La Carpeta:
1 de 10
 
En el proceso para extraditar a Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos se incluyó un compromiso de ese país con México para no aplicar la pena de muerte al líder del Cártel de Sinaloa en cortes de aquel país, sino sólo procesarlo por los homicidios cometidos en Texas.
Staff
enero 12, 2016, 6:16 am

Capo2

En el proceso para extraditar a Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos se incluyó un compromiso de ese país con México para no aplicar la pena de muerte al líder del Cártel de Sinaloa en cortes de aquel país, sino sólo procesarlo por los homicidios cometidos en Texas.

Según la legislación de ese estado de la Unión Americana, el delito de homicidio se castiga hasta con la pena de muerte. Para garantizar que “El Chapo” Guzmán no enfrentará la pena de muerte, la Procuraduría General de la República (PGR) presentará una “nota diplomática” para hacer valer la legislación mexicana, informó el director general de Procedimientos Internacionales de la Procuraduría General de la República, José Manuel Merino.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario reconoció que el tratado de extradición entre México y Estados Unidos prevé excepciones para el traslado de un reo como la posibilidad de que se le aplique la pena de muerte a un acusado de nacionalidad mexicana, la cual está prohibida por el artículo 22 de la Carta Magna, ya que se le considera una pena inhumana que afecta los derechos humanos.

En este sentido, advirtió que el gobierno de México cumplirá con lo marcado en la ley para garantizar que en el caso de “El Chapo” Guzmán el gobierno estadounidense se comprometa a que sea procesado y en su caso declarado culpable de los delitos de homicidio que enfrenta, pero sin que se le pueda condenar a la pena de muerte.

El director de Procedimientos Internacionales de la PGR reveló que en uno de los dos procesos de extradición de Guzmán Loera, el que formuló una Corte de Distrito del Estado de Texas, enfrenta varias imputaciones por homicidio, pero hay un compromiso por escrito de las autoridades estadounidenses de que se va a respetar lo que marca el Tratado de Extradición en el sentido de que no se le aplicará la pena de muerte al traficante mexicano.

Además, reconoció que la PGR ya fue notificada de dos nuevos amparos promovidos por la defensa del narcotraficante en contra de la extradición, los cuales, confió, “serán desechados”.

La defensa de Guzmán Loera puede argumentar que de extraditarse sería condenado a dicha pena por las acusaciones de homicidio que hay en su contra.

—Si, efectivamente es algo que puede argumentar, pero nosotros como gobierno mexicano tenemos que ser muy cuidadosos de que los delitos por los que está siendo solicitado por el gobierno de Estados Unidos, si bien son susceptibles de dicha pena, está no puede ser aplicada.

El gobierno mexicano tiene que cerciorarse de las garantías que ofrezca el gobierno de Estados Unidos a efecto de que la pena de muerte no se le aplique porque se estaría violando nuestra Constitución y el Tratado de Extradición suscrito por ambos países.

¿Cómo pueden tener esa garantía de que “El Chapo” no será condenado a muerte?

—El trámite que a nosotros nos asegura del respeto a esta garantía por parte de Estados Unidos se hace mediante una nota diplomática que se presenta ante la Secretaría de Relaciones Exteriores, en la cual una vez que Guzmán sea entregado en extradición ellos se comprometen a no ejecutar una pena de muerte en virtud de que nuestra Carta Magna en su artículo 22 constitucional prohíbe penas inusitadas.

¿En este caso ya se presentó esta garantía por parte del gobierno de Estados Unidos?

—Al día de hoy lo que tenemos (son) las solicitudes y en la misma petición que corresponde a la Corte de Distrito del Oeste de Texas, en la que pudiera ser susceptible de que se le aplique la pena de muerte, sí viene acompañada de una manifestación en la que se garantiza que si es el caso de que se concrete la extradición Estados Unidos se compromete a sólo procesarlo, pero no aplicarle la pena de muerte.

