La Carpeta:
1 de 10
 
Así que, por favor presidente Peña, venga el destape el lunes y a partir de ahí que el elegido busque la manera de cumplir con éxito la misión imposible de derrotar al mago de las campañas electorales llamado Andrés Manuel.
Federico Arreola
noviembre 22, 2017, 10:53 am

Las increíbles casualidades

A Carlos Loret le cuesta mucho creer en las casualidades. Lo dice con toda claridad en su columna de El Universal: la revelación dada a conocer el domingo en el diario Reforma tuvo el único propósito de acalambrar al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

¿Revelación? ¿Casualidad?

El domingo, recuerda Loret, comieron en Los Pinos “los seis” presidenciables del PRI —eran cuatro y no podían ser más, se dijo, pero siempre fueron cinco y ya se sumó otro: misterios del tapadismo mexicano— con el presidente Enrique Peña Nieto.

Joaquín López Dóriga había hablado de una cena el domingo y solo cinco invitados del presidente Peña. Supongo que Carlos Loret ha tenido más tiempo para reportear la información y la ha completado.

El caso es que estaban con EPN sus seis invitados: José Antonio Meade, Aurelio Nuño, Miguel Osorio Chong, José Narro, Enrique de la Madrid y Eruviel Ávila.

No le parece casual al periodista de Televisa que colabora también en El Universal y Radio Fórmula, que el domingo de la comida de los presidenciables el diario Reforma haya dado a conocer algo que “sugería corrupción de parte de Osorio Chong en el encumbramiento de un grupo de empresarios de su estado, Hidalgo, que alcanzaron negocios nacionales y con los que tiene vínculos inmobiliarios”.

A Loret le “cuesta mucho trabajo pensar que fue casualidad. Sobre todo en estos tiempos políticos. Una nota de ese calibre, divulgada en domingo de ‘puente’ vacacional cuando hay poca atención pública a los medios de comunicacion se explica más por una apuesta a una audiencia reducida que a una amplia”.

“Guerra sucia de Reforma contra Osorio, ¿de parte de quien?”

En SDP Noticias, José Luis Camacho dice que “el diario Reforma se lanzó en contra del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y lo hizo de tal forma que parece una campaña sucia dedicada a desprestigiar al funcionario, pero la gran duda es: por encargo de…”

En efecto, ¿por encargo de quién?

José Luis Camacho no responde. Se concreta a decir que “resultan muy extraños los ataques de Reforma contra Osorio Chong”.

El que sí responde la pregunta clave, al menos da pistas clarísimas, es Loret de Mola en su columna de El Universal: la revelación de Reforma no buscaba tener millones de lectores, “sino que se buscaba incidir en la comida de siete personas en Los Pinos”.

¿La razón específica de la nota? El enojo del secretario de Gobernación con el juego de la sucesión presidencial, “que dirige el presidente Enrique Peña Nieto”.

Para Loret, es un hecho que las cosas en la sucesión no apuntan en la dirección que a Osorio Chong le hubiera gustado: no parece ser el favorito de EPN y… de plano se habla en Los Pinos de la posibilidad de que el titular de Gobernación “se declare en rebeldía y decida no apoyar al aspirante priista que seleccione el presidente”.

Por tal motivo, esto es, para acalambrarlo, el domingo Osorio Chong “amaneció con un expediente que podría complicarle el futuro”.

Es decir, a la pregunta de por encargo de quién se publicó la nota contra Osorio Chong en Reforma, Loret responde: por encargo de Los Pinos.

¿Osorio Chong respondió a Los Pinos con encuestas en El Universal y El Financiero?

Hoy miércoles se publican dos encuestas serias, una en El Universal, de la prestigiada empresa Buendía & Laredo, y la otra en El Financiero, del respetado analista Alejandro Moreno.

En ambas encuestas, Andrés Manuel gana en todos los escenarios, lo que no es noticia: durante más de un año así ha sido.

