La Carpeta:
1 de 10
 
Arturo Salinas Garza, señaló que el Bronco, junto con su gabinete, se ha caracterizado hasta el momento de ser un “gobierno cobrón” en donde la raza paga pero no manda. Mencionó que ante las decisiones erróneas que ha tomado el Ejecutivo estatal la gente que votó por él ha perdido la fe.
Staff
enero 7, 2016, 7:05 am

arturosalinas-int

Arturo Salinas Garza, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso local, señaló que el Bronco, junto con su gabinete, se ha caracterizado hasta el momento de ser un “gobierno cobrón” en donde la raza paga pero no manda.

“Ya pasaron noventa días de Jaime Rodríguez, las únicas acciones que hemos visto de su gobierno son recaudatorias; ya pasaron noventa días, estamos esperando acciones y planes concretos, que nos presente ya el Plan General de Gobierno, parecen un gobierno chimoltrufio, así como dicen una cosa dicen otra.

“Pareciera que el Bronco no ha olvidado al priista que lleva dentro y a todos los miembros de su administración que la mayoría han sido priistas o expriistas pues claro que lo que bien se aprende no se olvida, están sacando sólo el camino fácil, tratando de resolver los temas por el camino fácil, es decir, cargándole todo al ciudadano.”

El diputado local dijo que ante las decisiones erróneas que ha tomado el Ejecutivo estatal la gente que votó por él ha perdido la fe en Jaime Rodríguez Calderón.

Por su parte el PAN estatal dijo que la administración actual se ha caracterizado por ser un “gobierno de ocurrencias”.

Mauro Guerra Villarreal, líder estatal de los panistas, dijo que el mandatario estatal lleva un estado sin rumbo ni objetivos ni un plan de gobierno y sin cumplir sus promesas, por lo que ha quedado "muy corto".

"Es preocupante que no hayamos visto un plan de gobierno, que no hayamos visto un objetivo claro de hacia dónde vamos en Nuevo León y ha sido muy claro el que hoy tenemos un gobierno de ocurrencias.

"Un gobierno que cree que denunciar lo que está mal es ordenar, cuando es sólo el inicio de ver cómo están las cosas, que no se ha hecho ninguna sanción contra ningún funcionario de todo lo que se ha denunciado, la gente está esperando que se cumplan esas promesas que se hicieron y se ha quedado muy corto en su palabra con muchas de las cosas que prometió y ha ido cambiando con base en estas ocurrencias", afirmó.

Guerra Villarreal condenó que el problema para el gobernador es que hay otros factores políticos en el estado y no sólo el gobernador del estado en funciones, ya que hay ausencia de la mesa de diálogo político que se instalaba cada sexenio con el gobernador en turno entrante.

"Empezó un gobierno donde no quería reconocer al Congreso, no quería sentarse con el Congreso y terminó sentándose con ellos y terminó acordando y haciendo leyes que benefician a Nuevo León, falta este acercamiento con los partidos, con las organizaciones sociales; los partidos políticos son organizaciones con ciudadanos que militan y representan y necesitamos que se escuche y se escuche nuestra opinión y sea tomada en cuenta.

"En tres meses más podremos ver que el gobernador pueda sentarse con los partidos políticos para ver temas importantes que están pendientes, que tenemos que enfrentar este año, como la reforma electoral y temas de reelecciones que ya están en nuestra ley.”

// El Porvenir