La Carpeta:
1 de 10
 
El número de muertos tras el motín registrado en el Penal de Cadereyta aumentó a 18, luego de la muerte de otro de los reos el pasado 10 de octubre, pero su deceso trascendió hasta ayer jueves. Incluso, el cadáver de la persona ingresó al Servicio Médico Forense del Hospital Universitario el 13 de octubre, y su muerte fue a consecuencia de un impacto de bala en el abdomen.
Staff
octubre 19, 2017, 7:59 am

El número de muertos tras el motín registrado en el Penal de Cadereyta aumentó a 18, luego de la muerte de otro de los reos el pasado 10 de octubre, pero su deceso trascendió hasta ayer jueves.

Incluso, el cadáver de la persona ingresó al Servicio Médico Forense del Hospital Universitario el 13 de octubre, y su muerte fue a consecuencia de un impacto de bala en el abdomen.

La persona fallecida fue identificada como Ricardo Ramírez Velazco, o Ricardo Ramírez Velázquez, quien contaba con 43 años de edad.

Con la muerte de Ramírez Velazco, ya son 18 los fallecidos por los hechos en el Centro de Readaptación Social de Cadereyta, tras el motín que comenzó con el secuestro de tres celadores del lugar.

El motín inició por la noche y se extendió hasta el día siguiente por la tarde, y fue luego de más de 15 horas que las autoridades lograron controlar la situación, tras utilizar la “fuerza letal” por parte de los efectivos de Fuerza Civil.

El día de los hechos se logró la liberación de los tres celadores, que fueron secuestrados desde una noche antes, y quienes presentaban lesiones menores.

En la intervención de las autoridades para controlar la situación en el penal, se reportaron en un principio cerca de siete lesionados, dos de ellos elementos de Fuerza Civil, de los cuales uno resultó gravemente herido.

Los otros heridos fueron reos del centro penitenciario, que resultaron con diversas lesiones tras el motín controlado por las autoridades.

Aunque después de que las autoridades señalaron haber controlado el penal, no se habló de personas fallecidas, únicamente de un cadáver que no era encontrado, horas después se dijo que los fallecidos eran 13, y la cifra comenzó a subir conforme pasaron las horas.

En los hechos, familiares de los internos tuvieron enfrentamientos con las autoridades en el exterior, quemaron parte del equipo de los elementos estatales, jalonearon al Procurador de Justicia, Bernardo González, y lanzaron piedras al interior del inmueble.

La situación en el exterior del penal fue controlada por las autoridades, luego de que rociaron gas a las personas que estaban en la entrada del centro penitenciario, en su mayoría familiares de los reos.

// El Porvenir
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web