La Carpeta:
1 de 10
 
La muerte en directo de dos periodistas mientras realizaban su trabajo en el estado de Virginia conmocionó este miércoles a la opinión pública de Estados Unidos y desató de nueva cuenta el debate a favor y en contra del control de armas.
Staff
agosto 27, 2015, 8:30 am

Alison-Adam

La muerte en directo de dos periodistas mientras realizaban su trabajo en el estado de Virginia conmocionó este miércoles a la opinión pública de Estados Unidos y desató de nueva cuenta el debate a favor y en contra del control de armas.

El asesinato a sangre fría de los periodistas Alison Parker y Adam Ward, mientras realizaban una entrevista en la localidad de Moneta, alrededor de las 6:45 horas, fue perpetrado por Vester Lee Flanagan, un periodista de 41 años que se presentaba en la emisora como Bryce Williams y quien decidió vengarse y asesinar a dos viejos colegas por el despido de la cadena de noticias WDBJ7, una filial de la cadena CBS en Virginia.

El hecho se produjo en un centro comercial, cuando Parker, de 24 años, entrevistaba a una empleada de la Cámara de Comercio para una historia sobre el turismo local. La entrevistada, Vicki Gardner, resultó herida por un disparo en la espalda y fue internada en el hospital. El atacante filmó el asesinato de las dos víctimas y posteriormente difundió imágenes en Twitter y Facebook. “Yo filmé los disparos, mira Facebook”, se leía en su perfil. Las imágenes fueron rápidamente eliminadas de las redes sociales.

Despedido desde febrero de 2013 de la cadena, Flanagan había demandado en el 2000 a otra televisora para la que trabajó, WTWC-TV. El sujeto, afroestadounidense, acusó a un productor de llamarlo “mono” y también dijo que cuando lo reportó, fue blanco de represalias.

Según registros, Flanagan demandó también a Jeffrey Marks, director de WDBJ7, en marzo de 2014, alegando que la estación le debía dinero, pero perdió la demanda. Y también habría tuiteado que “Alison hizo comentarios racistas”. La televisora ABC dijo haber recibido un fax en el que Flanagan se describía como “un polvorín humano”, denunció que sufría discriminación racial, acoso sexual y era víctima de matonaje en el trabajo por ser un homosexual negro.

Según tuits publicados en la cuenta de Twitter de Bryce Williams, éste había presentado una queja contra Parker ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo y Ward había denunciado a Williams a la oficina de recursos humanos.

Jeffrey Marks, presidente y gerente general de WDBJ7, dijo que Flanagan era una persona “con quien era difícil trabajar”. “A la larga, después de muchos incidentes en que se manifestó su furia, lo despedimos. No lo tomó bien”, afirmó.

Los asesinatos desataron una intensa cacería a cargo de la policía estatal y el FBI que terminó cuando el sospechoso se disparó con la misma pistola que usó para matar a Parker y a Ward. Fue trasladado a un hospital cercano donde, poco después, murió.

“Nuestra hija ha muerto a manos de un loco armado con una pistola. Estamos devastados”, aseguraron los padres de Alison Parker, al transmitir su dolor y al reabrir el inacabado debate sobre el control de armas en EU.

“Este es otro ejemplo de la violencia de las armas que se está convirtiendo en excesivamente corriente”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, sobre el asesinato de los periodistas, e insistió en la necesidad de que el Congreso reabra el debate sobre el control de armas que ha sido boicoteado una y otra vez por la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La aspirante demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, tuiteó que “no podemos esperar más” para abordar el problema de la violencia relacionada con la falta de regulación en el mercado de las armas.

Esta postura le ha valido el ataque virulento de la NRA, que en abril advirtió que sus más de 4 millones de afiliados trabajarían para impedir que ella llegue a la Casa Blanca.

12 cadenas perpetuas. Un juez condenó este miércoles a 12 cadenas perpetuas (3 mil 318 años de cárcel) a James Holmes, culpable de matar a 12 personas en un cine de Aurora (Colorado) en 2012 y para el que a principios de agosto un jurado pidió la cadena perpetua, que formalizó el magistrado. Los abogados dijeron no tener planes de apelar.

¿Quiénes eran los tres fallecidos?

ALISON PARKER

De 24 años, asistió a la Universidad James Madison. También fue becaria en WDBJ7. Practicaba el kayak Estaba comprometida con Chris Hurst, conductor de noticias de la misma cadena, y planeaban casarse, reveló él en Twitter.

ADAM WARD

De 27 años, era graduado de Virginia Tech. Había denunciado a Flanagan en la oficina de recursos humanos, no se sabe por qué. Estaba comprometido con una productora de la estación, Melissa Ott. Llevaba varios años en la estación.

VESTER LEE FLANAGAN

De 41 años, residente en Roanoke, se presentaba en WDBJ7 como Bryce Williams.

Fue despedido hace dos años y dijo haber sido víctima de discriminación por ser un homosexual negro, según un fax que habría enviado a ABC.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web