La Carpeta:
1 de 10
 
Peón del sistema (¨Salinas es mi amigo ¿y que?”), El Bronco captará un segmento del voto suelto, de esos a quienes aún les resulta simpático, cada vez los menos.
Eloy Garza
octubre 11, 2017, 6:39 am

José Antonio Meade no es el caballo negro: es el caballo gris. Soso, aburrido, despintado; ni negro ni blanco. Meade es la construcción de un liderazgo por descarte: a unos no los dejan, otro no pueden, aunque quieran. Pero el sistema político es un organismo que aprende sobre la marcha. Y absorbe, copta, compra. Es voraz como los antiguos caciques, y cruel como los viejos capataces.

Meade es la opción del sistema, arropado por compañeros de ruta, o como se les decía antes, tontos útiles. Uno de ellos, Ricardo Anaya no será candidato presidencial. Se quedará con un partido desfondado, deshuesado. Y antes que aceptar la hemorragia de militantes a la independiente Margarita Zavala, dará pasos en redondo: se entregará al sistema, al que pertenece, del que nunca ha salido. Y el sistema (que es algo mas amplio que el PRI o que el Frente, tan prematuramente achicopalado) lo hará bailar al son de José Antonio Meade.

Peón del sistema (¨Salinas es mi amigo ¿y que?”), El Bronco captará un segmento del voto suelto, de esos a quienes aún les resulta simpático, cada vez los menos. Le alquilarán las miles de firmas para ser candidato, pero se le disipará el aura de autónomo, de supuesto rebelde. Quien está al servicio del sistema, no se emancipa, se alinea. Y al final del sarao volverá a cultivar su milpa, tan campante.

Margarita juntará un buen manojo de votos panistas, de militantes o simpatizantes. Y dispersará las preferencias antisistema, ahora concentradas en AMLO. Pero Calderón le pesa. Antes como ahora, son mancuerna. Como Fox y Martha Sahagún, gobernó en pareja: no se explica el uno sin el otro. ¿Y los demás independientes? Rastrojo, pedacería, ceros a la izquierda. Armando Ríos Piter o la insignificancia. Pedro Ferríz de Con o el pícaro que se come las uvas del ciego creyendo que nadie se da cuenta.

Los independientes son la partidocracia con careta. Al poder se llega por muchos frentes, menos por el Frente: compra voluntades, negocia alianzas, pone banquitos a los voraces para hacerlos ver más altos. Y llegando, cobra el peaje a sus socios supuestos, deshace las alianzas, tumba a patadas los banquitos. Entroniza a grisuras como José Antonio Meade. Pero en el fondo, el sistema siempre gana, y cuando no gana, arrebata. Hasta que la gente de vez en cuando percibe la estafa, y vota en macolla por una opción inesperada, fuera de guión. Sí, incluso por Margarita.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web