10
 
Los “retenes ficticios”, ataques con bolas de clavos, extorsiones, robos, desvíos de los cargamentos, son hechos que sufren los exportadores e importadores en México. Antes, la mercancía preferida eran los electrónicos, pero ahora hasta la carne de res y pollo desaparece de las carreteras.
Staff
enero 11, 2016, 9:39 am

Los “retenes ficticios”, ataques con bolas de clavos, extorsiones, robos, desvíos de los cargamentos, son hechos que sufren los exportadores e importadores en México. Antes, la mercancía preferida eran los electrónicos, pero ahora hasta la carne de res y pollo desaparece de las carreteras.

Empresas de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canainvest), y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), entre otras, han sufrido por dichos problemas.

“La inseguridad es preocupante, a pesar de la disminución y de que hay presencia de la Marina, el Ejército y policía estatal”, dijo el presidente de Index Guanajuato, Alfonso Valdés.

“Desafortunadamente los incidentes que hemos tenido en los últimos cinco años se siguen repitiendo y esa situación se vuelve crítica porque una de las principales rutas de exportación es por la Sierra de Tamaulipas, por ser la más cercana y libre de peaje, porque si se usan autopistas de cobro suben los costos de traslado 5%”, añadió.

A pesar de los esfuerzos hay “aumento en secuestro y desaparición de personas, asaltos a transportes de mercancías tanto por vía ferroviaria como la que transita en carreteras, hurto de materiales y equipos en instalaciones, la exigencia u hostigamiento de pago por derecho de piso a delincuentes y extorsionadores y cada día estos flagelos se acerca más, más y más a cada uno de los mexicanos y empresas”, dijo el presidente de Fomento Industrial de la Canacintra, Juan Manuel Chaparro.

La inseguridad avanza y da señales de riesgo porque puede diluirse el entusiasmo logrado con las reformas recién aprobadas; sin embargo, no todos los hechos se denuncian ante autoridades por la lentitud de procesos para establecer una denuncia, añadió.

“Últimamente se ha incrementado mucho el robo de mercancía. Muchos hablan que el triángulo de las Bermudas, está en el Bajío, en San Luis, Michoacán y Guanajuato, ahí hay más ilícitos, porque es la ruta de salida a Estados Unidos”, dijo el presidente de la Canaintex, Alfonso Juan Ayub.

Sin embargo, dijo que es difícil medir el monto del robo porque no todos los industriales quieren denunciar, pero lo que sí se sabe es que esas telas y prendas robadas se venden en tianguis; en el caso de los textiles, muchos se confeccionan en talleres informales.

Valdés Carmona expuso que en importación lo que más se roba son cárnicos, en tanto que de exportación los electrónicos son el blanco.

No obstante, hay zonas en donde la inseguridad ha disminuido desde hace dos años, comentó el expresidente del Index de Nuevo Laredo y ex vicepresidente nacional, Pedro Díaz.

En Aguascalientes, Jalisco, Nayarit, Colima, Juárez, Nuevo León no ha habido tanto problema, explicó Luis Aguirre Lang de Index Occidente, quien aseguró que también tiene que ver con el incremento del uso de herramientas tecnológicas como el GPS o rastreadores que se coloca en la carga o en los camiones. Hay también más inversión en custodia de la carga.

// El Universal