La Carpeta:
1 de 10
 
La delegación estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), negó fallas en la entrega del paso vial de Sendero y Barragán, detallando que el acumulamiento de agua es por un desarrollo urbano previamente no planeado por la ciudad.
Staff
octubre 11, 2017, 9:28 am

Contrario las críticas en su contra, la delegación estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), negó fallas en la entrega del paso vial de Sendero y Barragán, detallando que el acumulamiento de agua es por un desarrollo urbano previamente no planeado por la ciudad.

En rueda de prensa, Roberto Cervantes Martínez, director General y el Sub director de Obras de la SCT,  Alejandro Dávalos, detallaron que la situación con el acumulamiento de agua se complicó por varios factores negligentes, como será el monitoreo y bombero del sistema de cárcamos y el desarrollo urbano de unas bodegas que no estaban contempladas.

La SCT subrayó que en el cruce de Sendero y Barragán, del lado del municipio de San Nicolás, a un lado de la empresa Gonher se construyó una plancha de concreto para bodegas, lo que no estaba en el plan, lugar donde ahí se absorbía el agua de una cuenca natural.

Por lo que la SCT habrá de colocar un “Acueducto Gonher” con una inversión de hasta 10 millones de pesos para mejorar la circulación de la zona y evitar el acumulamiento de agua.

Además, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, delegación Nuevo León, responsabilizó al municipio de San Nicolás de las inundaciones que se registraron dentro del paso deprimido en el cruce de sendero y Barragán.

El director general de la SCT en la entidad señaló que desde el 2016 se le había conferido al municipio nicolaíta, cual al final del día no llevaron bien este proceso.

“La responsabilidad del monitoreo del sistema de cárcamos de dicha obra pero por razones que desconocen se desinstaló la antena receptora del Cárcamo, por lo cual quedó a disponibilidad del municipio de forma manual el funcionario federal detalló que otro causante de la inundación además de la falla del bombeo del Cárcamo es que se eliminó un terreno baldío que servía de absorción de las precipitaciones y de las bajadas de agua provenientes del Cerro del Topo Chico” puntualizó.

Además advirtió que ahora en este lote hay bodegas que, al ser de concreto, no permite la permeabilidad del agua y ésta se filtra al paso deprimido a través de la infraestructura de las vías férreas.

Ante eso informó que su dependencia construirá un conducto pluvial para trasladar las aguas al colector pluvial, publicado a la altura del tutelar de menores.

Afirmó que el costo de esta nueva infraestructura será de 10 millones de pesos y esperan terminarla en este mismo año.

“Todo esto se habrá de mejorar pero requerimos que el municipio de San Nicolás y de Escobedo a determinar quién se va a ser responsable del sistema de monitoreo del Cárcamo ubicado en dicho paso a desnivel para evitar futuras inundaciones”, indicó,

// El Porvenir
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web