La Carpeta:
1 de 10
 
El ex presidente del PRI, Humberto Moreira, 10 minutos antes de las ocho de la noche, abrazó emocionado a su esposa Vanesa a las puertas de la cárcel de Soto del Real tras lograr la libertad condicional sin fianza, una semana después de que fue detenido, acusado por la Fiscalía Anticorrupción de blanqueo de dinero y organización criminal.
Staff
enero 23, 2016, 10:01 am

moreira-liberado

El ex presidente del PRI, Humberto Moreira, 10 minutos antes de las ocho de la noche, abrazó emocionado a su esposa Vanesa a las puertas de la cárcel de Soto del Real tras lograr la libertad condicional sin fianza, una semana después de que fue detenido, acusado por la Fiscalía Anticorrupción de blanqueo de dinero y organización criminal.

“Ese es mi marido, ese es mi Moreira”, festejó su mujer al verlo abandonar la prisión. Tras saludar a su abogado Ulrich Richter mientras comía una manzana, con el rostro cansado pero sonriendo, Moreira se dirigió hacia un vehículo que lo esperaba.

“Me siento muy bien anímicamente y muy agradecido. Es una experiencia de vida que llevaré siempre”, aseguró ante los numerosos periodistas congregados a las puertas de la prisión y bajo una intensa lluvia. “Dios me ha dado la oportunidad de conocer a mucha gente, de saber las necesidades que tienen, los problemas que tienen, pero sobre todo he vivido una experiencia que nunca podré olvidar. Yo venía a una universidad, pero no sabía que a ésta”, añadió. “Ahora lo primero que voy a hacer es comerme unas patatas bravas con mi esposa y con mis amigos, que me encantan”, dijo.

Vestido de manera informal y luciendo una barba de varios días, reiteró su inocencia, rechazó haber blanqueado dinero y negó cualquier vinculación con el grupo criminal de “Los Zetas”. Sobre su partido, dijo que nadie le había llamado y que no creía que su detención afectara al tricolor, y que recibió la asistencia consular habitual en estos casos. Acerca de su futuro comentó que su intención es seguir estudiando los cuatro masters que está haciendo en la Universidad de Barcelona.

Unas horas antes el juez español Santiago Pedraz decretó su libertad tras oír su declaración y la de su abogado, Manuel Ollé, durante su comparecencia celebrada en la Audiencia Nacional de Madrid. La Fiscalía Anticorrupción lo acusó de organización criminal y blanqueo de dinero, pero tras oír las argumentaciones del ex gobernador de Coahuila y de Ollé, y de ver las facturas presentadas, el juez ordenó su puesta en libertad sólo con la prohibición de salir de España.

Sin evidencias

“Mi cliente no ha blanqueado dinero ni tiene ninguna relación con el cártel de ‘Los Zetas’”, aseguró Ollé en la Audiencia. “Las transferencias que recibió en sus cuentas corrientes de 200 mil euros fueron fruto de su trabajo y de sus dos empresas en México, y para costear su vida y la de su familia durante el tiempo que vivió estudiando en Barcelona”, añadió.

Según el auto del magistrado, al que tuvo acceso EL UNIVERSAL, el ex gobernador de Coahuila, de 49 años, realizó transferencias por valor de 200 mil euros durante varios meses de 2013 a tres cuentas corrientes en la que figura como titular en bancos españoles.

El fallo del juez indica que “las transferencias no son comisión de delito alguno”, y añade en referencia al letrado Manuel Ollé, que “la defensa ha presentado múltiple documentación a efectos de justificar el origen no ilícito del dinero y con los papeles aportados se justifica que el mismo procede de sociedades de las que él es socio mayoritario (aporta las correspondientes escrituras públicas), que existe y que tienen actividad (aporta acuses de recibo de la declaración del impuesto de sociedades, facturas emitidas por las mismas y documentos del pago a la Seguridad Social de los trabajadores de las mismas)”.

Pedraz cita otra serie de documentos justificativos de ingresos de las empresas Unipolares y Espectaculares del Norte S.A. de C.V. y Negocios, Asesoría y Publicidad Integral Nuevo Milenio S.A. de C.V. y afirma que “con ello basta para descartar el delito de blanqueo”. Y añade: “No se acredita el origen ilícito del dinero y se trata en definitiva de traspasos de dinero de sociedades de las que es socio mayoritario Moreira a cuentas de él mismo en España, sin que exista indicio alguno de que se trate de sociedades “pantalla” o “fantasma”.

Con respecto a la investigación abierta en Estados Unidos tras la acusación de Rolando González-Treviño, quien aseguró que Moreira era responsable de un saqueo en Coahuila, el juez asegura: “No se tiene constancia debiendo además suponerse que no se han encontrado motivos bastantes para creerle responsable criminalmente, pues de ser así se hubiera librado la oportuna orden internacional de detención”.

Según el auto del magistrado al que tuvo acceso EL UNIVERSAL, durante 2013, año en que Moreira estuvo en España realizando un máster en Comunicación y Educación en la Universidad de Barcelona, “se mantuvo la intervención telefónica y se obtuvieron diversas conversaciones de las que no se sigue actividad alguna relacionada con el blanqueo de capitales, ni de operaciones relacionadas con organización criminal alguna”.

Es decir, que no tiene ninguna relación con el cártel de “Los Zetas” como le acusaba la Fiscalía Anticorrupción, que ahora tendrá entre tres y cinco días para presentar un recurso de apelación. Si no lo hace, el caso será sobreseído.

// El Universal