La Carpeta:
1 de 10
 
El senador Fidel Demédicis (PRD) responsabilizó al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, del proceso de expulsión que su partido a nivel estatal inició en su contra, por presuntamente ser autor intelectual del asesinato de alcalde de Temixco Gisela Mota.
Staff
enero 28, 2016, 7:39 am

demedicis-interior

El senador Fidel Demédicis (PRD) responsabilizó al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, del proceso de expulsión que su partido a nivel estatal inició en su contra, por presuntamente ser autor intelectual del asesinato de alcalde de Temixco Gisela Mota.

“Esta decisión que toma ese Consejo espurio, porque no cumple con las normas estatutarias, es de quienes quieren venganza contra quienes somos críticos. Esta farsa esta fraguada desde el gobierno y el principal desestabilizador se llama Graco Ramírez”, aseguró el senador.

Comentó que el mandatario estatal ha reaccionado “como una fiera, que tira zarpazos sin importarle afectar la honorabilidad y a los ciudadanos”. Explica que el origen de las descalificaciones se deben al control político del municipio de Temixco —donde el pasado 2 de enero, un comando armando asesinó a la alcaldesa Gisela Mota— y el gobernador quiere imponer a la mamá de la ex alcaldesa perredista, aunque el Tribunal Electoral dijo que debe asumir el cargo la suplente, Irma Camacho.

Dice que hay una estrategia para truncar su aspiración política...

—Para mí sería un honor ser el gobernador del estado. Pero al igual que hicieron con Andrés Manuel López Obrador en el tema del desafuero, hoy lo están haciendo con el senador Fidel Demédicis. No se vale. El gobierno sabe que su guerra sucia no le está dando efectos. Así se maneja Graco.

El CEN revisará su proceso, ¿confía en la dirigencia de Basave?

—Los principios básicos del PRD y su línea política dice que los perredistas tenemos que combatir la corrupción venga de donde venga. Si los principios del PRD son tan claros no podemos ser tapaderas y el CEN no debe convertirse en eso. Si Graco fuera congruente debería presentarse ante la justicia por el caso de Gisela.

¿Pedirá al CEN que cite a Graco?

—Claro que sí [...] sí hay dudas que se aclare y si no tienen nada, que no se preocupen.

¿Qué está en juego?

—El tema es la lucha política por el ayuntamiento, desestabiliza tres municipios. Cuernavaca cuando Cuauhtémoc Blanco no acepta el mando único; en Tlaquiltenango, señaló al edil Enrique Alonso de ser el vínculo de “Los Rojos” con los presidentes municipales. Dijo en medios que su grupo de inteligencia le iba dar las pruebas contundentes y ya pasó casi un mes y no ha presentado nada. En Temixco, su personero, el diputado federal Javier García es el que genera todo el relajo haciéndose pasar como defensor de las causas sociales cuando nunca lo ha hecho.

¿El gobernador es su enemigo?

—No soy su enemigo, es mi amigo. Donde ya no coincidimos es en su forma de hacer política y en el daño terrible que le está causando al pueblo. No soy tapadera de nadie ni establezco complicidades, llámese como se llame y venga de donde venga. No le tiro a Graco, le tiro a las políticas que están lastimando al pueblo [...] Tenemos más de mil 600 desaparecidos.

Dijo que solicitaría que le investigara la PGR por el caso Mota...

—Yo me puse a disposición de las autoridades, tuve una reunión con la procuradora (Arely Gómez) y con un subprocurador, que lleve específicamente ese tipo de asuntos, rendí mi declaración.

// El Universal