La Carpeta:
1 de 10
 
¿A quién defiende Fox?, seguro que no es a los mexicanos, porque a cualquier persona que está frente a nosotros, en el centro de una negociación, un video como el de Fox es una invitación a tomar alguna medida de fuerza.
Carlos Chavarria
septiembre 11, 2017, 9:28 am

No me gustan las formas acartonadas del “sí señor presidente” del PRI, como tampoco el fresco abrazo del joven dinosaurio panista, al igual que el falso pudor de MORENA, pero la regla no escrita, casi universal, de que al dejar el poder los presidentes, como los militares, deben respetar el silencio obligado me parece mejor.

Alguna droga y muy malos consejeros, de esos que aún le hacen  creer que es presidente lo llevaron a filmar un video patético y esquizoide.

En el video en cuestion se ofrece como candidato a la presidencia de los EEUU, aduciendo que si Trump pudo ser presidente y entonces cualquiera puede serlo. Le pinta no sé cuántos dedos y lo insulta repetidas veces, con un muy mal inglés por cierto.

Al antes cocacolero se le safó algun tornillo o la caja de engranes completa.

¿A quién defiende Fox?, seguro que no es a los mexicanos, porque a cualquier persona que está frente a nosotros, en el centro de una negociación, un video como el de Fox es una invitación a tomar alguna medida de fuerza.

La oportunidad en una negociacion se mide de acuerdo con la óptica de cada grupo de interés y en este momento que está enredándose cada vez más sacar la nueva versión del TLC, es claro que Fox trabaja para intereses oscuros que desean reventar dicha negociación.

No nos hagamos tontos. Si el TLC se cae, México se cae, pero ahora sin el salvavidas que era el petróleo. Competimos con el resto del mundo en el mercado norteamericano por los bajos salarios y la cercanía que reduce los costos de transporte.

Según la OCDE con datos de 2016, los EEUU son el 34% del PIB mundial y nosotros el 4.5%. Si quisieramos exportar e importar de otros paises, aun con al diferencial salarial no pagamos los costos logísticos.

Tampoco nos engañemos, el TLC es un éxito de los trabajadores mexicanos que han sacrificado su nivel de vida para vender barata su mano de obra. No es ni de los empresarios o del gobierno.

Por años los salarios en México han estado reprimidos para frenar el consumo y así dejarle recursos para un gobierno gastalón e ineficiente y evitar que la inflación galopante regrese.

Trump puso el dedo en la llaga cuando se refiere al diferencial en el poder adquisitivo de los salarios mexicanos y su efecto “dumping” en las exportaciones.

¿Por qué nadie le entra al debate de los salarios por sector en México? No hay medio de comunicación o grupo empresarial que enfrente el asunto.

Para que los salarios en México aumenten se necesita aumentar la productividad y que se reduzca el gasto público corriente.

La tan gastada competitividad no es financiera, la competitvidad tiene que ver con producir más cantidad con menos insumos, está enraizada en el mundo físico, real, no financiero.

Por allá andan los negociadores de la Secretaría de Economía batallando para cuadrar lo que no se puede, siempre vigilados por el “cuarto de junto”, los malos empresarios, para que se mantenga el estado de cosas como está.

Somos miembros del Grupo de los 20, pero en PPP (Paridad de Poder de Compra ) de los salarios de entre 180 países somos el numero 110 (según OCDE y OIT), muy lejos  de los otros miembros del Grupo de los 20.

¿A poco los trabajadores mexicanos son tan malos y flojos como para que reciban esos salarios en comparación con otros países?

En estos términos somos una colonia como las que marcaron la historia de  siglos de la humanidad. Ahora que somos el principal productor de aguacate, por ejemplo, preguntémonos cuánto se  paga por  bajarlo del árbol, al que lo empaca, lo transporta, etcétera.

El potencial de un país de 130 millones de habitantes, productivo, educado, con buena tecnología, enormes recursos naturales y con un gobierno pequeño es enorme.

Un gobierno pequeño adecuado a los servicios que requerimos liberaría muchos recursos para el consumo y el ahorro y así entraríamos en el circulo virtuoso de una economía equilibrada y pujante.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web