La Carpeta:
1 de 10
 
Para Ricardo Anaya es el inicio de su fin. Ya lo publicó Pancho Garfias en Excélsior: “Anaya está en la mira del gobierno y el PRI. Si el político queretano tiene cadáveres en el clóset, se los van a sacar a su debido tiempo”. Cierto, jugar a las “guerritas” es de niños.
Jose Jaime Ruiz
octubre 8, 2017, 7:48 am

La batalla de la percepción ya la perdió el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés. Aquí realidad empata con percepción y todos los analistas coinciden en su falta de pericia política, en su inmadurez intelectual, en su ambición voraz. Ricardo le declaró la guerra a Margarita Zavala, al gobierno federal, al PRI y al periódico El Universal.

Al salir airosa por la puerta de enfrente del PAN, Margarita sólo le dejó una salida a Ricardo, escaparse por la puerta de atrás. El Universal golpea hoy a Anaya a través de Zavala: “Anaya me pidió no cuestionar sus propiedades”. Investigación o filtración, ese rotativo ha hecho suya la nota del “enriquecimiento exponencial” de Ricardo. Y Ricardo tiene que estar preparado no para las embestidas del PRI, de eso se encarga Enrique Ochoa Reza, sino para los golpes de Los Pinos.

Anaya quiso chantajear al presidente Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray con Coahuila (avalando la elección del Estado de México). No pudo. Quiso chantajear con el fiscal a los priistas. Pudo a medias. Quiso rebasar al PRI con la creación del Frente. Apenas se sostiene esa estructura. Y hoy El Universal se solaza con la humillante derrota de Ricardo.

Sostiene Margarita:

1.- Hice todo lo posible por quedarme en Acción Nacional, por abanderar al partido y nunca quise hacerle daño, no está en mis manos evitarlo y sí en manos de otro evitar ese daño…

2.- …pudo haber tenido un PAN unido, esa es la labor de un jefe nacional. Lejos de unir, dividió; lejos de dirimir controversias, al contrario, las ahondó y las profundizó; y lejos de fortalecer la vida democrática, cooptó todos los órganos del partido.

3.- La responsabilidad de la unidad es la de un jefe nacional.

4.- Estoy dispuesta a dialogar con los del Frente, quería verme con ellos en estos días, pero no sé la posición de Ricardo.

5.- –¿Es cierto que Anaya te pidió que no lo criticaras por el patrimonio de su familia que publicó El Universal?

–Sí… sólo dos veces él llamó. Una vez que iba a dar una posición y creyó que me iba a referir a lo del patrimonio y otra cuando sabía que iba a presentar la renuncia y estaba en Monterrey…

6.- Si de algo le puedo dar clases es precisamente de ser oposición y de enfrentarme al PRI porque lo he hecho toda mi vida. Él de eso tiene muchas cuentas que rendir.

7.- Tiene una confusión entre ser juez y parte, que no debiera tenerla por la propia carrera que dice que estudió.

8.- …debe saber que las obsesiones no ayudan ni para dirigir ni para guiar ni para transformar.

9.- Estoy dispuesta a dialogar con cualquier jefe de partido.

10.- Sé de las muchas cosas que pueden unir a miles de panistas y desde luego con otros partidos, por ejemplo, con el Frente; nunca rechacé la idea, al contrario, voté a favor.

Hasta aquí Margarita. Para Ricardo es el inicio de su fin. Ya lo publicó Pancho Garfias en Excélsior: “Anaya está en la mira del gobierno y el PRI. Si el político queretano tiene cadáveres en el clóset, se los van a sacar a su debido tiempo”. Cierto, jugar a las “guerritas” es de niños.

 
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web