La Carpeta:
1 de 10
 
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) creó un mecanismo para la atención y prevención del hostigamiento sexual, así como un manual para reforzar la igualdad entre ambos géneros, además de otro de lenguaje no sexista, que permita adoptar medidas para erradicar los usos excluyentes del idioma, reglas que tienen impacto en el ámbito laboral y personal de los militares, informó la dependencia.
Staff
enero 6, 2016, 9:03 am

ejercito

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) creó un mecanismo para la atención y prevención del hostigamiento sexual, así como un manual para reforzar la igualdad entre ambos géneros, además de otro de lenguaje no sexista, que permita adoptar medidas para erradicar los usos excluyentes del idioma, reglas que tienen impacto en el ámbito laboral y personal de los militares, informó la dependencia.

Por primera vez, las Fuerzas Armadas cuentan con un código de conducta, en el que se aborda el tema del hostigamiento y acoso sexual señalando que “todos los integrantes de esta Secretaría, por ningún motivo cometerán este tipo de acciones, ya que constituyen una forma de violencia y discriminación de género, que obstaculiza el acceso y permanencia en un trabajo digno y de calidad”.

El alcance de estas reglas, que rigen a todos los militares en el país, es lograr “eliminar las conductas discriminatorias y de violencia, para que los principios de democracia, equidad, tolerancia y respeto sean cabalmente aplicados en pro de las personas”.

Este código de conducta define tanto el hostigamiento como el acoso sexual, con el propósito de que los miembros de las Fuerzas Armadas tengan claridad sobre el tema, se logre un ambiente libre de estas prácticas y en su caso se denuncien algún acto de esta naturaleza.

El documento destaca que los miembros de las Fuerzas Armadas deben “conocer que el hostigamiento sexual es una conducta contraria, que se caracteriza por el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente a la o el agresor en los ámbitos laboral y/o escolar. Se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad”.

Refiere que los elementos deben conocer “que el acoso sexual es una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima. Independientemente de que se realice en uno o varios eventos”.

El objetivo de este código, detalló la dependencia, es prevenir y atender conductas antisociales, como el hostigamiento y acoso sexual, en la Sedena y en los distintos ambientes en que se desenvuelve el personal militar, incluyendo el ámbito personal.

Destacó que las reglas consideran que “la eliminación de las prácticas de hostigamiento y acoso sexual ayudarán no sólo al personal afectado, sino también contribuirá al correcto funcionamiento interno de la institución”.

La Sedena elaboró de forma adicional un Procedimiento Sistemático de Operar (P.S.O), para recibir quejas de prevención y atención del hostigamiento y acoso sexual el cual es resultado de leyes, normas y políticas de observancia obligatoria en la administración pública federal.

Agregó que actualmente hay un Comité de Prevención y Atención del Hostigamiento y Acoso Sexual que imparte conferencias a generales, jefes, oficial y personal de tropa, tanto hombres como mujeres, con el propósito de desarrollar conciencia sobre la problemática del hostigamiento y acoso sexual, así como reducir el número de quejas, aunque no se reveló una cifra sobre el número de casos que se denuncian cada año.

En caso de que se registré un acto de hostigamiento o acoso dentro del Ejército o la Fuerza Aérea, la Sedena ofrece ocho opciones al personal para denunciar, entre ellos el acudir directamente a los agentes del Ministerio Público Militar, por correspondencia dirigida al secretario de la Defensa Nacional o a la dirección de los Derechos Humanos; también vía internet en la página “observatoriosedena.gob.mx”.

Otra de las opciones de denuncia, destacó, es mediante correo electrónico a la dirección: “dir_derechos@mailsedena.gob.mx”, además pueden usar el buzón de quejas, vía telefónica en el área metropolitana al (55) 52 94 99 08, o bien de manera gratuita desde el interior del país al 01 800 52 94 99 08.

El personal militar puede presentar las quejas por acoso o bien hostigamiento por los conductos regulares basados en su legislación y reglamento interno, así como pueden hacerlo por el conducto de las revistas de inspección general o bien auditorías, pero ante cualquier temor de represalias se ofrecen las otras opciones, en especial para quienes están en lugares alejados o en el interior del país.

// El Universal

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web