La Carpeta:
1 de 10
 
Y luego se quejan de por qué Nuevo León está jodido: el luto no duró lo que dura un suspiro y los 52 muertos del Casino Royale ya valieron madre para las autoridades, para los medios de comunicación, para los partidos políticos, para los empresarios y capitanes de empresas y para los organismos intermedios.
Jose Jaime Ruiz
agosto 26, 2015, 6:37 am

jjr-tubos

Recordar no es vivir: recordar es volver a morir. La violencia en Nuevo León también fue multitud. La masacre de 44 reos en el Cereso de Apodaca, los 21 fallecidos en el Sabino Gordo, los 49 cuerpos mutilados en Cadereyta, las 52 víctimas del Casino Royale. Cosas del destino, chasquear la lengua y olvidar, no hay impronta que valga.

(El Casino Royale es una herida ciudadana, una afrenta también. Quienes le apostaron a la negligencia, a la connivencia, a la corrupción y a la impunidad… ya perdieron en el Casino Royale.

En Nuevo León lo inverosímil se volvió realidad. Lo inimaginable, cotidianeidad. Los sueños, pesadillas. Asistimos a las culpas ajenas y no a las vigas propias: quien esté libre de piedras, sería la pontifical mueca, que tire el primer pecado.

Los días extraños son los días donde los paradigmas han sido públicamente abolidos pero, en el fondo, secretamente habitados. Días extraños, días oscuros. Días de fuego.

Las componendas, la negligencia, la connivencia, la corrupción, la infiltración, la parálisis, la nula depuración, la falta de autocrítica, la incompetencia, la impunidad, estructuran y aceleran la inseguridad.

Un lengüetazo sigue ardiendo.

Grito ígneo.)

Y escribimos: “Y luego se quejan de por qué Nuevo León está jodido: el luto no duró lo que dura un suspiro y los 52 muertos del Casino Royale ya valieron madre para las autoridades, para los medios de comunicación, para los partidos políticos, para los empresarios y capitanes de empresas y para los organismos intermedios”.

Y concluimos: “¿Cuándo le tendieron los empresarios de Nuevo León una mano amiga a las víctimas del Casino Royale? ¿Cuándo las autoridades han dado con los responsables intelectuales del crimen? ¿Cuándo nuestro periodismo se volvió instrumento de los intereses de los casineros y de los intereses políticos?

“Y luego se quejan de por qué Nuevo León está jodido: el luto no duró lo que dura un suspiro y los 52 muertos del Casino Royale ya valieron madre…”.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web