La Carpeta:
1 de 10
 
Cuando vamos a danos cuenta de que el sistema político ya se agotó, cuando mucho en la organización de elecciones y nada más. Nada ha cambiado desde la época de la dictadura del PRI. El que llega viene por todo y usara el poder para conseguirlo mientras los problemas y atrasos del país se agravan.
Carlos Chavarria
octubre 2, 2017, 8:37 am

El análisis histórico retrospectivo es una ilusión. Cuando atamos los nudos hacia atrás siempre encontraremos una forma racional de explicar la sucesión de eventos históricos. Así es nuestro lenguaje, todo es posible con él.

He escuchado y leído a sesudos estudiosos intelectuales mexicanos sus explicaciones de cómo se llegó de Juárez a Plutarco Elias Calles y de este a Díaz Ordaz.

Puras elucubraciones, pero traen un dejo de verdad instantánea explicatoria que crean una sensación de descanso, aunque la “verdad histórica” no existe en realidad. Existen, eso sí, una serie de relatos manoseados por diversos amanuenses a modo del poder.

El mundo humano, como suma de invenciones, y tal como la naturaleza, es un caos de orden uno, no es predecible porque es no lineal. Ademas la colectividad no tiene memoria o la tiene demasiado corta como para que sea útil para atisbar mas allá.

¿Alguien podría imaginarse conectar a Nixon con Trump? No lo creo, pero lo cierto es que hacia delante sólo el corto plazo es aproximable, sólo el siguiente paso se puede aproximar.

¿Alguien podría imaginar alguna conexión histórica de  Díaz Ordaz con Carlos Salinas, y luego con Peña Nieto, y ahora con la posibilidad de que otro mediocre nos gobierne?

Si bien la historia es y proviene de un proceso que no administrable, no es discernible como modelo para anticipación de eventos, eso es lo grave, aunque hemos sobrevivido a pesar de eso.

Muchos países lo entendieron hace mucho y por eso sus instituciones están a prueba de idiotas, como en el caso del vecino  más cercano, donde le han parado o modificado casi todas sus iniciativas de campaña a  su actual presidente.

No se me juzgue de ingenuo, estoy consciente que aun las “instituciones” sirven a intereses con alta influencia para mantener cierta tendencia que les conviene y que no por necesidad benefician a todos nosotros.

Pero esas tendencias forman la unica posibilidad de avance pues de alguna forma son periodos de “estabilidad” en los que ha sido posible avanzar un poco más como genie hasta la siguiente generación.

En el caso de México, avanzamos poco a poco a pesar de la política y de los políticos que de verdad son un lastre para la sociedad.

Vamos por las sutilezas y oscuridades de la historia, arrastrando o empujando a los políticos en lugar de que fueran ellos quienes energizaran a la sociedad en alguna dirección.

Dígalo si no el hecho de que ahora el PRI, el PRI, está pidiendo acabar con los pluris como medio para ahorrar recursos. Hágame usted el favor.

En su momento, las fórmulas de representación proporcional y plurinominales de Reyes Heroles fueron muy criticadas, pero todas las sugerencias fueron omiitidas.

Al César lo que es del César. Pedro Ferriz se la pasó tres años desde su plataforma radifónica juntando un millón de firmas pidiendo que desaparecieran las pluris y cuando lo logró  sólo obtuvo el despectivo silencio de todas las fuerzas políticas que ahora se quieren adjudicar la iniciativa.

Vivimos al filo del caos, y la naturaleza se encargó de demostrarlo por enésima vez, poniendo en jaque a todo el sistema de gobierno.

Ante la inutilidad de los funcionarios y legisladores, y con la intención de no desprestigiarse más,  como respuesta, empezaron a regalar y conceder lo que nunca debió entregarse a los partidos.

Cuando vamos a danos cuenta de que el sistema político ya se agotó, cuando mucho en la organización de elecciones y nada más. Nada ha cambiado desde la época de la dictadura del PRI. El que llega viene por todo y usara el poder para conseguirlo mientras los problemas y atrasos del país se agravan.

Es el momento oportuno para hacer la reingeniería del gobierno y aprovechando la inercia de ahorrar gastos que traen esos sinvergüenzas, quitarle al gobierno las funciones que la sociedad haría mejor, ni que decir de la protección civil, la educación, la energía, los servicios primarios, el turismo, la contraloría social, y muchas otras operaciones donde ya se probó que el gobierno no puede y no sabe cómo avanzar y dejar atrás encrucijadas dialécticas que surgen de los intereses  de grupo y no de la demanda social.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web