La Carpeta:
1 de 10
 
Estos son los 15 gobernadores mejor evaluados de nuestro país, según la encuesta aplicada a los usuarios mexicanos de Facebook de la empresa México Elige de los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano que publica SDP Noticias:
Federico Arreola
noviembre 21, 2017, 9:42 am

10 panistas entre los 15 mejores

Estos son los 15 gobernadores mejor evaluados de nuestro país, según la encuesta aplicada a los usuarios mexicanos de Facebook de la empresa México Elige de los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano que publica SDP Noticias:

1º El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, PAN

2º El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, PAN

3º El gobernador de Durango, José Rosas Aispuru, PAN

4º El gobernador de Yucatán, Rolando Zaparta, PRI

5º La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, PRI

6º El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, PRI

7º El gobernador de Nayarit, Antonio Echavarría, PAN

8º El gobernador de Aguascalientes, Marín Orozco, PAN

9º El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, PAN

10º El gobernador de Puebla, José Antonio Gali, PAN

11º El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, PAN

12º El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, PAN

13º El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, PRI

14º El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, PAN-PRD

15º El gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, PRI

Casi todos los gobernadores panistas, con Meade, del PRI, y no con Anaya, del PAN

En la contienda presidencial los gobernadores panistas ya tienen candidato… la mayoría no de su partido, sino del partido rival, el PRI, si acaso este instituto político se la juega con un no priista (tampoco es panista) que ha trabajado exitosamente en gobiernos del PAN, donde tiene muy buenos amigos, José Antonio Meade.

Están claramente con Meade

1.- El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez

2.- El gobernador de Durango, José Rosas Aispuru

3.-  El gobernador de Aguascalientes, Marín Orozco

4.- El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca

5.- El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín

6.- El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza (este último, a pesar de sus buenos resultados en casi todas las materias, se ubica en la parte baja de la clasificación de gobernadores por la violencia del narcotráfico en Los Cabos, que no es su responsabilidad directa).

Están claramente con Anaya

Con el dirigente nacional del PAN solo están, por un tema de lealtad institucional:

1.-  El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes

2.- El de Chihuahua, Javier Corral

3.- Francisco Vega, de Baja California (por mucho, el gobernador panista peor evaluado)

Está claramente con Moreno Valle (se irá con Meade si Anaya imposibilidad un proceso democrático de selección de candidato del PAN o del Fernte Ciudadano)

1.- El gobernador de Puebla, José Antonio Gali

Indecisos

1.- El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez

2.- El gobernador de Nayarit, Antonio Echavarría

¿Cómo podría Meade si no es candidato del PRI entregar esa enorme fuerza política a Nuño o a Narro?

Aunque es desde hace tiempo el gran favorito para lograr la candidatura presidencial del PRI, todavía no la tiene en la bolsa el secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

Hay dos priistas, Aurelio Nuño Mayer Mayer, secretario de Educación, y José Narro Robles, secretario de Salud, que podrían a última hora, ya en cuestión de días, arrebatarle la candidatura priista a Meade.

¿Cómo podría Meade, en caso de no ser él mismo el favorecido por el presidente Enrique Peña Nieto, entregar el apoyo de los gobernadores priistas a Nuño o a Narro? Respuesta: con trabajo político de sacrificio.

Meade, en el peor escenario para él, tendría que dejar la Secretaría de Hacienda, irse a la campaña de Nuño o a la campaña de Narro como enlace con el PAN y buscar a diario a los gobernadores panistas para convencerlos de jugársela con el PRI, aunque el actual secretario de Hacienda no sea el candidato.

Algo así ya hizo Meade en 2012: fue el enlace entre la campaña del candidato Peña Nieto y el gobierno de Felipe Calderón, algo que al final fue decisivo para que el PAN hiciera lo que más convenía a EPN para derrotar a AMLO, el entonces candidato de izquierda.

Y al revés, ¿cómo podría Narro Robles apoyar a Meade o a Nuño si no le toca la candidatura? ¿Cómo podría apoyar Nuño?

El único que en el PRI puede jalar un porcentaje más o menos significativo de votos de izquierda es el ex rector de la UANM.

Si Meade se compromete a buscar el apoyo panista para Narro en caso de que este sea el candidato, el ex rector deberá comprometerse a buscar el apoyo de izquierda para Meade o Nuño si cualquiera de estos se queda con la candidatura.

¿Qué puede hacer Narro Robles? Sacrificarse siendo candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Quizá Narro no ganaría en las elecciones capitalinas, pero al menos sería un estupendo contendiente frente a una académica, Claudia Sheinbaum, que de otro modo la tendrá facilita si su única rival de cuidado fuera la no muy intelectual Alejandra Barrales, del PRD.

Nuño, por su juventud, esto es, su ausencia de pasado, no tiene que ofrecer otra cosa que no sea su talento, que es notable. Así, tendrá que obligarse a aceptar, aunque le moleste, ir como coordinador de campaña de cualquiera que sea el candidato priista.

El pacto antes del destape: AMLO les dio el ejemplo

Peña Nieto, antes de destapar al candidato del PRI, debe obligar a los presidenciables de su partido a pactar que jugarán de sacrificio si no les toca el premio mayor.

Algo así como lo que ya hizo AMLO con Ricardo Monreal, que se ha mordido sus dos testigos de Jehová para poder aceptar que la estrella del 2018 en Morena, después de López Obrador, sea la señora Sheinbaum.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web