La Carpeta:
1 de 10
 
Si el gobernador con licencia, Jaime Rodríguez Calderón, no estaba de acuerdo en que durante su gobierno se había perdido el camino ganado en materia de seguridad, tal y como denunció el pasado lunes el periódico estadounidense New York Times, esta semana las propias estadísticas de la Procuraduría de Justicia, terminaron por dejarlo en evidencia.
Staff
enero 12, 2018, 6:34 am

En su edición de hoy el periódico El Horizonte destaca:

Si el gobernador con licencia, Jaime Rodríguez Calderón, no estaba de acuerdo en que durante su gobierno se había perdido el camino ganado en materia de seguridad, tal y como denunció el pasado lunes el periódico estadounidense New York Times, esta semana las propias estadísticas de la Procuraduría de Justicia, terminaron por dejarlo en evidencia.

Y es que aunque en materia de delitos comunes, principalmente relacionados con el robo, las estadísticas mostraron una mejoría marginal respecto a los totales de 2016, esto no sucedió con delitos de alto impacto como los asesinatos y secuestros, los cuales mostraron sus peores cifras desde 2013 y 2014, respectivamente cuando Nuevo León aún vivía sus peores años en materia de inseguridad.

En el caso específico de los secuestros, según datos de la Procuraduría de Justicia del Estado, recibió 35 denuncias por este delito, un 29.6% más que las registradas durante todo 2016.

Sin embargo, lo más preocupante es que durante el último año de la administración anterior, en 2015, este delito había logrado su cifra más baja desde 2011, cuando Nuevo León sufrió en mucho mayor medida los estragos de la delincuencia organizada.

Se desatan asesinatos

Esto mismo ocurre con los asesinatos, que aunque en 2011 alcanzaron su pico más alto, con más de 2,000 homicidios, en los años 2014 y 2015, lograron una reducción importante a cifras similares a antes de la ola de violencia que aquejó a la entidad.

No obstante, el camino ganado se ha comenzado a perder poco a poco en los dos años que lleva la actual administración de Jaime Rodríguez, lo que habla de un descuido en materia de seguridad importante y que se ha reflejado tanto en el descuido de la situación en las calles del área metropolitana como en los centros penitenciarios, que en 2016 registraron la cifra más alta de muertes, con 56 hechos, mientras que la tendencia continuó en 2017, cuando hubo 27 fallecimientos de presidiarios.

Confirma críticas

Cabe destacar que esta semana el periódico estadounidense New York Times publicó que durante los dos años de gobierno de Jaime Rodríguez Calderón en Nuevo León se había perdido el camino ganado en materia de combate al crimen organizado y la inseguridad, mismo que se había enderezado durante los dos últimos años de la anterior administración con medidas como la implementación del esquema policiaco de Fuerza Civil.

En días posteriores, líderes sociales y expertos coincidieron en que el hecho de que el alza criminal haya sido documentado por un medio extranjero habla del nivel de preocupación que ha despertado el descontrol en seguridad, dada la importancia estratégica de Nuevo León a nivel nacional.

// Medios

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web