La Carpeta:
1 de 10
 
Por cuestiones ginecológicas y estéticas, ellas están más expuestas a contraer el VHC.
Silvia Ojanguren
enero 22, 2016, 9:43 am

Las mujeres están más expuestas a transfusiones sanguíneas por cuestiones ginecológicas y, por ello, más propensas a contagiarse del virus de la hepatitis C (VHC), alerta la doctora Margarita Dehesa Violante, de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática.

Dehesa advierte del elevado riesgo para quienes se realizaron una transfusión sanguínea antes de 1994 o un tatuaje en los últimos años.

De alto riesgo. “Abortos, cesáreas o complicaciones graves del embarazo —como preeclampsia—, pueden llegar a presentar hemorragias y requerir de una transfusión; el problema data de años atrás, principalmente en mujeres mayores que hayan recibido una transfusión previa a 1994, cuando la sangre no era completamente segura”, señala la doctora.

En este campo médico, María Teresa Rizo, encargada de la Clínica de Hepatitis del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional “La Raza”, comenta: “Las mujeres tenemos factores de riesgo de infección con el VHC (virus de la hepatitis C), ya que nos exponemos con frecuencia a objetos que pueden estar contaminados con este virus; por ejemplo, al acudir a realizarse un manicure, un pedicure, perforaciones o tatuajes en cualquier parte del cuerpo, aunque el riesgo puede ser mínimo.

“Es importante poner mucha atención y verificar los lineamientos de higiene cuando se va a realizar una de estas actividades”, sugiere.

Peligros permanentes. En la actualidad, existe mayor interés en la población femenina para someterse a la aplicación de tatuajes estéticos, lo cual incrementa el riesgo de contagiarse con el virus de la hepatitis C. “Es una enfermedad que puede ser asintomática durante muchos años, puede durar de 30 a 40 años sin presentar ninguna manifestación, por ello, si acudimos a realizarnos alguna de las actividades mencionadas es necesario estar conscientes de que algunos de los instrumentos que se utilizan pueden causar sangrado y si no están esterilizados adecuadamente y el VHC permanece ahí, puede existir riesgo de contagio, por lo que mi recomendación es que cada persona acuda con su propio material”, puntualiza Rizo Robles.

Puntos de atención. Los peligros son variados y la especialista llama la atención sobre la realización de tatuajes cosméticos, tanto corporales como faciales —delineación de ojos o labios— que también representan un alto riesgo de infección, por lo que en caso de acudir a realizarse uno, la recomendación es verificar que tanto la aguja como las tintas sean nuevas, además de hacerse chequeos constantes.

Dato

La hepatitis C se hace crónica aproximadamente en un 75% de los casos registrados. La sugerencia es realizarse exámenes médicos de manera constante.

Es importante realizarse la prueba de la Hepatitis C, si consideramos que tenemos factores de riesgo mayores o menores, pues este padecimiento afecta a 1.4 millones de personas en México

María Teresa Rizo, doctora.