La Carpeta:
1 de 10
 
La audiencia televisiva que siguió la ceremonia 2018 de los Globos de Oro en Estados Unidos cayó a 19 millones de personas, desde 20 millones en 2017, informó este lunes la cadena NBC // Guillermo Del Toro, un ejemplo a seguir: Michel Franco // Se irá AHS al futuro para sembrar su terror.
Staff
enero 9, 2018, 9:44 am

La audiencia televisiva que siguió la ceremonia 2018 de los Globos de Oro en Estados Unidos cayó a 19 millones de personas, desde 20 millones en 2017, informó este lunes la cadena NBC.

El programa de tres horas del domingo fue el segundo más visto en 10 años, dijo NBC, pero revirtió la tendencia alcista que venía registrando la premiación.

La entrega del Globo de Oro se convirtió en un gigantesco anuncio espectacular y manifestación masiva en extenso río negro que condenó al acoso sexual, la discriminación y la desigualdad social.

Días antes de la ceremonia, 300 mujeres poderosas de Hollywood anunciaron la campaña Time's Up, una iniciativa para llamar la atención sobre el acoso sexual en la industria y más allá.

Prácticamente todos lo hicieron, creando lo que Meryl Streep llamó "una gruesa línea negra" que serpenteaba por la alfombra roja hasta el Beverly Hilton, donde ganador tras ganador agradecía el poder de las mujeres en lugar de la lista usual de agentes de poder.

"Creo que es hora de hablarle al elefante que no está en la habitación (...) Harvey Weinstein", dijo el conductor Seth Meyers en su monólogo de apertura.

"Volverá en 20 años cuando se convierta en la primera persona abucheada en memoria". La audiencia no estaba dispuesta a esperar tanto tiempo; ya había abucheos por todos lados.

Cuando Nicole Kidman ganó por su papel en "Big Little Lies", habló de la importancia de prestar atención al abuso físico de las mujeres, interpretado por su personaje en la serie de HBO.

"Mantengamos la conversación viva", dijo Kidman como si ella estuviera hablando desde el escenario en un mitin en lugar de una celebración del mundo del espectáculo.

Elisabeth Moss, ganadora del Globo de Oro agradeció a Margaret Atwood y "a todas las mujeres que vinieron antes y después de ti que tuvieron el valor de hablar contra la intolerancia y la injusticia y luchar por la igualdad y la libertad en este mundo".

Esta vez hubo poca o ninguna mención del presidente Donald Trump, lo que contrastaba con la indignación que este causó en la ceremonia de 2017. La preocupación por la diversidad también estuvo presente el domingo por la noche, pero fueron las mujeres quienes gobernaron. Una causa a la vez.

Después de que Oprah Winfrey aceptó el Premio Cecil B. DeMille y dio un discurso de valentía que hizo que la sala Beverly Hilton se pusiera de pie y lanzó una profusión de tweets que la reclutaron para presidente, el siguiente premio fue para mejor director.

En su discurso de aceptación, Oprah Winfrey inicio con "Quiero, esta noche, expresar mi gratitud a todas las mujeres que han soportado años de abuso y asalto porque, al igual que mi madre, tenían hijos que alimentar, facturas que pagar y sueños que perseguir".

"Durante demasiado tiempo las mujeres no han sido escuchadas o creídas si se atrevieron a decir su verdad al poder de esos hombres. Pero se les acabó el tiempo", continuó gritando en voz alta.

"¡Quiero que todas las chicas miren aquí y ahora para saber que un nuevo día está en el horizonte! Y cuando ese nuevo día finalmente amanezca será gracias a muchas mujeres magníficas, muchas de las cuales están aquí en esta sala esta noche”, apuntó.

Ashley Judd, el primer gran nombre en registrar con su experiencia en Weinstein, y Salma Hayek, quien el mes pasado escribió un artículo de opinión sobre su pesadilla con Weinstein, llegaron juntas.

"Nos sentimos un tanto envalentonados en este momento en particular para unirnos en una gruesa línea negra", dijo Streep.

Guillermo Del Toro, un ejemplo a seguir: Michel Franco

Para el cineasta mexicano Michel Franco, Guillermo del Toro es un ejemplo a seguir por su talento y su convicción para tomar riesgos, cualidades que si bien hasta hoy en día no lo han hecho merecedor del Oscar, sí de la consagración de películas como “El laberinto del fauno”.

Franco manifestó su admiración por Del Toro y opinó que el título a Mejor Director en los Globos de Oro, que obtuvo anoche por su película “La forma del agua”, es un reconocimiento totalmente merecido porque es una persona con talento especial.

Acusa Radiohead a Lana del Rey de plagiar "Creep"

El grupo británico de rock alternativo Radiohead ha demandado a la cantante estadunidense Lana del Rey por el supuesto plagio de la canción Creep, aseguró hoy la diva del pop a través de su cuenta de Twitter.

Del Rey niega que su canción Get free, incluida en su más reciente álbum Lust for free, se haya inspirado en la célebre composición de la banda de Thom Yorke, a pesar de lo cual les ha llegado a ofrecer un 40 % de sus réditos por derechos de autor.

