La Carpeta:
1 de 10
 
La titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, señaló, ante diputados y senadores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que el debate y la discusión sobre combate a la pobreza, “tiene que estar ajeno a los tintes políticos y partidarios”.
Staff
agosto 26, 2015, 6:33 am

rosario2

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, señaló, ante diputados y senadores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que el debate y la discusión sobre combate a la pobreza, “tiene que estar ajeno a los tintes políticos y partidarios”.

Destacó que la disminución de la intensidad de la pobreza no es resultado del esfuerzo de una sola administración, sino del trabajo de décadas. “Eso es algo muy importante, porque negar estos avances, es negarnos a nosotros mismos como país”.

Al comparecer, en el marco de la 12 Reunión Ordinaria de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente, en donde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) le pidió a la funcionaria que renuncie ante “los negativos resultados de la política social” en la presente administración, Rosario Robles subrayó: “Estoy absolutamente convencida que el debate sobre el combate a la pobreza tiene que estar ajeno a los tintes políticos y partidarios.

“Se trata de poner en marcha una visión de Estado. Estamos hablando de la vida de 55 millones de mexicanos que viven en condición de pobreza extrema y que lo que merecen es poder ejercer plenamente los derechos económicos y sociales que consagra nuestra Constitución y eso requiere la voluntad de todos, la suma de esfuerzos”.

Insistió ante legisladores, como el perredista Armando Ríos Piter, quien llevó la comparecencia, y la panista Mariana Gómez del Campo, que la disminución de la pobreza “no es resultado de un partido político o de otro.

“Es resultado de muchos años de esfuerzo disminuir las carencias y para mejorar el acceso de los mexicanos y las mexicanas a la salud, a la educación, a la vivienda, a la alimentación y a otros derechos sociales”.

Robles Berlanga expuso que “la política social es transversal y corresponde a muchas dependencias del gobierno de la República y a los gobiernos estatales, el avanzar en resultados importantes”.

Resaltó que no se puede olvidar, que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, asumió que la política social iba de la mano de la política económica. “No podemos disociar estos dos aspectos que son fundamentales y la gran apuesta del presidente Peña, a sabiendas de que no era un resultado en el corto plazo; sino de que se estaba cimentando y construyendo una visión de futuro, fueron precisamente las reformas estructurales”.

Indicó que la medición del Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), es “una medición de todos. De las políticas presupuestarias que se deciden en la Cámara de Diputados. De las políticas económicas y sociales que pone en marcha el gobierno federal; de los instrumentos que ponen también los gobiernos estatales y municipales”.

La funcionaria señaló como un gran reto resolver la pobreza en las zonas urbanas y llamó a seguir trabajando en lo que llamó “la pobreza invisible”, la que más fractura el tejido social, la que más polariza y genera más encono, resentimiento e indignación.

“Tenemos que seguir trabajando en la pobreza urbana, pero no hemos logrado tener el modelo que nos permita ser asertivos para combatir esa situación. “El 55% de la pobreza extrema está en las ciudades, la tenemos en el Distrito Federal, en Guadalajara, en Monterrey, la tenemos en las grandes metrópolis y supone un reto extraordinario, porque es ahí donde tenemos que actuar de manera emergente, porque esta pobreza es la que más fractura el tejido social, la que más polariza, la que genera mayor desigualdad, encono, resentimiento e indignación”.

En la comparecencia, el senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Sánchez Jiménez, le dijo: “Esta comparecencia tal vez sea útil para que usted, señora secretaria, ahora sí se preocupara en reflexionar y valorar la posibilidad de rectificar y reconocer ante todos los mexicanos los resultados negativos del gobierno del presidente Peña Nieto.

“Por tanto a nombre de los grupos parlamentarios del PRD en la Cámara de Diputados y en el Senado, pero seguramente que es el mismo sentimiento de millones de mexicanas y mexicanos, le exijo señora secretaria, que renuncie a su cargo como secretaria de Desarrollo Social”.

