La Carpeta:
1 de 10
 
El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, señaló que es inaceptable que el gobierno federal “cierre los ojos” ante la depreciación del peso frente al dólar, toda vez que provoca fuertes pérdidas cambiarias a las empresas y se traduce en menos inversión, generación de empleos y crecimiento económico.
Staff
enero 25, 2016, 9:13 am

ricardoanaya-int

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, señaló que es inaceptable que el gobierno federal “cierre los ojos” ante la depreciación del peso frente al dólar, toda vez que provoca fuertes pérdidas cambiarias a las empresas y se traduce en menos inversión, generación de empleos y crecimiento económico.

“No hay duda de que los altos precios del dólar afectan ya el crecimiento económico y la generación de empleos, y es ingenuo pensar que no se traducirán en un aumento generalizado de los precios”, agregó.

Anaya Cortés sostuvo que la economía mexicana no solamente no va bien, sino que ha tomado un rumbo “francamente preocupante”, pues en vez de apostarle a la inversión, que es la que genera empleos y activa la economía, “el gobierno priísta” repite la fórmula de endeudamiento e impuestos que implementó a lo largo de 70 años, con resultados desastrosos para los mexicanos.

El líder nacional apuntó que los altos niveles de endeudamiento en los que México se encuentra, el precio cada vez más bajo del petróleo y el desplome del peso frente al dólar, no garantizan la estabilidad del país ni el bienestar de las familias.

“Es urgente recortar el gasto corriente y retomar la inversión en obra pública, para que haya trabajo y el país sea productivo. Así lo hizo el PAN cuando fue gobierno y gracias a ello resistió la crisis”, señaló.

Anaya explicó que, según cifras de Hacienda y del Inegi, en la actual administración ha aumentado en 6.8% el gasto corriente que se destina a funciones del gobierno, como sueldos, viáticos, oficinas, vehículos oficiales o celulares; mientras que el gasto de inversión del sector público —el cual detona el desarrollo económico— se ha reducido 13.9%; mientras que el gasto de obra pública federal disminuyó 26.8% y la inversión en vivienda se redujo 5%.

Sobre la deuda, dijo que su nivel actual es preocupante, pues de acuerdo con la Secretaría de Hacienda, al cierre del tercer trimestre de 2015, ésta ascendía al 45% del PIB, 10 puntos más que hace tres años, cuando inició el actual gobierno.

“De continuar así, México llegará a niveles que pondrán en duda su solvencia. En otras palabras, el actual gobierno priísta gasta cada vez más en sus propias funciones, y no en incrementar la inversión pública en tiempos de incertidumbre económica, que es lo que puede detonar el desarrollo”, aseveró.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web