En ambas encuestas, el PRI está en la pelea: sigue siendo noticia que un partido destruido hace unos meses esté tan recuperado que al parecer va a partir en un competitivo segundo lugar en las elecciones presidenciales del 2018.

En ambas encuestas, el Frente Ciudadano y el PAN no tienen los números impresionantes de hace todavía medio año.

Y —aquí el tema importante— en ambas encuestas Miguel Ángel Osorio Chong es el presidenciable priista con más popularidad o aceptación entre los electores.

El único argumento de Osorio Chong

He preguntado en los párrafos precedentes si Osorio Chong usó a dos grandes diarios y a dos reconocidos encuestadores para responder a Reforma —y de pasada a Los Pinos— simple y sencillamente usando la lógica de dos de los analistas polìticos más importantes de México.

En efecto, Carlos Loret de Mola y José Luis Camacho Acevedo, los dos, aseguran que los influyentes y normalmente objetivos diarios propiedad de Alejandro Junco de la Vega —El Norte, Reforma y Mural son los periódicos con más credibilidad en México— publicaron una información contra Osorio Chong que alguien les filtró para simplemente perjudicar y aun para amenazar al secretario de Gobernación.

En las relaciones prensa-gobierno todo es posible, hasta eso: usar al grupo de diarios más infñuyente de México para acalambrar a un polìtico poderoso enojado con el presidente de la República.

Y, en la misma lógica, también es posible que ese político poderoso enojado con EPN, haya respondido en otros periódicos con el único argumento que tiene para exigir la candidatura presidencial del PRI: su popularidad superior a la de cualquier otro aspirante priista.

En las encuestas en Facebook de SDP Noticias nunca Osorio ha sido el mejor priista

He repetido hasta el cansancio que las encuestas tradicionales están en crisis por las siguientes razones:

? Hay numerosas regiones del país, en manos del crimen organizado, simple y sencillamente inencuestables en vivienda, esto es, casa por casa: en ciudades enteras y en miles de barrios y rancherías los encuestadores ni siquiera se atreven a entrar por miedo a que los secuestran o agreden.

? Los sismos complicaron las cosas para los encuestadores tradicionales: con tanta gente que ha dejado sus domicilios, ubicados en los barrios donde van a votar el próximo año, los censos en los que se basan los analistas se han distorsionado.

? El método telefónico es absolutamente inadecuado porque si bien hay un listado de teléfonos fijos, ya nadie los usa. Todos traemos un celular o hasta dos en las manos. No hay un directorio confiable de teléfonos móviles. Y si lo hubiera, la gente no contestaría una encuesta por el celular: simplemente el ciudadano rechazaría hacerlo porque ¡se le acaba la pila! Y en estos tiempos la batería del celular la cuida uno mucho más que la honra personal.

Así las cosas, analistas tan listos y serios como los de Buendía & Laredo y el señor Moreno —hablo de Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano, de la empresa México Elige—, expertos en el tema de las redes sociales, lo mismo que conocedores de cuestiones estadísticas, decidieron buscar un mejor método para encuestar utilizando el mismo instrumental matemático de los encuestadores tradicionales.

Zaragoza y Campuzano han demostrado, ya durante tres años consecutivos, que sus encuestas aplicadas al universo de usuarios mexicanos de Facebook son mejores que las tradicionales.

Nosotros, en SDP Noticias, no hemos hecho nada por las encuestas aplicadas en Facebok excepto publicarlas y contribuir con parte del costo de las mismas.

Pues bien, en las encuestas de Facebook, que son en las que creemos, nunca ha sido Osorio Chong el mejor entre los presidenciables priistas.

Hemos publicado tales encuestas en Facebook durante más de un año y, a lo largo de muchos meses, el líder entre los priistas lo fue en solitario José Narro Robles.

Después, a Narro lo emparejó José Antonio Meade Krubreña, que empezó con números muy bajos y creció lenta pero consistentemente mes a mes.