El diputado priísta Alejandro Montano Guzmán, respondió que “no se vale venir a hablar con rencor y venir a decir con fragilidad, palabras que no son ciertas. No se vale venir a aprovechar el espacio para pedir en forma fácil, renuncias. Creo que mejor asumamos un compromiso y nos sumemos porque todos hagamos un papel digno y un papel de coordinación, en lugar de estar viendo como alguien se equivoca o alguien no supera una etapa para ir ahí a buscar una fuente para poder traer algo de beneficio”.

Lilia Aguilar Gil, diputada del Partido del Trabajo, cuestionó lo dicho por Rosario Robles en el sentido de que la estrategia contra la pobreza ha dejado de ser asistencialista y se ha focalizado más en crear capacidades. “¿No es esta política social de transferencias asistencialista? El ir a regalar la despensa y comida y no crear capacidades, sin crear dependencia sobre el gobierno”.

La diputada del PRD Gloria Bautista mencionó que la gente en México percibe que “no hay avances en la política social. Pareciera que los canales gubernamentales están rotos. La concurrencia que debiera existir entre los distintos órdenes de gobierno para coordinar acciones que alivien la pobreza está en el olvido”, consideró.

Pobreza tiene avances, pero ingreso sigue igual: Coneval

En lo que va de la actual administración —y en general en las dos últimas décadas— hay avances y retos en la atención a la pobreza: el Estado ha crecido en coberturas básicas, pero por otro lado, el ingreso de las familias no ha cambiado en los últimos 30 años, expuso el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona.

Al comparecer en reunión ordinaria de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dijo que para abatir la pobreza se requiere de mayor actividad económica que pueda ser reforzada con las reformas estructurales.

Coincidió con la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, quien dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que atender la pobreza debe ser un esfuerzo interinstitucional.

“Reducir la pobreza, por un tema multidimensional y de muchos años, es tema de varios actores y, de hecho, de varias secretarías (...) El análisis sugiere que focalizar apoyos coordinados de varias dependencias y órdenes de gobierno hacia hogares precisos en situación de pobreza extrema de alimentación tiene resultados positivos, cuando la focalización como la coordinación es adecuada”, enfatizó Hernández Licona.

Insistió en que la propia Cruzada Nacional contra el Hambre es parte de esas estrategias focalizadas, dirigidas a un subconjunto de la población en pobreza extrema. “Y cuando la estrategia focalizada adecuadamente se coordina muy bien entre las instancias federales y los gobiernos locales, puede haber importantes resultados positivos y reducción de carencias”.

Ante legisladores que integran comisiones como Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación, reconoció los resultados que se han tenido en la Cruzada Nacional contra el Hambre y las reducciones que se han dado por parte de la actual administración en carencias sociales, como en seguridad social, salud y servicios básicos.

“La política social ha concentrado sus esfuerzos en la reducción de carencias sociales en la población en pobreza extrema, desde 1996. Las acciones de la Cruzada han focalizado apoyos a hogares al interior de la pobreza extrema y han logrado reducir las carencias sociales de esa población. Sin embargo, se deben encontrar estrategias para lograr la reducción de la pobreza más amplia que involucra a 55 millones de personas.

“Sin duda, esas estrategias tienen que ver con esquemas que mejoren la actividad económica del país en su conjunto: reformas estructurales, estrategias que mejoren los salarios reales, la productividad, la inversión, la estabilidad de los precios para generar un incremento sostenido del poder adquisitivo”, planteó.

Hernández Licona destacó que “el Estado mexicano ha hecho esfuerzos de política pública importantes para reducir especialmente la pobreza extrema del país, a partir de estrategias focalizadas que han reducido carencias y han aumentado el ingreso por la vía de transferencias”.

Consideró que para reducir la pobreza tienen que ir de la mano las políticas social y económica. Al insistir en el avance que se ha tenido en coberturas en los dos primeros años de la presente administración, señaló que es muy difícil pensar en reducir la pobreza sistemáticamente a largo plazo, cuando se tienen pocos avances del ingreso en los últimos 25 o 30 años.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web