La Carpeta:
1 de 10
 
Las pésimas investigaciones que realiza la Procuraduría de Justicia, salieron a relucir al dar por muerto a un internos del Cereso de Cadereyta, que 24 horas después fue encontrado vivo por sus familiares que visitaban a otro interno.
Staff
octubre 13, 2017, 7:33 am

Las pésimas investigaciones que realiza la Procuraduría de Justicia, salieron a relucir al dar por muerto a un internos del Cereso de Cadereyta, que 24 horas después fue encontrado vivo por sus familiares que visitaban a otro interno.

Según los informes periciales de las autoridades, esta persona era uno de los cuerpos calcinados que fueron encontrados en unos de los ambulatorios del reclusorio.

El reo que “revivió”, fue identificado como Lázaro Salvador Macías Reyna, quien enfrenta diversos delitos del fuero común.

Por lo cual, ahora se desconoce a quien pertenece el cuerpo calcinado, quien tendrá que ser identificado por medio el ADN.

Esto puso de nuevo en tensión a varias familias, que no han tenido contacto con los internos debido a que no son encontrados dentro del Cereso.

Según los informes en el caso del interno Macías Reyna, su cuñada entró a la visita para ver a su esposo.

En ese momento se dio cuenta que su cuñado estaba vivo, pero muy golpeado, incluso lo encontraron en silla de ruedas.

El padre del reo mencionó que ellos ya habían contratado los servicios funerarios, para brindarle cristiana sepultura a su hijo.

Indicaron que las autoridades les informaron que desafortunadamente, Macías Reyna era uno de los 17 internos que fallecieron durante los disturbios del pasado martes.

Mencionaron que acudieron al Servicio Médico Forense y les querían entregar un cuerpo calcinado.

Indicaron que ellos no reconocieron a su familiar, por medio de las fotografías que les mostraron.

Por lo cual, les indicaron que les realizarían pruebas de ADN.

Afortunadamente, ayer por la mañana encontraron por casualidad su ser querido vivo.

SE DISCULPA ESTADO POR DAR POR MUERTO A REO HERIDO

El gobierno de Nuevo León emitió una disculpa pública por incluir dentro de los reos fallecidos en el Penal de Cadereyta a Lázaro Salvador Macías Reyna, quien presenta heridas que no ponen en peligro su vida.

En entrevista, Aldo Fasci Zuazua, vocero de Seguridad, atribuyó el error a la premura por informar el nombre de los ahora occisos que, aseguró, al momento están plenamente identificados.

Aclaró que la cifra de muertos se mantiene en 17 y los lesionados se recuperan satisfactoriamente.

“Entregamos una lista con un nombre de más, indebidamente porque ese nombre era tentativo de uno de los no identificados, nos equivocamos de lista”, dijo.

“Pedimos una disculpa, no hay otra más que pedir una disculpa por este error administrativo de parte nuestra por el acelere de andar entregando una lista en lugar de leer los nombres, una disculpa a la gente, a los familiares y a todo mundo”, expresó.

Tras ser notificados de la muerte de Macías Reyna, familiares acudieron al Servicio Médico Forense donde les enseñaron varios cuerpos e hicieron pruebas de ADN para corroborar su parentesco con uno de los reos calcinados.

Sin embargo, otro familiar que entró de visita al penal, encontró al interno en cuestión, con lesiones que lo mantienen en una silla de ruedas.

En cuanto a los lesionados, el funcionario indicó que las tres personas que fueron intervenidas quirúrgicamente, incluyendo al policía con perforación de pulmón por varilla, se encuentran estables.

Por su parte, la Procuraduría de Justicia en el Estado continúa con las investigaciones en las que se ha identificado a más de 54 internos que participaron en los hechos.

Mismos que, adelantó, serán procesados por motín, homicidio y secuestro.

Respecto a la falta de comida en el reclusorio, Fasci Zuazua refirió que los reventadores que se encuentran a las afueras del lugar no permitían la entrada del camión con alimentos. La situación ya fue resuelta, aseveró.

“Esa gente es la que hace daño, no permitían que pasaran los camiones con alimento, ya se regularizó esa situación pero ha sido muy complicado, bloquean todo lo que entra y sale del centro penitenciario”.

 Las autoridades estatales realizaron una reevaluación de los internos del Cereso de Cadereyta que resultaron lesionados, durante los disturbios del pasado martes, subiendo la cifra a 50 heridos y 17 personas fallecidas.

Sin embargo, los familiares aseguran que son más de 150 los internos que requieren ser trasladados a un hospital, algunos incluso no pueden moverse por los golpes que recibieron.

Mientras que otros 10 internos hasta el momento no han sido ubicados en hospitales o dentro del reclusorio.

Las autoridades estatales aseguran que estos se encuentran “auto perdidos”, es decir que no responden a los llamados ante el temor de ser trasladados a Ceresos de otros estados.

También trascendió que algunos reos no fueron llevados a un hospital, ante el temor de que escaparan.

Uno de los casos denunciados, es la desaparición del reo Daniel Gaona Nieto, de 25 años de edad, quien enfrenta diversos delitos del fuero común.

Indicaron que el interno estaba detenido desde el año 2012 en dicho Cereso, al ser sentenciado a 17 años de prisión por asaltos y portación de droga, asi como un arma de fuego.

Indicaron que este interno formaba parte de los primeros 31 lesionados, que fueron llevados al Hospital Universitario.

Sus padres indicaron que alcanzaron a visitarlo por unos minutos en el nosocomio.

Pero al regresar para llevarle ropa, les indicaron que ya lo habían regresado al Cereso de Cadereyta.

Sin embargo, al llegar al penal sus padres tampoco lo localizaron y temen por su integridad, pues tenía lesiones graves en la zona del cráneo.

Tras el motín que dejó 17 fallecidos y decenas de heridos, ayer las autoridades penitenciarias permitieron las visitas escalonadas de los familiares de los reos para que los vieran.

Luego de ingresar, varias mujeres manifestaron esta mañana que se han encontrado con decenas de internos muy golpeados y que requieren urgentemente hospitalización.

Mencionaron que el servicio médico que existe en el Cereso, no ha sido suficiente para atender a los lesionados y los medicamentos se agotaron.

La tarde de ayer llegó personal del Sedesol del gobierno Federal, para dialogar con las familias y solicitaron a las autoridades estatales para que se les brinde la información necesaria.

También personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, entraron al Cereso, para solicitar informes de los reos que continúan desaparecidos.

// El Porvenir
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web