La Carpeta:
1 de 10
 
El sector patronal del país advirtió que sería regresivo considerar que es violatorio de la Constitución limitar a 12 meses el pago de salarios caídos en juicios laborales, por lo que a través de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que estará al pendiente de las resoluciones de la Suprema Corte de […]
Staff
enero 20, 2016, 6:37 am

El sector patronal del país advirtió que sería regresivo considerar que es violatorio de la Constitución limitar a 12 meses el pago de salarios caídos en juicios laborales, por lo que a través de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que estará al pendiente de las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El presidente del organismo, Gustavo de Hoyos Walther, advirtió que, ante el “complicado entorno económico internacional”, se deberá cuidar que la competitividad laboral sea uno de los factores que distinga a México entre las emergentes, como a la fecha.

La competitividad laboral es uno de los más importantes ingredientes para contar con un clima de negocios óptimo que permita al país mayor generación de riqueza. Además, se requiere tomar otras decisiones que fortalezcan el mercado interno y permitan enfrentar la inestabilidad mundial.

Dijo que no imponer límite al pago de salarios caídos pondría en riesgo la viabilidad de las empresas formales, sobre todo las pequeñas y medianas.

A esa situación se le agrega otro problema que es la posibilidad de que se ratifique el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que se fija el derecho a afiliarse a un sindicato o a tener varios en una empresa y negociar colectivamente.

Ese convenio “es de alto riesgo” por los efectos nocivos que tendría en la estabilidad laboral del país, aseveró.

Así, hizo un llamado a los legisladores para que actúen con responsabilidad y valoren las consecuencias de avalar el convenio, porque “no es casualidad que nuestros principales socios comerciales se hayan abstenido de aprobar dicho Convenio y estén salvaguardando de esta forma la tranquilidad laboral en sus economías”, dijo.

Añadió que optimizar la competitividad laboral implica mejorar el marco fiscal vinculado a prestaciones laborales, a efecto de que las empresas nuevamente puedan deducirlas íntegramente y otorgar beneficios crecientes a sus colaboradores, ya que a la fecha solamente se puede deducir 53%.

En su mensaje Semanal Señal Coparmex, el líder patronal dijo que es necesario que los congresos estatales agilicen la modificación de los marcos legislativos locales, de tal manera que estén en concordancia con la desindexación de los salarios mínimos que se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

// El Universal