La Carpeta:
1 de 10
 
La verdad es que los hombres y mujeres no somos tan diferentes. También tenemos sentimientos, pensamos, nos gusta el sexo y la comida. Y aun así, es muy difícil entendernos cuando suceden ciertas… situaciones.
Staff
enero 29, 2016, 6:18 pm

La verdad es que los hombres y mujeres no somos tan diferentes. También tenemos sentimientos, pensamos, nos gusta el sexo y la comida. Y aun así, es muy difícil entendernos cuando suceden ciertas… situaciones.

* Porqué vamos al baño juntas: Vamos a chismear, refrescar nuestro maquillaje o incluso para guardar distancia de la gente poco agradable. Pero lo hacemos juntas porque nos gusta estar acompañadas.

* Porqué nos tratamos tanto en arreglarnos: Algunos hombres nunca entenderán lo complicado que es ponerse delineador o hacerse un “smoky eye”. Y no sólo tenemos que maquillarnos, también hay que peinarnos, pintarnos las uñas, elegir el “outfit” correcto, cambiar de atuendo por uno más ‘correcto’… volver a cambiarnos, ver qué zapatos. Bueno, ahora pueden darse una idea.

* Cómo es que tenemos tanta ropa ¡y nada qué ponernos! Ellos pueden usar el mismo atuendo toda la semana, pero a nosotras nos daría mucha vergüenza siquiera pensar en hacerlo. El glamour ante todo.

* La menstruación: Seguro ni siquiera saben cómo funcionan los tampones. Y obviamente tampoco conocen el dolor de los espantosos cólicos.

* Porqué usamos tacones: ¿Por qué usas tacones si tanto dolor te provocan? Ellos nunca lo entenderán, y tal vez no tenga mucha lógica, pero no hay nada que nos haga lucir mejor (ni sentirnos más sexys) que un par de tacones.

* Por qué traemos tantas cosas en la bolsa: ¡Nos gusta estar preparadas! Y sí, se siente como si cargáramos con ladrillos en la bolsa, pero preferimos estar preparadas que arrepentirnos por no estarlo.

* Porqué decimos: “Estoy bien”: Ellos quieren que seamos honestas con ellos. No quieren adivinar porqué estamos molestas… pero nos molesta mucho que no sepan qué hicieron, y que no pidan disculpas de forma sincera.

* Porqué los probamos: Ellos odian que les hagamos pruebas. Pero ésta es nuestra manera de asegurarnos que serán buenos novios y que no terminaremos perdiendo nuestro valioso tiempo con ellos. Al final del día, estas pruebas son buenas para ambos.

// El Universal