La Carpeta:
1 de 10
 
Los principales mercados bursátiles mantienen una tendencia negativa por la salida de capitales que buscan la comodidad de los denominados “vehículos de inversión seguros”, como los bonos a largo plazo del Tesoro de Estados Unidos, advirtió el reporte semanal de BlackRock.
Staff
enero 22, 2016, 7:19 am

Los principales mercados bursátiles mantienen una tendencia negativa por la salida de capitales que buscan la comodidad de los denominados “vehículos de inversión seguros”, como los bonos a largo plazo del Tesoro de Estados Unidos, advirtió el reporte semanal de BlackRock.

En cuanto al desempeño de las acciones, la empresa de gestión de inversiones estadounidense estima que la volatilidad se recrudecerá, lo que la conduce a favorecer temas como la calidad (es decir, las compañías con ganancias, menor inestabilidad y poca deuda), así como las estrategias diseñadas para minimizar el riesgo.

Además de la desaceleración de la economía china, otros dos factores impulsaron el declive. En primer lugar, continúa el descenso de las estimaciones de ganancias, comentó Russ Koesterich director administrativo y estratega principal de inversiones globales de la firma.

En Estados Unidos, se espera una caída de más de 5% en las ganancias del cuarto trimestre para las compañías S&P 500, en comparación con expectativas de un descenso de 0.6% al comienzo del trimestre. Esta sería la primera vez desde 2009 en que las ganancias se contraen durante tres trimestres consecutivos.

Aunque las compañías del sector de energía han sido un gran obstáculo para las ganancias, todos los sectores han tenido revisiones negativas desde el cierre del tercer trimestre.

Además, la venta masiva de acciones coincide con otros indicios de estrés en los mercados crediticios. Standard & Poor’s advirtió que el triple de las compañías se encuentra en riesgo de descender de calificación en vez de subir, la mayor proporción desde 2009.

Si bien gran parte del deterioro se concentra en las compañías de energía y minería, las cuales luchan contra la caída del precio de los productos básicos, el temor es que el daño se extienda más allá de las compañías de recursos naturales.

Con los activos de mayor riesgo bajo presión y la volatilidad en su nivel más alto desde septiembre del año pasado, los inversionistas siguen refugiándose en la seguridad de los bonos del gobierno. La rentabilidad de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años tocó 2%, su nivel más bajo desde mediados de octubre. Fue incluso más baja la rentabilidad de los bonos alemanes y japoneses a 10 años, de 0.54% y 0.20%, respectivamente.

Ahora que el crecimiento mundial se ha puesto en duda, la volatilidad va en aumento y el consumo es errático en Estados Unidos, han disminuido las probabilidades de que la Reserva Federal de EU aumente la tasa de interés en marzo, de 50% a fines de diciembre a 27% actual.

Para los inversionistas que desean mantener la exposición a la renta variable, BlackRock recomienda estrategias como la de mínima volatilidad, que está diseñada explícitamente para mitigar el impacto de los altibajos del mercado.

Este enfoque probablemente resultará más efectivo en un entorno donde la volatilidad se encuentre en aumento debido a las preocupaciones sobre el crecimiento mundial, en vez de otros factores, como las tasas en alza.

Además, los inversionistas deberían tender hacia las acciones con alta rentabilidad financiera, bajo apalancamiento y constancia en las ganancias, comúnmente denominadas como temáticas de calidad. En un mundo en el que la convicción se desploma, es probable que el mercado aplique una prima adicional a la constancia, concluye el informe de la administradora de inversiones.

NUMERALIA

5% DE LAS GANANCIAS del cuarto trimestre se prevé que disminuyan compañías S&P.

0.2% FUE EL RENDIMIENTO de los bonos del Tesoro japoneses a 10 años, más bajos que los de EU.

27% ES LA PROBABILIDAD de que la tasa de interés en Estados Unidos aumente en marzo.

// El Universal