"Lo de la demanda es cierto. A pesar de que mi canción no está inspirada en 'Creep', Radiohead cree que sí y quiere un cien por cien de los derechos", indica la cantante en su tuit.

"Les he llegado a ofrecer hasta un 40 % en los últimos meses, pero sólo aceptarán el cien por cien. Sus abogados han sido implacables, así que lo resolveremos en los tribunales", concluye la cantante.

Creep fue la canción que lanzó al estrellato a Radiohead. Se lanzó como sencillo en 1992 y fue incluida en su primer álbum, Pablo Honey, editado al año siguiente.

Lo curioso es que los propios Radiohead fueron acusados en su día de plagio por el parecido de Creep con The Air that I breathe, una canción de The Hollies compuesta en 1974 por Albert Hammond y Mike Hazlewood.

En ese caso se llegó a un acuerdo y la disputa se solucionó incluyendo a los autores en los créditos y dividiendo los ingresos por derechos de autor.

Los créditos que figuran en Get Free corresponden a Lana del Rey, Kieron Menzies y Rick Nowels.

Se irá AHS al futuro para sembrar su terror

La serie American Horror Story situará su octava temporada en el futuro según recoge Entertainment Weekly. Ryan Murphy, creador de la serie, reveló esta información este viernes en la conferencia de la de la TCA, Asociación de Críticos de Televisión norteamericana.

"Un futuro tópico, pero el futuro, algo que nunca he hecho y creo que a la gente le gustará", dijo Murphy.

El estadunidense aseguró que su idea le encantó a John Landgraf, jefe de FX.

"Se lo dije y se cayó de la silla con alegría", dijo sobre dicho encuentro y agregó "es diferente a lo que hemos hecho antes, pero siempre trato de hacer lo contrario de lo que he hice en esta serie".

Durante el evento Murphy afirmó que no había hablado nada con Landgraf acerca de si Evan Peters, ahora envuelto en la nueva serie Pose, regresaría en la octava temporada.

"Normalmente, con los actores, pienso en un papel y luego les pregunto si quieren hacerlo o no, así que ni siquiera he hablado con Evan sobre cuál podría ser ese papel", declaró.

El director también dijo que la novena temporada, un cruce entre Murder House (primera temporada) y Coven (tercera temporada), está más avanzada que la octava.

"Estamos trabajando en ello, pero no va a ser la próxima temporada", quiso enfatizar. "No será la próxima porque algunas personas no están disponibles", agregó.

Finalmente se mostró optimista con varias estrellas originales de la serie regresen por el crossover, entre las que se encontrarían Dylan McDermott y Connie Britton. Esta sería una de las causas por las que el proceso de creación de la temporada es lento.

"Son los horarios de 25 personas, pero tengo la esperanza de que todos vuelvan", sentenció.

American Horror Story es una serie televisiva de drama y horror creada y producida por Ryan Murphy (Glee) y Brad Falchuk (Nip/Tuck). Se ha descrito como una serie antológica, ya que cada temporada se realiza como una miniserie independiente, con un grupo de personajes diferentes, escenarios distintos y una trama que tiene su propio comienzo, desarrollo y final.

La primera temporada, cuyo nombre se cambió a American Horror Story: Murder House, tiene lugar en 2011 y cuenta la historia de una familia que se muda a una casa que ha sido maldecida por sus anteriores habitantes, durante la temporada suceden una serie de sucesos paranormales. La segunda, titulada American Horror Story: Asylum, tiene lugar en 1964 en Massachusetts y cuenta la historia de los residentes de un hospital psiquiátrico, en esta temporada se relatan historias de supuestos asesinos seriales y el lesbianismo en la época de los 60.

La tercera temporada, American Horror Story: Coven, tiene lugar en el siglo XIX y en el año 2013, y relata el enfrentamiento entre brujas y practicantes de vudú, con la aparición especial de Madame Delphine LaLaurie interpretada por Kathy Bates. La cuarta temporada, llamada American Horror Story: Freak Show, tiene lugar en Jupiter, Florida, en 1952, y se centra en los pocos miembros restantes de un circo de personas "freaks" (personas con alguna deformidad física) y las acciones que los mismos cometen con tal de mantener su negocio a flote. La quinta temporada, American Horror Story: Hotel, se sitúa en 2015 y cuenta la historia de un hotel envuelto en asesinatos y en los misterios y adicciones de quienes lo residen, esta temporada es muy similar a la primera, ya que el hotel también es víctima de una "maldición", en esta temporada se incluye la historia de un asesino serial que deambula por el hotel.

La sexta temporada, American Horror Story: Roanoke, cuenta la historia de un matrimonio que se muda a una casa colonial en Carolina del Norte, sin esperar los sucesos paranormales y peligros que les esperan. La séptima temporada, American Horror Story: Cult, se sitúa en el mes de noviembre del 2016 y sigue a un culto que intentará aterrorizar a un vecindario tras el día de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Sarah Paulson y Evan Peters son los únicos actores que han estado presentes en todas las temporadas. Con lo que continuamente se confirma su regreso.

// El Porvenir