La Carpeta:
1 de 10
 
Luego de que el Inegi dio a conocer que la inflación del año pasado fue de 6.77%, la más elevada desde el 2000, Alejandro Díaz de León aseguró que el indicador está alto, mas no fuera de control.
Staff
enero 11, 2018, 8:18 am

Luego de que el Inegi dio a conocer que la inflación del año pasado fue de 6.77%, la más elevada desde el 2000, Alejandro Díaz de León aseguró que el indicador está alto, mas no fuera de control.

En entrevista con Grupo Imagen, el gobernador del Banco de México sostuvo que la mayoría de los aumentos de precios que se registraron en 2017 fue de una sola ocasión, por lo que sus efectos se diluirán a lo largo de este año.

Rechazó que haya fracasado la estrategia de Banxico para contener el alza. “La política monetaria no puede evitar los choques externos en los precios, pero sí puede hacer que se den de una manera ordenada”, afirmó.

Explicó que la inflación del año pasado se dio por choques en el nivel general de precios en dos momentos: el alza en la primera quincena de 2017 y su impacto en la economía. El otro fue al final del año, cuando los huracanes generaron en EU escasez de productos como el jitomate. Esto aumentó el precio del alimento en el mercado nacional. Estos fenómenos meteorológicos también impulsaron el alza al gas natural, aunado al aumento de 44% en el precio del combustible.

Descartó que hasta el momento se hayan detectado aumentos de precios vinculados al resultado de las expectativas inflacionarias.

“Inflación alta, pero bajo control”

"La inflación está alta, no está fuera de control”.

Alejandro Díaz de León reacciona haciendo esta precisión luego de que el Inegi diera a conocer que la inflación durante el año pasado fue de 6.77%, el nivel más elevado en 17 años.

En entrevista con Grupo Imagen el gobernador del Banco de México hace una disección para explicar la inflación del año pasado. “Los choques en el nivel general de precios se dieron en dos momentos diferentes”.

El primero de ellos fue el alza que se dio en la primera quincena de enero del año pasado y el impacto que tuvo en diferentes precios de la economía y en la parte final del año fenómenos metereológicos, como huracanes que generaron escases de jitomate en Estados Unidos que al ocasionar mayor demanda propició aumento en los precios internos, así como tanbién impulsaron alzas a final del año en precios de propano o gas natural, aunadas al aumento de 44% en el precio del gas natural.

Díaz de León explica que la inmensa mayoría de los aumentos de precios que se registraron en 2017 son de una sola ocasión por lo que sus efectos se irán diluyendo a lo largo del año por lo que puede esperarse que se regrese al intervalo impuesto por el instituto emisor en 2018.

Sin querer comprometer una cifra, estableció que al conocerse la inflación de la primera quincena de enero se verá una baja en el nivel general de precios “a partir de ahí será el punto de inflexión en materia inflacionaria”.

Niega rotundamente que haya fracasado la estrategia de Banco de México para contener el alza de los precios puesto que “la política monetaria no puede evitar los choques externos en los precios, pero sí puede hacer que se den de una manera ordenada”.

Recuerda que es deseable que haya incrementos en algunos precios de la economía, pero no todos y al mismo tiempo, “lo que no ha sucedido puesto que las alzas que se han registrado en la mayoría de los productos tienen que ver con hechos puntuales como el alza de los precios de las gasolinas, el impacto de la depreciación en el tipo de cambio o fenómenos metereológicos”. Descartó que hasta el momento se haya detectado un alza de precios vinculada como resultado de expectativas inflacionarias.

// Excélsior

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web