Por otra parte, se nos informa hoy que existen dos nuevos amparos de Joaquín Guzmán Loera contra la extradición. ¿Existe una suspensión de oficio que suspenda su traslado?

—Efectivamente, Guzmán Loera ha presentado diversos juicios de amparo desde el año pasado, desde que tuvo conocimiento de las solicitudes de extradición que formuló el gobierno de Estados Unidos, pero estos amparos se han venido sobreseyendo, es decir, que se declaran sin materia ya que todavía no existe el acto reclamado.

Además, quiero decirle que la suspensión que se dicta el día de hoy tampoco detiene el procedimiento de extradición que está por empezar derivado de la ejecución de las órdenes de aprehensión provisionales, ya que esta persona debe comparecer ante los jueces federales que conocen los procesos de extradición.

Procuradora, a favor de extraditar a capo

La procuradora General de la República, Arely Gómez González, se pronunció a favor de extraditar a Joaquín “El Chapo” Guzmán cuando concluyan los procesos legales que están en curso.

Argumentó que el gobierno mexicano debe recurrir a esta medida cuando un reo ya no aporte datos sobre delitos que se cometen en el país o cuando exista el riesgo de que el detenido pueda salir.

Cuestionada por el periodista Joaquín López-Dóriga sobre las posturas de algunos partidos políticos como el PRD, que piden juzgar a Guzmán Loera en México, la titular de la PGR comentó que el capo debe ser extraditado a Estados Unidos para que enfrente también las acusaciones que le han formulado al menos seis Cortes de Distrito de ese país.

No obstante, reconoció que el proceso de extradición no es inmediato y que este se puede prolongar de uno a cinco años mediante las excepciones y los juicios de amparo que van a presentar los abogados de Guzmán ante los Juzgados tercero y octavo de Distrito de Procesos Penales Federales del DF.

La procuradora advirtió que la PGR dará seguimiento “minuto por minuto” a los argumentos, con el objetivo de defender la entrega del capo a la justicia de Estados Unidos.

“Para poder lograr la extradición de una persona el tiempo promedio sería de un año. Sin embargo, puede ser hasta de cinco años en algunos casos. Aquí lo importante es que nosotros estaremos dando un seguimiento puntual a todos los procedimientos para aportar y combatir cada una de las excepciones que presente la defensa del reclamado”, afirmo Gómez González.

Comentó que después de que se diera cumplimiento a las dos órdenes de detención con fines de extradición que estaban vigentes contra el criminal desde septiembre del año pasado, la PGR está a la espera de que los jueces federales encargados de emitir una opinión jurídica notifiquen personalmente a Joaquín Guzmán Loera del inicio de ambos procedimientos, para que el inculpado haga valer sus medios de defensa jurídica.

“Al dar inicio formalmente el procedimiento, y después de haber sido escuchadas las notificaciones el fin de semana, él tiene tres días para poder poner excepciones. Posteriormente, puesto que es lógico que las va a presentar, porque siempre se inconforman [los procesados] y presentan excepciones contra las órdenes de extradición, cuenta con 20 días más para probarlas”, señaló.

Agregó que la PGR trabajará de forma muy puntual “para poder responder las excepciones del reclamado y llevar a cabo un seguimiento oportuno de las órdenes”, por lo que una vez más se pronunció a favor de la extradición de Joaquín Guzmán Loera a Estados Unidos.

Dijo que la justicia mexicana estuvo trabajando en el tema desde antes que sucediera la fuga.

“Personalmente estoy a favor de la extradición en determinados casos. Hay veces en las que es necesario extraditar a las personas. Primero, porque ya están detenidas y no aportan ningún elemento que resulte significativo para la investigación que realiza la Procuraduría. Nosotros nos damos cuenta que tenerlo más tiempo ya no nos va a aportar nada para nuestra investigación, en cambio a Estados Unidos le puede brindar todavía mayores elementos”, explicó.

// El Universal