La Carpeta:
1 de 10
 
Y para que su discurso sea saludable y no objeto de distorsión, López Obrador debería de someterse a la exactitud: que los significados no se diluyan ni se limen las puntas expresivas. Para que deje de quejarse, Andrés Manuel debe de contar con un discurso límpido, preciso, exacto.
Jose Jaime Ruiz
enero 6, 2018, 11:40 am

Andrés Manuel López Obrador es un profesional en desdecirse, por lo mismo matiza o, acusando a medios de comunicación o adversarios, asegura que distorsionan sus palabras. Para que ello no suceda, Andrés Manuel tiene que ser preciso, buscar una de las seis propuestas hechas por el escritor Italo Calvino para este milenio: exactitud. En efecto, “un lenguaje lo más preciso posible como léxico y como expresión de los matices del pensamiento y de la imaginación”.

Sostiene Andrés Manuel: “Hicieron todo un escándalo con eso de la amnistía. Hice un planteamiento que sostengo, de que vamos a buscar todas las posibilidades para conseguir la paz en México. Pero entonces, los de la mafia en el poder dijeron: ‘¡claro, ahí está! Andrés Manuel va a perdonar a los delincuentes’. Son muy perversos, hay que ver la propuesta integral, no sólo retazos”.

¿Cuáles son los retazos que distorsionan la propuesta integral, Andrés Manuel? Para que no exista distorsión, ¿por qué no difunde exactamente la propuesta integral?

Sostiene Andrés Manuel: “Son muy perversos, distorsionan las cosas. Están hablando por teléfono a las casas, ahí les preguntan si están de acuerdo en que si ganamos se dejará en libertad a violadores o a secuestradores o a los asesinos. Eso no es cierto, nunca dije eso. Están distorsionando lo que yo dije, son muy perversos”.

Aclarando amanece. López Obrador nunca dijo que se dejará en libertad a violadores, secuestradores y asesinos. Bien, ¿en qué consiste la amnistía? ¿Se dejará en libertad a algún miembro del crimen organizado, a quienes cosechan mariguana, a quienes trabajan en laboratorios de meta, a los encargados de las tienditas? ¿Cuáles son los límites, los alcances de la propuesta integral?

De ganar, su próximo encargado de la seguridad, Alfonso Durazo, ya puntualizó: “Cuando pensamos en la posibilidad de una amnistía, no estamos pensando en los grandes capos sino en los cientos de miles de mexicanos que se dedican, por ejemplo, al narcocultivo porque en sus poblaciones no tienen opciones de sobrevivencia económica, más que la criminalidad”.

¿Es broma? ¿En realidad esos cientos de miles de mexicanos necesitan una amnistía o simplemente un trabajo honesto y legal? Se baja el cero y no contiene. ¿En realidad para quiénes va la amnistía? Bien haría Andrés Manuel en ser preciso, en ser exacto para evitar malos entendidos y aun distorsiones.

Y para que su discurso sea saludable y no objeto de distorsión, López Obrador debería de someterse a la exactitud: que los significados no se diluyan ni se limen las puntas expresivas. Para que deje de quejarse, Andrés Manuel debe de contar con un discurso límpido, preciso, exacto. No más, no menos.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web