La Carpeta:
1 de 10
 
México pierde espacios en el mercado petrolero estadounidense porque sus principales competidores: Canadá y Venezuela ofrecen precios del petróleo crudo más barato.
Staff
enero 6, 2016, 9:18 am

petroleo

México pierde espacios en el mercado petrolero estadounidense porque sus principales competidores: Canadá y Venezuela ofrecen precios del petróleo crudo más barato.

De acuerdo con cifras de los Departamentos de Energía y Comercio de Estados Unidos, el precio que ofrecen estos países llega a ser hasta dos o tres dólares por barril más barato que el crudo mexicano, lo que ha llevado a las empresas refinadoras a inclinarse por un hidrocarburo diferente al que se produce en México.

Según el reporte Petroleum Marketing Monthly del 4 de enero de 2016, editado por la Energy Information Administration (EIA, por sus siglas en inglés), los precios promedio a los que las petroleras que operan en Estados Unidos compraron crudo canadiense fueron de 43.91 dólares por barril, entre enero y octubre de 2015.

El petróleo que llegó a Estados Unidos procedente de Venezuela se cotizó en 45.57 dólares por barril en el mismo periodo.

El crudo de exportación mexicano, en sus tipos Istmo, Maya y Olmeca entró al mercado estadounidense con un precio promedio de 47.64 dólares por barriles en los primeros 10 meses del año pasado.

Al final, los refinadores que operan en Estados Unidos optan por el mejor precio, señala el informe de la EIA.

Esta situación contribuyó a que la mezcla mexicana fuera desplazada por crudo canadiense y venezolano.

En este contexto, México dejó de ocupar el tercer puesto como suministrador del hidrocarburo hacia Estados Unidos, posición que ahora ocupa Venezuela.

De acuerdo con información del Departamento de Comercio de Estados Unidos, en 2009 y 2010, México era la segunda fuente de abasto de crudo del mercado estadounidense.

El propio Departamento de Energía de Estados Unidos confirmó en su análisis Mexican Crude Oil Shipments to Europe and Asia are Rising as US Imports Fall, elaborado por Michael Ford, con fecha del 11 de diciembre, que México pasó a ocupar el cuarto lugar en el ranking de países a los que le compra petróleo.

Hasta septiembre de este año, añade la investigación publicada en el sitio web de la Energy Information Administration, “las importaciones mensuales de crudo de México ascendieron a 600 mil barriles por día, el nivel más bajo desde 1990 y una disminución de alrededor de 50% desde enero de 2011”.

Parte del problema radica en que las refinerías de la Costa del Golfo de Estados Unidos que tradicionalmente le compraban crudo pesado (con una densidad API igual o inferior a 27 grados) a México ahora se inclinan por el crudo pesado tipo Select canadiense, debido a los cambios tecnológicos, la nueva infraestructura que utilizan y un menor precio.

Mayores exportaciones. Además, Venezuela aumentó este año sus volúmenes de exportaciones hacia el mercado estadounidense y logró colocarse como la tercera fuente de suministro del mercado estadounidense, ofreciendo su producto más barato que el mexicano.

Esta situación obligó a PMI Comercio Internacional, brazo comercializador de Petróleos Mexicanos a buscar otros mercados y elevar sus exportaciones de crudo pesado a Asia, y de crudo ligero a Europa.

Michael Ford señala que “como las exportaciones de crudo pesado de México a los Estados Unidos han disminuido, el gobierno está elevando sus ventas a los mercados de Asia, especialmente a la India, y en menor medida a Corea del Sur y Japón".

México comercializa su petróleo crudo entre una gama de nueve empresas petroleras que operan en Estados Unidos: ExxonMobil Oil Corp, Houston Refining LP, Hunt Crude Oil Supply, Marathon Petroleum Co, Monroe Energy LLC, Motiva Enterprises LLC, Paulsboro Refining Co, Shell Oil Co Deer Park y Valero Marketing & Supply Co.

// El Universal