La Carpeta:
1 de 10
 
Alfredo Becerril, fiscal para delitos de alto impacto de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, afirmó que se investigará con precisión el caso de la niña de 3 años que fue arrojada en repetidas ocasiones a la alberca de un hotel y que murió por asfixia por sumersión el pasado 12 de agosto.
Staff
agosto 26, 2015, 2:24 pm

Alfredo Becerril, fiscal para delitos de alto impacto de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, afirmó que se investigará con precisión el caso de la niña de 3 años que fue arrojada en repetidas ocasiones a la alberca de un hotel y que murió por asfixia por sumersión el pasado 12 de agosto.

"Es un hecho que será investigado con precisión y en el que no habrá ningún espacio de impunidad", expuso el funcionario en entrevista con Radio Fórmula.

Además, comentó que no se puede afirmar ni descartar que el hombre haya estado bajo el influjo de alguna droga, porque fue detenido días después de los hechos.

Este lunes, la agencia de noticias "Quadratín" difundió un video captado por las cámaras de seguridad del hotel localizado en la ciudad de Morelia, en donde se ve a un hombre que de manera violenta arroja a la niña en repetidas ocasiones a la piscina.

El sujeto, pareja sentimental de la madre de la pequeña desde hacía seis meses, fue detenido el 21 de agosto en Guadalajara, Jalisco, y trasladado a un penal de Morelia.

Ayer miércoles se informó que la investigación del caso durará al menos 4 meses y al respecto, el fiscal Alfredo Becerril detalló que eso se debe a la entrada en vigor del nuevo sistema penal acusatorio en Michoacán.

También refirió que el detenido hizo uso de su garantía de no declarar con relación a los hechos; "seguramente esperará todas las pruebas que se recaben y con base a ello seguramente formulará su defensa", dijo.

"Este es un evento que conmociona indudablemente a la estructura social", comentó Becerril en entrevista con José Cárdenas, y explicó que el cargo que se está formulando es homicidio agravado.

De acuerdo con el fiscal, la PGJE tendrá los cuatro meses para recabar mayores elementos de prueba. Dijo que hay muchos datos pero no pueden hacerse públicos porque son parte de la garantía de defensa de las personas.

"Pero en general, lo que está probado es el hecho de que la menor muere por asfixia por sumersión, y existe un dato de prueba donde una persona masculina, que ya está siendo identificada plenamente, en repetidas ocasiones la arroja a la alberca con el ánimo claro de que la menor pudiera ahogarse, hay el dato de la que menor no sabía nadar", manifestó.

- Empleados del hotel no se percataron de los hechos

Alfredo Becerril también narró que cuando ocurrieron los hechos en la alberca del hotel, la mamá de la niña se encontraba durmiendo en el cuarto.

Expuso que no cuentan con el dato de si pudiera haber testigos. Al respecto, refirió que de acuerdo con el video, que dura más de tres horas, el hombre arrojaba a la niña cuando la piscina estaba sola.

También en entrevista radiofónica con Reporte 98.5, el fiscal comentó que el personal del hotel no se dio cuenta de lo que pasaba, pues aunque cuentan con las cámaras, no tienen un monitoreo constante.

"El personal del hotel refiere que no se dio cuenta de lo que pasaba, pues aunque tienen cámaras no tienen un monitoreo constante; pero cuando se solicita la información, de alguna forma sí se lograron recabar un poco más de 3 horas de video que será parte de la información que el juez tendrá que valorar y que tendrá que revisar en los términos de los derechos que le asisten a las personas", manifestó.

Mamá había advertido a su pareja que su hija no sabía nadar

De 20 a 40 años de prisión podría ser la pena que alcance el presunto responsable de la muerte de una niña de 3 años, quien falleció ahogada en la alberca de un hotel de Morelia, advirtió Alfredo Guadalupe Becerril Almazán, fiscal especial para la atención de Delitos de Alto Impacto de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJE).

El funcionario refirió que de acuerdo con las investigaciones, José David "N", el hombre señalado y detenido como presunto responsable de la muerte de la menor, es originario de Jalisco y apenas llevaba una relación sentimental de seis meses con la madre de la niña.

Dijo que según las declaraciones, la mamá se encontraba dormida en su habitación cuando sucedieron los hechos.

El fiscal relató a EL UNIVERSAL sobre el tiempo que pasó entre la primera sumersión de la menor en esa alberca de 1.7 metros de profundidad, y el momento en el que perdió la vida.

“Hay un dato inicial que nos habla de que hay varios momentos que van aproximadamente de las 9:30-10:00 de la mañana a alrededor de las 12:00 del día, entonces, todo esto forma parte de la investigación que tiene que ser más acuciosa y que precisamente es la base de esta investigación judicial”, detalló.

Becerril Almazán señaló que ya buscan otros testigos y más elementos de prueba, y dijo que desarrollarán otras pruebas periciales para llevar todos los elementos a la audiencia del juicio correspondiente y que el inculpado conozca cuáles son esos elementos que hay en su contra y que pueda por principio de contradicción de prueba aportar lo que considere pertinente.

“Básicamente aquí el tema a analizar es que es un fenómeno de la propia conflictiva social que se tiene de los problemas personales que alguien puede afrontar; pero en este caso es reprobable y lamentable, y en el caso de que se pudiera concluir esta investigación adecuadamente, pues las penas para él podrían ir desde 20 a 40 años de prisión”, explicó el fiscal especial.

No obstante, destacó que en éste, como en otros casos, el Nuevo Sistema Penal Acusatorio habla necesariamente de la presunción de inocencia, por lo que no pueden condenar, ni hacer culpable a alguien hasta que haya un hecho probado, donde será el juez de la causa quien determine su situación jurídica.

“Aquí lo que ya tenemos es a una persona que ha sido detenida bajo una orden de aprehensión y que ha sido puesta a disposición de un juez, y estamos en la etapa de la investigación judicial que son cuatro meses lo que se nos ha dado para aportar las pruebas ante el juez y que determine la probable responsabilidad del inculpado”, reiteró.

A pregunta expresa, Alfredo Becerril dijo desconocer aún si el inculpado se encontraba drogado o alcoholizado a la hora de sumergir en repetidas ocasiones a la menor.

No obstante, el funcionario de la PGJE aseveró que José David "N" sabía perfectamente que la niña no sabía nadar; una por su edad y otra porque ya había sido advertido por su pareja sentimental, a quien acompañaba en su viaje a la capital michoacana por cuestiones de trabajo.

Becerril aseguró que la línea de investigación de presunto homicidio podría fortalecerse, una vez que se declare a otros posibles testigos que pudieran ubicar en torno a la muerte de la niña.

Entre las personas que podría llamar a declarar la Fiscalía se encuentran algunos huéspedes que se encontraban en el área de alberca, o incluso trabajadores del hotel y demás personas que puedan ser identificadas como posibles testigos del homicidio, que aparezcan en el video dado a conocer en primera instancia por algunos medios de comunicación locales y que ya tienen en su poder.

En dichas imágenes se aprecia cómo una persona del sexo masculino sumerge una y otra vez a la niña de tres años en la alberca.

También se evidencia cómo José David "N" la lanzaba al agua con fuerza desmedida.

// El Universal

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web