La Carpeta:
1 de 10
 
Como parte de un análisis a la inseguridad, los integrantes del Observatorio Ciudadano, organismos intermedios, tanto empresariales como civiles, alertaron este martes sobre un alza en el robo a vehículos y delitos de extorsión, cuales deben de ser atendidos en coordinación estado y municipios.
Staff
enero 27, 2016, 7:17 am

IP

Como parte de un análisis a la inseguridad, los integrantes del Observatorio Ciudadano, organismos intermedios, tanto empresariales como civiles, alertaron este martes sobre un alza en el robo a vehículos y delitos de extorsión, cuales deben de ser atendidos en coordinación estado y municipios.

Por lo que esta semana se dio a conocer que el Observatorio Ciudadano de Nuevo León evaluó que la tendencia al alza del robo de vehículos es “un foco de alerta a la inseguridad”, en tanto que no advierte una mejoría en el combate a las extorsiones que permanecen como “el delito silencioso”.

A estas acciones se dieron cita Sandrine Molinar, del Consejo Cívico; José Mario Garza Benavides, de Coparmex; Sergio Anguiano de Caintra, y de Canaco, Darío Treviño.

Por lo anterior, al exponer su postura sobre los resultados de seguridad en los gobiernos estatal y municipal de la zona metropolitana, en donde el organismo asienta que a pesar de las reiteradas ocasiones en que se ha señalado la problemática de las extorsiones, se ha identificado un repetido aumento.

Comparado el año 2015 con el 2014, diez de los once municipios conurbados presentaron un alza en las denuncias que van del 8 por ciento en Santa Catarina (25 a 27 casos) a tres veces su proporción en García, que pasó de 4 denuncias, a 18 en el 2015.

Sin embargo, al analizar el delito por tasas de cien mil habitantes, en 2015, el municipio de San Pedro ocupa el primer lugar con 23.6 denuncias, seguido de Santiago con 18.9 y Monterrey con 17 y Juárez con 10.5.

Al comparar a Nuevo León en el nivel nacional, el delito de la extorsión “va en escalada”, ya que en el 2014 nuestra entidad ocupaba el quinto lugar y para el año próximo pasado, “ya somos el segundo lugar” en el país, según la información que presenta el secretariado ejecutivo del sistema Nacional de Seguridad Pública.

Dicho ello en la encuesta nacional de victimización sobre Seguridad Pública, el delito de extorsión se encuentra entre los tres delitos más denunciados en Nuevo León.

“No podemos permitir que las cifras de este delito sigan en aumento y que continuemos entre los primeros lugares a nivel nacional”, señala el Observatorio Ciudadano al recordar que sigue en espera la propuesta de modificación al Código Penal que hizo la Cámara de Comercio, en donde solicita un desglose de información entre la extorsión telefónica y el cobro de piso, de esta manera será más fácil tener herramientas para atacar el origen de esta problemática.

Asimismo, el Observatorio apuntó que recientemente trascendió que las extorsiones telefónicas salías de los penales estatales y formula la pregunta de ¿Qué se está haciendo para evitarlo? En ese contexto, recuerda que el hoy gobernador firmó un compromiso para limpiar las cárceles y tomar medidas de control que ya se aplican en Tijuana y Ciudad Juárez con buenos resultados, basados en el reordenamiento de los reclusos.

“Esperamos la implementación de nuevas estrategias que permitan ver avances en el tema”, establece el organismo ciudadano.

SUBEN ROBOS

Además para el Observatorio Ciudadano informó que el robo a vehículo es uno de los delitos que entre 2014 y 2015 tuvo un repunte “que preocupa”. Detalla que Nuevo León viene de una tendencia a la baja en las denuncias en los últimos tres años, por lo que al pasar de dos mil 850 reportes el año antepasado a tres mil 225 el año anterior, representa “un retroceso al tener un incremento del 13.2 por ciento”.

