La Carpeta:
1 de 10
 
Al promulgar la reforma política que hace a la Ciudad de México oficialmente una entidad autónoma en el país, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que este logro es un triunfo del diálogo y de la democracia, pero sobre todo de los habitantes de la capital.
Staff
enero 30, 2016, 12:31 pm

mancera-epn

Al promulgar la reforma política que hace a la Ciudad de México oficialmente una entidad autónoma en el país, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que este logro es un triunfo del diálogo y de la democracia, pero sobre todo de los habitantes de la capital.

“La transformación de las actuales delegaciones en demarcaciones territoriales, cuyo gobierno estará a cargo de alcaldías, es un paso adelante en el concepto mismo de Federación, así como en el fortalecimiento de nuestra democracia y de la pluralidad política”, expuso el Presidente.

En el Patio de Honor del Palacio Nacional, Peña Nieto llamó a los próximos integrantes de la Asamblea Constituyente a que se desempeñen con responsabilidad y eficacia, con una visión de Estado “por encima de los intereses de fracciones y partidos”.

Destacó que la democracia avanza en el largo proceso histórico que ha dado forma a las instituciones y al régimen jurídico del país.

Afirmó que la promulgación de esta reforma política “es un logro del Pacto por México”, y representa un gran día para el federalismo, para la democracia y la vida republicana del país.

El Presidente indicó que con esta ley concluye un proceso histórico que demuestra que, más allá de diferencias políticas, es posible sumar en favor de la sociedad mediante el diálogo maduro y constructivo.

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que por más que se intente denostar la reforma política, ésta reconoce a una entidad autónoma y soberana, y abre la posibilidad de discutir una nueva Constitución para el país.

“Es el resultado de un trabajo coordinado donde se dejaron de lado agendas personales y posiciones sectarias”, reconoció Mancera Espinosa.

El perredista Jesús Zambrano, presidente de la Cámara de Diputados, agregó que es un ejemplo de que se puede impulsar una nueva Constitución para el país. El presidente de la Cámara de Senadores, el panista Roberto Gil, negó que la aprobación de esta iniciativa haya sido para repartirse espacios de poder en los partidos.

La reforma entró este viernes en vigor, aunque el proceso de administración pública y la aplicación de las nuevas normas constitucionales será paulatina. Una vez integrada la Constituyente en septiembre, sesionará en Xicoténcatl, en la antigua sede del Senado.

// El Universal