La Carpeta:
1 de 10
 
La mayoría de los mercados del mundo tuvieron un “lunes negro”, tras conocer nuevos indicadores que apuntan a una desaceleración más grave de la economía china y que inspiran más temores sobre el crecimiento global.
Staff
enero 5, 2016, 9:04 am

MERCADOS ASIÁTICOS

La mayoría de los mercados del mundo tuvieron un “lunes negro”, tras conocer nuevos indicadores que apuntan a una desaceleración más grave de la economía china y que inspiran más temores sobre el crecimiento global.

Markit informó la noche del domingo que la actividad manufacturera de China, medida con su Índice de Gerentes de Compra (PMI, por sus siglas en inglés), cayó a 48.2 puntos en diciembre pasado, su registro más bajo en tres meses, y además contrastó con los 49 puntos que esperaban analistas.

Es el décimo mes seguido que las manufacturas chinas fluctúan debajo del umbral de 50 puntos, que separa a la contracción del crecimiento.

Los resultados prendieron las alarmas de una desaceleración más violenta en la segunda economía del mundo y desencadenaron una venta masiva de activos financieros.

El dólar repuntó siete centavos y acabó en 17.60 pesos en ventanillas de Banamex, aunque en el día llegó a dispararse 15 centavos para igualar el cierre máximo histórico de 17.68 unidades, alcanzado el 11 de diciembre.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, afirmó este lunes que si la Reserva Federal de EU decide subir gradualmente sus tasas, en México ocurrirá lo mismo, pues advirtió que de no alinearse se puede generar “una depreciación adicional que fuera desordenada en la cotización del peso”.

Ayer, las bolsas de China tuvieron que suspender operaciones, dada la activación de la nueva regla que limita variaciones superiores a 7%, toda vez que su índice blue chips CSI 300 se hundió 7.02% a 3 mil 470 puntos.

El índice compuesto Shanghai reportó un desplome de 6.86%, el más severo desde el 25 de agosto. El índice Shenzen se hundió 8.23%, su peor descenso desde el 27 de febrero de 2007, y acabó en 2 mil 217 puntos.

La bolsa de Nueva York sufrió pérdidas generalizadas desde el arranque. El Nasdaq registró un desplome de 2.08%, el más severo desde el 11 de diciembre, para finalizar en 4 mil 903 unidades. El Dow Jones se hundió 1.58% a 17 mil 149 puntos y significó su peor arranque de año desde 2008.

El principal índice de la bolsa mexicana terminó en 42 mil 114 puntos, tras caer ayer 2.01%. Este es el tercer año seguido en que comienza con el pie izquierdo. Incluso en su debut, La Cómer perdió 7.65%, para cerrar en 14.74 pesos por título.

Los centros bursátiles europeos sufrieron las peores pérdidas. El DAX alemán se desmoronó 4.28%, su caída más pronunciada desde el 24 de agosto, y acabó en 10 mil 283 puntos. El FTSE italiano se hundió 3.20% a 20 mil 734 unidades.

Los precios internacionales del petróleo cerraron con pérdidas. El barril de crudo estadounidense bajó 0.76% a 36.76 dólares, mientras el mexicano cayó 1.21%, a 27.04 unidades.

Los únicos con ganancias fueron el oro, la plata, y el mercado de renta fija. El metal amarillo repuntó 1.33% para acabar vendiéndose al contado en mil 74.3 dólares la onza.

Los bonos del tesoro de Estados Unidos ganaron en los plazos de dos años en adelante.

// El Universal