La Carpeta:
1 de 10
 
El costo de los créditos bancarios para los hogares mexicanos subirá este año, pero a un ritmo significativamente menor que las tasas de interés referenciales en Estados Unidos (EU) y en México, aseguró la dirección de análisis de BBVA Bancomer.
Staff
enero 26, 2016, 8:25 am

El costo de los créditos bancarios para los hogares mexicanos subirá este año, pero a un ritmo significativamente menor que las tasas de interés referenciales en Estados Unidos (EU) y en México, aseguró la dirección de análisis de BBVA Bancomer.

“Estimamos que la Reserva Federal (Fed) eleve en medio punto porcentual el tipo de interés referencial durante este año”, un cuarto de punto en junio y otro cuarto en diciembre, lo que motivará al Banco de México (Banxico) a hacer lo mismo, expuso Carlos Serrano, economista en jefe para México de BBVA Bancomer.

El 16 de diciembre la Fed subió la tasa de referencia de un intervalo mínimo histórico de entre 0% y 0.25% anual, al actual de entre 0.25% y 0.50%. Al día siguiente Banxico hizo lo mismo, al incrementar el rendimiento referencial de 3% a 3.25%.

“Las tasas de referencia subirán medio punto porcentual este año, pero su efecto en los costos de créditos bancarios a las familias mexicanas va a ser muy bajo”, opinó Serrano en conferencia de prensa.

El menor impacto, dijo, se debe a que muchos de los créditos que tienen contratados los hogares son a tasa fija, como por ejemplo los hipotecarios, los cuales no deberán ser afectados.

Serrano ve posible que se traspase sólo una pequeña parte a los créditos al consumo, debido a las mayores condiciones de competencia en el sector. “Algunos créditos al consumo podrán subir algo, pero no más de 20 puntos base, frente a los 50 puntos que aumentarán los tipos referenciales en 2016”, dijo.

-Deuda en empresas.

Para Serrano, el endeudamiento en divisa extranjera de empresas mexicanas no representa un riesgo sistémico, pero reconoció que ciertos negocios son más vulnerables.

Una depreciación adicional de 10% en el tipo de cambio puede incrementar en 3.5 puntos porcentuales el endeudamiento neto de las empresas (pasivos menos activos, dividido entre capital contable), y las que son deudoras netas el efecto se duplica, con un alza de 7 puntos, reveló un análisis con información de 94 empresas que realizó BBVA Bancomer.

Las empresas de telecomunicaciones parecen ser las de mayor sensibilidad, tanto en el endeudamiento neto como en la rentabilidad y el margen.

El economista agregó que los sectores de energía, materiales y consumo no básico son también más sensibles al tipo de cambio, ya que tienen un alto porcentaje de ventas en el extranjero.

// El Universal