Para nosotros, Osorio Chong ha sido siempre el tercer lugar entre los priistas. Así ha salido en las encuestas de Zaragoza y Campuzano, y esa es su ubicación, punto.

No tengo nada contra Osorio Chong. De hecho, no lo conozco. Una sola vez lo vi en mi vida y siempre le he deseado lo mejor. Pero en nuestras encuestas no es el mejor evaluado.

¿Serían suficientes nuestras encuestas para eliminar a Osorio Chong de la carrera presidencial?

Por supuesto que no. EPN y los otros líderes del PRI no tienen por qué creer en la validez de las encuestas en Facebook de SDP Noticias.

¿Serían suficientes las encuestas tradicionales para darle a Osorio Chong la candidatura presidencial?

Desde luego, tampoco EPN y otros dirigentes priistas tienen por qué creer en la validez de las encuestas de El Universal y El Financiero. Ni en ninguna otra.

¿Cómo elegirá el PRI a su candidato presidencial?

Lo sabemos todos: por dedazo del presidente EPN. No es un método muy distinto del que usará Andrés Manuel López Obrador en Morena para elegirse a sí mismo.

Ricardo Anaya se seleccionará a sí mismo por dedazo si solo compite por el PAN y él desde hace tiempo maniobra en el Frente Ciudadano para que ese sea el método de seleccion del candidato presidencial, algo que le están complicando Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Mancera.

Las únicas personas en México que se están ganando con verdadero apoyo popular las candidaturas presidenciales son Margarita Zavala y Jaime El Bronco Rodríguez. Necesitan más de 800 mil firmas y ella está por llegar a las 300 mil, mientras que el pintoresco nuevoleonés ya supera esa cifra por mucho.

Muy bien, es el dedo de Peña, ¿y cómo lo mueve el actual presidente?

EPN no se basará en encuestas, no es tan ingenuo. Tampoco en grillas de periódicos, por objetivos e influyentes que sean: sabe que detrás de cada nota hay alguna filtración interesada.

Peña Nieto se está haciendo estas preguntas:

1.- ¿Quién entre estos cuatro —que siempre han sido cinco y ya son seis— puede crecer más en la campaña?

2.- ¿Quién entre los seis —que podrían ser siete si se incluyera a José Calzada, con tantos méritos como cualquiera de los otros— puede enfrentar mejor a AMLO en los debates?

3.- ¿Quién entre los siete —que podrían ser ocho, si se incluyera a Luis Videgaray, el más inteligente del gabinete— puede atraer más votos del PAN o de la izquierda?

4.- ¿Quién entre los ocho me parece más confiable como hombre de bien?

5.- ¿Quién entre los ocho —que podrían ser nueve si se incluyara a Manlio Fabio Beltrones: es una obscenidad que en ese grupo no esté el priista más experimentado y dotado para la política— me ofrecerá las mejores condiciones para una ex presidencia tranquila?

6.- ¿Quién entre los nueve —que podrían ser diez, si se incluyera a la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlocivh, la mujer más importante del PRI: ¡carajo, es de muy mal gusto una contienda solo entre machos!— es el que más conviene o la que más conviene para gobernar el México tan emproblemado de esta época?

7.- ¿Quién entre los nueve y la décima me late que debo destapar el próximo lunes 27?

¿Destape el 27?

Me metí en el lío de pronosticar que EPN destapará un día 27 porque este es su número de la suerte.

No ocurrió el 27 de octubre. Entonces, tendrá que ser el 27 de noviembre. ¿Y si no es así? Fallé como adivino, y a otra cosa.

Suplico al presidente Peña que no me haga quedar mal, esto es, que destape el 27… ello no mejorará las posibilidades del PRI en el 2018, pero tampoco las empeorará.

Así que, por favor presidente Peña, venga el destape el lunes y a partir de ahí que el elegido busque la manera de cumplir con éxito la misión imposible de derrotar al mago de las campañas electorales llamado Andrés Manuel.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web