La Carpeta:
1 de 10
 
Ante la debilidad en la economía china y sus repercusiones globales, 2016 será un año de crecimiento para México con un alza estimada en el Producto Interno Bruto (PIB) de 2.5%, similar a lo observado en 2015, aseguró Invex Banco.
Staff
enero 12, 2016, 7:05 am

Ante la debilidad en la economía china y sus repercusiones globales, 2016 será un año de crecimiento para México con un alza estimada en el Producto Interno Bruto (PIB) de 2.5%, similar a lo observado en 2015, aseguró Invex Banco.

Su director de Estrategia y Gestión de Portafolios, Rodolfo Campuzano, aseguró que la volatilidad en el mercado se mantendrá, con lo cual el dólar se fortalecerá frente a otras monedas, principalmente de mercados emergentes.

En ese sentido, la estimación del banco es que la paridad peso-dólar promedie en el año 16.83, aunque destacó que los rangos actuales del dólar amortiguan mayores impactos provenientes del exterior y benefician a los exportadores nacionales.

“En un país con tanta apertura comercial, exportador de manufactura, no es mala noticia el ajuste del tipo de cambio”, aseguró.

En tanto, Invex prevé bajas ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores y estimó que al finalizar 2016 el Índice de Precios y Cotizaciones alcance los 45 mil 500 puntos.

Las principales economías del mundo tendrán crecimientos moderados. Según el banco, en el caso de Estados Unidos, se estima un PIB de 2.7% con recuperación del empleo, así como aceleración del consumo por menores precios de la energía.

En el caso de las tasas de interés, no se prevé un fuerte aumento por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos durante 2016 ante el complicado entorno mundial, ya que el banco central estadounidense evitará enrarecer aún más la situación global. En ese sentido, el Banco de México seguirá la tendencia que se establezca en el mercado estadounidense.

Finalmente, el especialista de Invex prevé un ligero repunte de la inflación para ubicarse en 3.2%, con un repunte en el consumo interno del país tal y como se ha observado en las últimas semanas en las ventas de autoservicio y departamentales, así como en el sector automotriz.

// El Universal