La Carpeta:
1 de 10
 
Comentan que como el individuo no abandone su infame comportamiento con las damas, en breve le van a sacar un susto marca “Acme”, en una agencia del ministerio público.
Francisco Tijerina
enero 6, 2016, 7:00 am

pacot-nuevo

“Hay quienes prefieren no mirarse en el espejo, porque ni ellos mismos se aguantan.” // Yomero

Hay cosas que sencillamente no entiendo.

El sistema educativo debería hacer una revisión a fondo para quitarnos a tanto “licenciado” (maestros que gozan de una licencia que les permite realizar otras tareas en lugar de trabajar en las aulas), porque a final de cuentas su sueldo sale del dinero de todos nosotros. Hay algunas excepciones, como las licencias para trabajar en el sindicato, que uno debe respetar, pero hay otras que ni al caso.

Explíquese cómo es posible que teniendo la bancada de Nueva Alianza en el Congreso local apenas un integrante, tenga comisionado a un personaje que presume es quien ve los asuntos de comunicación del grupo legislativo, aunque la verdad es lo último que realiza.

El individuo es profesor en el Subsistema de Secundarias Técnicas de la Sección 21 y también da clases en la Facultad de Comunicación en la UANL. ¿Cómo se hizo especialista en comunicación? Como muchos otros que hasta hace poco tiempo “asustaban con el petate del muerto” diciendo ser “el alumno más querido” de un viejo periodista que recién acaba de fallecer.

Además de que al angelito no le soportan los compañeros que cubren la fuente del Congreso, circulan entre el personal femenino del Poder Legislativo y no pocas de la Universidad, horrendas historias sobre su comportamiento e insinuaciones, que al primer reclamo reciben la cantaleta de “soy el alumno más querido de fulano y además muy, pero muy, muy amigo de un altísimo directivo de la UANL que despacha en el piso 8” (estoy seguro que esto le va a caer muy en gracia al Rector de la Universidad).

¿Realmente ocupa Nueva Alianza en el Congreso de Nuevo León a un encargado de prensa? ¿Tenemos que pagar nosotros su sueldo por no hacer nada y encima dedicarse a hostigar mujeres? Si efectivamente era -como él asegura- el alumno más querido de aquel periodista y éste ya se le murió, ¿ahora con qué petate va a asustar?

Por años he sostenido que en México todo el mundo sabe encender el carbón para una carne asada, todos somos los mejores directores técnicos de un equipo de futbol y también a todo el mundo se le hace fácil andar presumiendo saber de cuestiones de comunicación.

Comentan que como el individuo no abandone su infame comportamiento con las damas, en breve le van a sacar un susto marca “Acme”, en una agencia del ministerio público.