La Carpeta:
1 de 10
 
Aun con la reforma energética, a México le va a llevar 11 años recuperar los niveles de extracción de petróleo crudo que tenía en 2004, cuando llegó a producir 3 millones 383 mil barriles diarios, detalló la Secretaría de Energía (Sener).
Staff
enero 5, 2016, 9:01 am

petroleo

Aun con la reforma energética, a México le va a llevar 11 años recuperar los niveles de extracción de petróleo crudo que tenía en 2004, cuando llegó a producir 3 millones 383 mil barriles diarios, detalló la Secretaría de Energía (Sener).

Según el informe “Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2015-2029”, que presentó la dependencia, con la apertura energética y la participación de empresas privadas, México aspira a elevar la producción de crudo en 45.3% en los próximos 15 años.

La inversión que el país requiere para alcanzar esta cifra se estima en 3 billones 358 mil millones de pesos.

El informe prevé dos escenarios en materia energética de producción de petróleo crudo para el país como resultado de la reforma energética.

Uno, en donde México enfrenta el riesgo de una caída en la producción de petróleo crudo de 7.5% en los próximos 15 años, pues ni con la apertura al sector privado es posible elevar la plataforma de extracción de la principal materia prima que elabora el país. En ese panorama no se plantea la posibilidad de alcanzar los 3 millones de barriles diarios en 2029.

La plataforma a la que aspira a llegar México en ese año, es de 2 millones 117 mil barriles diarios, 171 mil barriles menos que la producción que se fijó para efectos presupuestales en este año (2 millones 288 mil barriles diarios).

El segundo escenario considera que en los próximos 15 años la producción total se incrementa 45.3%, al pasar de 2 millones 288 mil barriles diarios en 2015 (plataforma establecida por el Congreso para efectos presupuestales) a 3 millones 325 mil barriles diarios en 2029, alcanzando su producción máxima en 2026 con 3 millones 426 mil barriles por día.

El documento, avalado por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y que constituye el marco de planeación de corto y largo plazo que establece las bases para el desarrollo eficiente de infraestructura de producción de petróleo y petrolíferos, determina que la diferencia entre los dos escenarios puede significar una producción total de aceite de 57.1%, que en volumen representa una diferencia de mil 208 millones de barriles diarios.

Ese volumen de nueva producción va a provenir de lo que aportan tanto privados como Pemex en las diferentes asignaciones que obtengan.

En las asignaciones para la extracción es posible esperar 366 mil barriles diarios; en migraciones, 19 mil por día; en asignaciones para exploración 297 mil diarios; y en las rondas de licitaciones 527 mil diarios más.

La Sener considera que la mayor proporción de petróleo crudo que se puede obtener en los próximos 15 años va a venir de campos localizados en aguas someras (bajas profundidades), equivalentes a 703 mil barriles diarios, seguido por los campos terrestres, con 266 mil barriles por día.

De aguas profundas, que se han llegado a considerar las zonas más prometedoras y de mayor interés para las grandes empresas petroleras que pueden llegar al país como ExxonMobil, Chevron, Shell y BP, entre otras, es posible esperar una producción de 240 mil barriles diarios, que equivalen al 20% de la nueva producción total.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web