La Carpeta:
1 de 10
 
Héctor Beltrán Leyva, “El H”, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos, vivía en Querétaro como un empresario acomodado, dedicado al comercio de bienes inmuebles, así como de obras de arte para justificar su nivel de vida, con perfil discreto para evitar su captura.
Staff
octubre 2, 2014, 8:38 am

hectorbeltranleyva-int

Héctor Beltrán Leyva, “El H”, uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos, vivía en Querétaro como un empresario acomodado, dedicado al comercio de bienes inmuebles, así como de obras de arte para justificar su nivel de vida, con perfil discreto para evitar su captura.

Después de 11 meses de investigación, el Ejército logró capturarlo en un restaurante de San Miguel de Allende, Guanajuato. El comensal es el mismo hombre identificado por el gobierno federal como líder del cártel de los Beltrán Leyva, y uno de los principales jefes del narcotráfico en México.

La Administración Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos felicitó al gobierno de México por la captura del presunto narcotraficante, quien en ese país tiene acusaciones por tráfico de drogas en Nueva York e Illinois, por planear, supervisar y controlar el tráfico de drogas y operaciones de “lavado” de dinero.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto, a través de su cuenta de Twitter, envió este mensaje: “Gracias al esfuerzo conjunto de las Fuerzas Armadas, la @PGR_mx, la @PoliciaFedMx y el CISEN, este día fue detenido Héctor Beltrán Leyva”.

Después volvió a tuitear: “Esta acción acredita la eficacia de la política pública de Seguridad y Procuración de Justicia para lograr el México en Paz que deseamos”.

Lideraba la organización desde 2009, tras la muerte de su hermano Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, quien fue abatido en un enfrentamiento por elementos de la Secretaría de Marina, en Cuernavaca, Morelos.

A partir de labores de inteligencia que realizaron las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina (Semar), después de 11 meses de investigación, mediante la denominada Operación Hotel, se logró la captura de Héctor Beltrán Leyva, “El H”, reportó Tomás Zerón, titular de la Agencia Criminal de Investigación.

La información dada a conocer por la Procuraduría General de la República (PGR) indica que el cártel que comandaba Héctor Beltrán tenía como principal actividad el trasiego de cocaína desde Centro y Sudamérica hasta Estados Unidos y Europa.

El funcionario federal añadió que “se tienen datos que una posible alianza con otros grupos lo habría llevado a diversificar sus actividades expandiéndose en la producción y comercio de drogas sintéticas”.

Para llevar a cabo las actividades ilícitas, Héctor Beltrán mantenía un perfil bajo, pero la Unidad de Inteligencia contra el Narcotráfico de la Sedena logró rastrearlo.

“Reportes de inteligencia militar lograron ubicar su domicilio en el estado de Querétaro, donde mantenía las operaciones alejado de su domicilio para no alterar así su modo de vida. Discreto y de bajo perfil, evitando llamar la atención de vecinos y habitantes o de las autoridades locales”, explicó Zerón.

Beltrán Leyva dejó a un lado los vehículos de lujo, optó por una identidad que le permitía pasar por un empresario acomodado dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte justificando su nivel de vida.

Sin embargo, el trabajo realizado por las autoridades —que incluyó rastrear a su círculo cercano—, permitió capturarlo ayer, sin que los militares realizaran un solo disparo, en un restaurante de mariscos ubicado en San Miguel de Allende, cuando estaba en compañía de Germán Goyenechea Ortega, quien según las autoridades se encargaba de realizar operaciones financieras para la organización criminal. A ambos se les decomisaron armas de fuego.

Con su detención, aseguró Zerón de Lucio, se ven afectadas las actividades de la organización criminal en una “decena de estados de la República”, donde operaba una red de corrupción y “lavado” de dinero.

De acuerdo con la información dada a conocer por las autoridades, Héctor Beltrán Leyva está relacionado al menos con 29 averiguaciones previas, tanto del fuero común como del federal, y cuenta con tres órdenes de aprehensión que cumplimentará la PGR.

El gobierno de Estados Unidos prometía una recompensa de 5 millones de dólares por información que llevara a detenerlo, mientras que la PGR ofrecía hasta 30 millones de pesos.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web