La Carpeta:
1 de 10
 
En la primera semana del año la perspectiva de la cotización del dólar para 2016 cambió de manera importante, producto de la creciente aversión al riesgo que prevalece en los mercados, por lo que ahora se espera que el tipo de cambio muestre una tendencia al alza muy similar a lo observado en 2015, advierten especialistas financieros.
Staff
enero 11, 2016, 9:35 am

En la primera semana del año la perspectiva de la cotización del dólar para 2016 cambió de manera importante, producto de la creciente aversión al riesgo que prevalece en los mercados, por lo que ahora se espera que el tipo de cambio muestre una tendencia al alza muy similar a lo observado en 2015, advierten especialistas financieros.

Si supera la barrera de los 18 pesos por dólar al mayoreo se abre la posibilidad de que el tipo de cambio alcance cotizaciones cercanas a 20 pesos por dólar durante 2016, sobre todo si la situación en China se convierte en una crisis generalizada y el precio del WTI y el Brent cae por debajo de los 20 dólares por barril, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base.

Al cierre de la semana pasada, el tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico de 17.90 pesos al mayoreo y de 18.20 al menudeo, nivel que no obedece a fundamentales económicos internos, sino a corridas en posiciones de inversión que se refugian en dólares ante tantos eventos adversos que no se espera se resuelvan en el corto plazo.

Los precios internacionales del petróleo se desplomaron. La mezcla mexicana cerró la semana con una pérdida de 13.6%, con lo que llegó a 23.65 dólares por barril, el nivel más bajo cuando menos desde 2004 y que representa menos de la mitad de 50 dólares presupuestados para este año.

Los mercados financieros iniciaron el año con un repunte de la aversión al riesgo a nivel global, caracterizado por una baja generalizada de las bolsas, por una caída de los precios de las materias primas y por una depreciación de las monedas de mercados emergentes, lo que parecerá ser la dinámica que caracterizará el resto del año.

El proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos y la desaceleración económica de China serán los temas centrales que influirán sobre los mercados financieros, advierten analistas de grupo financiero Santander.

Todos los escenarios adversos posibles para 2016 se han materializado durante los primeros cinco días hábiles del año, comentó Siller. La desaceleración económica de China parece convertirse en una crisis que afecta al mercado de capitales y que puede tener más repercusiones sobre su sistema financiero en los próximos meses.

El Banco Mundial ajustó a la baja su expectativa de crecimiento económico global para 2016, pasando de 3.3% a 2.9%. En este escenario, los precios de los commodities continuaron cayendo, con los precios del petróleo bajando a mínimos desde 2004. La aversión al riesgo también derivó en importantes pérdidas para los mercados de capitales a nivel global y en caídas para la mayoría de las divisas frente al dólar.

Los mercados accionarios en Estados Unidos cerraron con pérdidas, culminando con fuertes retrocesos en la primera semana del año. En el caso del S&P 500, la caída semanal fue de 5.96%, marcando su peor retroceso desde septiembre de 2011.

En México, el IPyC terminó la sesión a la baja, lo que significó su décima caída consecutiva, algo que jamás se había visto (con registro hasta 1985).

En consecuencia, el índice registró una caída semanal (y acumulado 2016) de 6.31%, la mayor variación negativa desde 2011.

Esta semana los inversionistas están pendientes a los datos del Beige Book y las declaraciones del presidente de la Fed de Atlanta (con voto), así como al inicio de la temporada de reportes trimestrales en Estados Unidos. En México, este lunes se da a conocer el dato de producción industrial a noviembre y el jueves la inversión fija a octubre.

// El Universal