De igual forma el alza se manifiesta al hacer el análisis según el padrón vehicular registrado por el Inegi en 2014, teniendo un aumento del 17.9 por ciento la tasa de denuncias por cada diez mil vehículos.

No obstante, a lo largo del 2015 se pudo observar que el mayor incremento se tiene en el último trimestre con un alza del 14.2 por ciento comparado con el periodo julio-septiembre. Según cifras, el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Nuevo León pasó de una tasa de 61.2 por ciento por cada cien mil habitantes en 2014, a 66 el 2015.

Dicho lo anterior, en el repunte que ahora reflejan las cifras preocupa, principalmente porque puede desencadenar un nuevo brote de inseguridad, advierte el Observatorio. “El reto es no permitir que el robo a vehículo supere los 300 casos mensuales y regresar a los niveles registrados hace unos años”.

‘UNIFICACIÓN DE CRITERIOS’

Tras reiterar que la variación en las cifras del delito respecto al año anterior se debe principalmente a la diferencia en los métodos de medición, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, adelantó que ya se trabaja en la unificación de criterios en torno a la incidencia delictiva.

En entrevista, el mandatario estatal refirió que durante una reunión con autoridades federales en Seguridad, se decidió modificar el formato que prácticamente dejaba en el limbo los reportes telefónicos y la información sobre el número de casos resueltos.

El hecho que los policías aun no estén preparados del todo respecto al nuevo Sistema de Justicia Penal, aseguró, es otro de los problemas.

“Decidimos e hicimos un cambio ya en el formato, que lo daremos a conocer a los presidentes municipales”.

“Decidimos convocar a los presidentes municipales el próximo martes precisamente para uniformizar los criterios en cuanto a la estadística del delito que está muy dispersa y muy desigual”, expuso.

La intención, dijo, es que los índices se vean de una manera uniforme, además de presentar el status de cada delito.

Pues si bien actualmente se comunican el número de casos, poco se sabe si estos fueron atendidos o resueltos, generando una percepción de inacción por parte de la autoridad.

No obstante, descartó compararse con la pasada administración y pugnó por solo tomar en cuenta el día a día desde el inicio de su gobierno.

“A mí no me interesa compararme con la anterior administración, nosotros solo veremos desde octubre a la fecha”.

“A nosotros nos sirve compararnos el día de hoy con el de ayer para ver si avanzamos o tenemos problemas”, expuso.

Sentido en el que reconoció una “falla” al momento de no tomar en cuenta los reportes telefónicos como denuncias, a lo cual se suma la cifra negra en secuestros y extorsiones, cuyas víctimas prefieren callar.

“Ahí es donde estamos mal, y reconozco que estamos mal”.

Otro error y en el que ya se trabaja para su pronta resolución es el desconocimiento que existe en torno al nuevo Sistema de Justicia Penal entre las partes involucradas.

Lo anterior toda vez que, aún y cuando se ha capacitados a los elementos policiacos en la materia, persisten las dudas y las fallas en los procesos.

Sostener reuniones de trabajo con el Tribunal Superior de Justicia en aras que los magistrados expliquen donde está el error, es parte del plan.

“Todos en un nuevo sistema estamos en problemas, no es fácil cambiar de un sistema a otro, el policía no está preparado todavía para poder cumplir con esas condiciones de capacitación, necesitamos un buen tiempo para ellos”.

“La otra semana nos vamos a reunir con el presidente del Tribunal Superior de Justicia para que nos digan qué es lo que no se está haciendo bien y capacitar a los elementos en ello”.

Cuestionado sobre la constante deserción de elementos de Fuerza Civil, Rodríguez Calderón refirió que el porcentaje está dentro de lo contemplado.

Para evitar que esto siga en incremento se trabaja en un programa para cumplir con las prestaciones de vivienda y demás beneficios que se les prometieron en su ingreso a la corporación.

// El Porvenir