La Carpeta:
1 de 10
 
El sector inmobiliario cerró con un crecimiento de 9% durante 2015, con relación al año anterior, debido al dinamismo registrado en el sector turismo, oficinas y vivienda, de acuerdo con Ernst & Young (E&Y).
Staff
enero 14, 2016, 8:07 am

El sector inmobiliario cerró con un crecimiento de 9% durante 2015, con relación al año anterior, debido al dinamismo registrado en el sector turismo, oficinas y vivienda, de acuerdo con Ernst & Young (E&Y).

El socio líder del segmento Bienes Raíces, Hospitalidad y Construcción en E&Y para México y Centroamérica, Henry González, explicó que el desarrollo inmobiliario en el sector turismo tuvo un incremento de entre 13% y 16% en 2015, sobretodo en la zona del Golfo de México, en el corredor de Veracruz a Tabasco, donde se construyeron 4 mil habitaciones, pues se prevé que la reforma energética detonará al turismo de negocios en esa zona.

“En el sector de turismo las proyecciones son bastante positivas, no sólo se consolidó la oferta hotelera de descanso, también hubo movimiento a nivel urbano”, dijo González.

En 2016, el turismo es una de las grandes apuestas del país, pues se prevé una mayor llegada de viajeros por la fortaleza del dólar y “en un contexto de seguridad, la gente viaja más cerca, la gente de Canadá y Estados Unidos viajarán más hacia México”, indicó.

Oficinas. En el sector de oficinas, la ciudad de México es la preferida para desarrolladores inmobiliarios, pues concentra operaciones de las principales empresas, instituciones financieras y dependencias de gobierno.

Este año se agregaron 550 mil metros cuadrados de oficinas en la capital del país para sumar un total de 5.1 millones de metros cuadrados de inventario, un crecimiento de 13% durante el año pasado con respecto a 2014.

Lyman Daniels, presidente de CBRE México, consultora en comercialización y servicios inmobiliarios, destacó que las reformas en energía y telecomunicaciones detonaron la demanda de oficinas en la ciudad de México.

“De todos nuestros clientes que buscan oficinas, 4.4% son del sector energía, pero antes eran sólo 0.1%. En telecomunicaciones y medios de comunicación ahora son 13% de ese universo y hace cinco años ese porcentaje era mucho menor”, detalló Daniels.

Los corredores con el mayor desarrollo de oficinas en 2015 fueron Reforma-Lomas de Chapultepec, Nuevo Polanco e Insurgentes.

“Paseo de la Reforma se construyó para ser una avenida espectacular y grande. Tiene infraestructura vial, servicios de Metro y camiones y la gente está regresando a desarrollar ahí porque no es Santa Fe.

“Santa Fe ha mejorado mucho, pero no es accesible para la gente que trabaja. En Insurgentes, el desarrollo de oficinas está creciendo por las mismas razones que Reforma, no tenía el glamour de esa avenida, pero eso está cambiando, pues tiene acceso al Metro, camiones, cuenta con mucha población y eso es muy valorado por mis inquilinos que ahora están muy preocupados por saber cuánto tiempo tardan sus empleados en llegar a la oficina”, explicó Daniels.

CBRE agregó que el tamaño de las oficinas es más grande. Hace cinco años, la típica oficina medía de mil a 2 mil metros cuadrados, es decir, un solo piso y ahora, los corporativos demandan oficinas de 10 mil metros cuadrados, el equivalente a cinco pisos.

Centros comerciales. La actividad comercial también influyó mucho en el crecimiento del sector inmobiliario. Durante 2015, se abrieron 20 nuevos centros comerciales en todo el país, mismos que representaron la incorporación de 708 mil metros cuadrados de área comercial rentable, de acuerdo con CBRE.

De esos 20 centros comerciales, 12 se abrieron en las zonas metropolitanas de la ciudad de México y Monterrey.

“El crecimiento de la clase media ha hecho que todos los centros comerciales tengan mucho crecimiento y los que están bien ubicados abren llenos. En la ciudad de México tenemos la expansión de Parque Delta, la de Moliere 222, el centro comercial Oasis en Coyoacán que ni siquiera tiene una tienda ancla y está lleno”, indicó CBRE.

Otras ciudades del país en donde se están abriendo nuevos centros comerciales son Querétaro, Guadalajara, Veracruz y Cancún.

La vicepresidenta del Consejo Internacional de Centros Comerciales (ICSC, por sus siglas en inglés) para América Latina, Sandhya Espitia, comentó que para 2025 se prevé la construcción de 120 nuevos centros comerciales en México, para llegar a 700.

El éxito de la construcción de centros comerciales en el país se debe a la consolidación de las Fibras inmobiliarias, al establecimiento de cadenas comerciales como Palacio de Hierro, Liverpool o Cinépolis, que incluso se está expandiendo en India y Estados Unidos; así como por la relación comercial que existe entre México y Estados Unidos que propicia la llegada de más marcas y que facilita el flujo de capital, consideró Espitia.

Manufactura. Otro sector que impulsó el crecimiento del sector inmobiliario fue el manufacturero, pues la adquisición de terrenos y almacenes, en especial para el sector automotriz, detonó el negocio inmobiliario en el Bajío y en estados de la frontera norte.

“Hay inversiones importantes, por ejemplo, para la planta de Audi en Puebla, existe mucha derrama económica en la parte industrial, también por las empresas aeroespaciales ubicadas en la zona del Bajío”.

“El sector de parques industriales pinta muy interesante en Tijuana y Mexicali, pues el tipo de cambio favorece la exportación y eso le da una oportunidad a la industria manufacturera”, explicó el socio líder de E&Y.

De acuerdo con CBRE, la industria automotriz representa 40% de la demanda de renta de almacenes y oficinas en el sector industrial; le sigue la industria de equipo médico, la aeroespacial, la de logística y la de comercio electrónico que ahora representa sólo 3% de la demanda, pero se espera que alcance 10% en poco tiempo.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Gustavo Arballo, destacó que la inversión privada dentro del sector comercial, parques industriales, hoteles y vivienda fue lo que impulsó a la construcción en 2015, pues los proyectos de infraestructura por parte del gobierno crecieron sólo 1%.

// El Universal