La Carpeta:
1 de 10
 
El actor estadounidense Sean Penn consideró que no es bueno “demonizar” a un personaje como Joaquín “El Chapo” Guzmán e insistió en que su encuentro con uno de los hombres más buscados en el mundo sólo tenía el objetivo de iniciar un debate sobre las políticas detrás de una fallida lucha contra las drogas.
Staff
enero 18, 2016, 6:20 am

Sean

El actor estadounidense Sean Penn consideró que no es bueno “demonizar” a un personaje como Joaquín “El Chapo” Guzmán e insistió en que su encuentro con uno de los hombres más buscados en el mundo sólo tenía el objetivo de iniciar un debate sobre las políticas detrás de una fallida lucha contra las drogas.

“Demonizar en exceso a cualquier ser humano no está en nuestro mejor interés”, aseguró Penn al insistir en su intención de buscar el inicio de un diálogo en beneficio de todos aquellos que se ven afectados por el consumo de drogas.

Porque “nos guste o no, estamos casados con este tipo de personajes. Son parte de nuestro tiempo. Nos están afectando. Así como ocurre en un matrimonio, es posible que deseemos un divorcio. Pero tienes que mirar a esta persona como persona”, dijo.

“Centrarse demasiado en un único malo (como El Chapo Guzmán) es una distracción que nos impide ver el problema más amplio de la drogadicción”, insistió.

En entrevista con el periodista Charlie Rose, quien le cuestionó por su “ingenuidad” a la hora de pactar un encuentro a través de la actriz Kate del Castillo, Penn insistió en que la versión del gobierno mexicano, en el sentido de que su encuentro facilitó la captura de “El Chapo” Guzmán, lo ha puesto “en la mira” del Cártel de Sinaloa. “El gobierno mexicano se sentía humillado por la noción de que alguien lo había encontrado antes que ellos. Pero nadie lo encontró antes que ellos lo hicieran. Nosotros no somos más listos que la DEA y el gobierno mexicano. Nosotros sólo recibimos una invitación”, dijo Penn al subrayar que su encuentro con el líder del Cártel de Sinaloa ocurrió en un lugar muy lejano a donde fue capturado.

“Yo no fui para ver drogas, o ser testigo de un delito o un crimen. Mi única intención era encontrarme con un ser humano e iniciar un diálogo”, insistió.

“Hay este mito sobre la visita que realizamos mis colegas y yo a El Chapo que, como dijo la procuradora General de México (Arely Gómez), fue esencial para su captura. Pero nosotros nos reunimos con él varias semanas antes, el 2 de octubre, en un lugar que ni siquiera estaba cerca de donde fue detenido”.

Interrogado sobre si acaso su decisión de ir al encuentro con “El Chapo” no había tenido que ver con su ego, Penn dijo que quien piense así se equivoca: “Sé que hay gente que piensa así. Pero ese no fue mi objetivo. Tenemos que terminar con esto”, dijo Penn al reconocer el problema del consumo en Estados Unidos.

Reconoció que fracasó con la difusión de un artículo que no sirvió para el propósito que tenía en mente, sino que desató una tormenta de críticas desde distintos frentes.

“Lamento que toda la discusión sobre este artículo haya ignorado su propósito, que era tratar de contribuir a este debate sobre la política de la guerra contra las drogas. Creí que con esta entrevista se podía iniciar una conversación sobre la política detrás de la guerra contra las drogas. Esa era mi idea, pero fracasé”, insistió.

// El Universal