La Carpeta:
1 de 10
 
El Universal despliega hoy también un artículo de investigación donde vincula a autoridades policíacas del sur de Estados Unidos con los cárteles de la droga y asegura que los sobornos de los capos han alcanzado a sheriffes, patrulleros fronterizos y funcionarios aduanales.
Jose Jaime Ruiz
octubre 7, 2014, 5:15 am

jjr-tubos

* La construcción de la imagen en el exterior de Enrique Peña Nieto se tambalea por los asesinatos de normalistas en Guerrero.

* La focalización de la violencia del crimen organizado contra los ciudadanos pasó de Nuevo León a Michoacán, Guerrero y Tamaulipas.

* La penetración de los cárteles en las estructuras de gobierno, como se ha visto en Michoacán, Guerrero y Tamaulipas, es un hecho inobjetable.

* “Un informe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) confirma que José Luis Abarca Velázquez, alcalde de Iguala con licencia, tiene estrechos vínculos con grupos del crimen organizado que operan en la zona norte del estado de Guerrero.

“Gracias a los nexos de su esposa, suegra y cuñados con Arturo Beltrán Leyva, Abarca Velázquez, ‘quien sirvió a este capo de lavador y prestanombres, pudo levantar en pocos años una fortuna considerable’, dice el documento en poder de El Universal”.

* El Universal despliega hoy también un artículo de investigación donde vincula a autoridades policíacas del sur de Estados Unidos con los cárteles de la droga y asegura que los sobornos de los capos han alcanzado a sheriffes, patrulleros fronterizos y funcionarios aduanales.

* Y, sin embargo, ¿por qué mataron a los estudiantes de Ayotzinapa? ¿A quiénes servían los estudiantes que se encontraban fuera de su principal área de influencia que era Chilpancingo? ¿Qué cártel compite con Guerreros Unidos por esas plazas?

* ¿Tiene que pedir, al menos, licencia el gobernador Ángel Heladio Aguirre? Claro, la desaparición y muerte de los normalistas amerita que tome distancia y las investigaciones no estén contaminadas por las relaciones peligrosas que mantuvo con el alcalde de Iguala y éste con el crimen organizado.

* Destaca en su columna de hoy de Excélsior el periodista Jorge Fernández Menéndez:

* “¿Por qué tendría que pedir licencia Aguirre Rivero? Primero, por una elemental congruencia. No estamos ante un hecho menor: 43 estudiantes secuestrados por policías locales en connivencia con delincuentes, trasladados en vehículos oficiales, siete muertos y por lo menos 25 heridos.

“El presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, es un personaje muy cercano al gobernador Aguirre, también llegado de última hora al PRD como el mandatario y que fue muy influyente en su campaña. Desde siempre se supo que uno de sus cuñados fue Alberto Pineda Villa El Borrado, hermano de su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, uno de los jefes de los Beltrán Leyva en Guerrero, y su otro cuñado es Salomón Pineda El Molón, que estuvo preso en Tamaulipas y fue puesto en libertad apenas el año pasado. Las autoridades afirman que Salomón Pineda es el actual jefe de Los Guerreros Unidos en Iguala. Si el presidente municipal es cuñado de los dos principales líderes del crimen organizado en esa misma ciudad ¿usted lo apoyaría para ese cargo?, ¿no le pondría especial atención a su desempeño?, ¿ no le pediría que rindiera cuentas?, ¿no tendría por lo menos que pasar algún control de confianza?. Nada de eso se hizo con Abarca.”

* El grado de connivencia de las autoridades con el crimen, en muchos casos, ya es orgánico. Por los acontecimientos como los de Guerrero en el tema de la seguridad, nos seguimos preguntando si México tiene un Estado fallido.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web