La Carpeta:
1 de 10
 
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó un crecimiento económico de 2.9% para México en este año, aunque advirtió que diversos factores pueden evitar que alcance esa expansión.
Staff
enero 26, 2016, 8:07 am

crecepib-int

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó un crecimiento económico de 2.9% para México en este año, aunque advirtió que diversos factores pueden evitar que alcance esa expansión.

Al presentar el documento “Informe sobre la Situación y Perspectivas de la Economía Mundial 2016”, el organismo reconoció que una desaceleración del PIB estadounidense, el aumento de los efectos negativos por la volatilidad en los mercados financieros mundiales y una mayor desaceleración en China son los principales riesgos para México.

La ONU estima que América Latina va a crecer 0.7% en este año, pero también esa tasa está sujeta al entorno global.

El documento detalló que además de los riesgos que existen, el margen de política monetaria es muy limitado, por lo que la política fiscal va a jugar un rol más importante para el impulso de crecimiento económico.

“La proyección de crecimiento para la economía mundial es de 2.9% en 2016 y de 3.2% en 2017, por las políticas fiscales restrictivas y el reacomodo de la política monetaria”, se explicó en el documento.

El aumento de tasas de interés en Estados Unidos va a reducir la incertidumbre sobre la política monetaria de ese país, aunque la medida va a hacer más costosos los créditos en el mundo, abundó el reporte.

A pesar de ello, se espera una mejora en el escenario económico internacional porque mientras en 2015 el PIB mundial creció 2.4%, para 2016 se va a expandir a una tasa de 2.9%; sin embargo, se espera que se mantenga la volatilidad y que siga la tendencia descendente de los precios de las materias primas.

Para América Latina se advierte que los precios de las materias primas afecten negativamente a la región, con la posibilidad de que sigan a la baja; hay volatilidad, apreciación del dólar e impactos negativos por la desaceleración de China, país que registró un aumento del PIB de 6.8% aproximadamente y que para 2016 puede alcanzar una tasa de 6.4%, de acuerdo con el organismo internacional.

Para la ONU, América Latina puede crecer 0.7% durante este año. Sin embargo, al interior de cada país la situación es muy heterogénea. Para el PIB brasileño estima una tasa negativa de 0.8%.

Si la situación del país sudamericano llega a ser más complicada y su economía se contrae a una tasa de 3.3%, el organismo calculó que eso puede llevar a que la región registre una tasa negativa de 0.5%, como sucedió el año pasado.

Pese a ello, destacó el informe, hay elementos que pueden mejorar el crecimiento en 2016 y 2017.

La caída de los precios del petróleo puede favorecer el crecimiento de economías desarrolladas, las cuales van a provocar que haya una mayor expansión del PIB y del comercio exterior. Aunque la baja de los precios puede afectar a países emergentes por la excesiva dependencia que tienen del crudo.

// El Universal