La Carpeta:
1 de 10
 
Cinemex tiene como objetivo ser uno de los cuatro jugadores más importantes de la industria a nivel mundial, por lo que prevé adquirir tres cadenas de cines con 120 complejos en Estados Unidos, y proyecta que 50% de sus ingresos provendrán de esa región en cinco años, dijo José Leonardo Martí, director general de la empresa.
Staff
enero 28, 2016, 7:54 am

Cinemex tiene como objetivo ser uno de los cuatro jugadores más importantes de la industria a nivel mundial, por lo que prevé adquirir tres cadenas de cines con 120 complejos en Estados Unidos, y proyecta que 50% de sus ingresos provendrán de esa región en cinco años, dijo José Leonardo Martí, director general de la empresa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, resaltó que buscan llegar a Latinoamérica y se analiza a otros continentes, para lo cual buscarán financiamiento privado y serán minuciosos para no sobre pagar en la compra de otras cadenas.

En 2015, Cinemex registró un crecimiento récord de 17.9% en taquilla y rompió la barrera de 100 millones de boletos vendidos, con 102.6 millones. La cadena concluyó con 291 complejos en México y una participación de mercado de 34%, por lo que 2015 fue histórico, destacó el directivo.

¿Cómo concluyó la compañía 2015 en asistencia, salas, participación de mercado, ingresos?

—El cierre fue bastante bueno, fue un récord y un año histórico. Cerramos con 102.6 millones de boletos, un crecimiento de 17.9% y rompimos la barrera de 100 millones de boletos. Además, crecimos más que la industria, que tuvo un aumento de 15.2% en taquilla. Con estas cifras, ganamos market share y acumulamos 34% de participación. Esto es un reflejo de las acciones del pasado. Estados Unidos creció de 5% a 6%, tuvieron muy buenas películas, somos una de las industrias líderes a nivel mundial.

Cinemex vendió 102.6 millones de boletos y en México somos 120 millones de habitantes. ¿Cómo estamos en la penetración por habitante y la asistencia per cápita?

—México es el cuarto país con mayor número de boletos vendidos a nivel mundial, después de India, Estados Unidos y China, naciones con poblaciones superiores a la de México. El promedio el mexicano va 2.2 veces al año al cine, en ese sentido somos el cuarto país más alto del mundo en número de boletos vendidos por habitante.

¿Cómo han logrado llegar a este nivel de crecimiento?

—Primero, el número de salas. En México hay una sala por cada 22 mil habitantes, en eso somos el cuarto país del mundo, el más alto es Estados Unidos, que tiene una por cada 8 mil. Colombia, Perú y Chile una sala por cada 50 mil; Brasil una por cada 70 mil habitantes. Una parte muy importante es la calidad; antes de 1993 los cines en México eran horribles, pero tras cambios regulatorios, la calidad en las salas es superior a la mayoría de los países, e incluso de Estados Unidos. El boleto es de los más baratos en Latinoamérica y en el mundo. Estos tres elementos son la combinación perfecta para beneficiar al consumidor.

Además de invertir 100 millones de dólares anuales, abrir 25 a 30 complejos cada año, ¿en qué países estará Cinemex en cinco años? ¿Cómo será la expansión?

—Tenemos cinco contratos de arrendamiento en Estados Unidos, en Florida, Nueva Jersey e Illinois, buscamos crecer orgánica e inorgánicamente (fusiones y adquisiciones) que es como lo hemos hecho. Somos la sexta cadena del mundo más grande porque hemos tenido estos dos crecimientos y seguiremos con esa estrategia. Vamos a entrar a nuevos países, estamos en Estados Unidos, pero no nos cerramos a otros lugares. Evaluamos Latinoamérica y posiblemente otro continente, aunque eso no está definido. Lo que sí está concretado es Latinoamérica y Estados Unidos. Queremos ser una de las cuatro cadenas de exhibición cinematográfica más grandes del mundo, es el objetivo en los próximos cinco años.

¿Cuánto podrían invertir en este crecimiento? ¿Cuántas y cuáles cadenas podrían comprar?

—Cada país es distinto. En Estados Unidos las cuatro empresas más grandes tienen cerca de 40% del mercado y le siguen cadenas con 30 a 40 complejos. Nosotros tenemos 291 complejos al cierre de 2015. Ahí para crecer tendremos que comprar varias cadenas, pero en otros países es distinto. En Perú o Colombia, la compañía más grande tiene 40% de participación.

¿En Estados Unidos comprarían entonces dos a tres cadenas?

—Si pudiéramos, nuestro objetivo serían tres cadenas con 120 complejos, quisiéramos de 120 a 150 complejos en cinco años.

¿Han contemplado financiarse a través de la BMV?

—Por el momento no. Sí buscaremos fuentes de financiamiento, pero lo haremos con fuentes privadas.

¿Qué forma tomaría la compañía con estas adquisiciones? ¿Cuál sería su combinación (mix) de ventas entre ingresos nacionales y extranjeros?

—Dependerá de lo que podamos comprar. En este momento los ingresos de México son 100%, si se dieran estos números y llegáramos a 120 o 150 complejos, México daría 50% de los ingresos y 50% en Estados Unidos.

¿Qué ventajas estratégicas tiene Cinemex en comparación con otros competidores? ¿Qué obstáculos podrían impedir esta visión?

—La clave es la innovación, porque la principal competencia es el teatro en casa. La única forma de competir con esto es que la experiencia de ir al cine sea mejor. Debemos innovar en tecnología y en servicios adicionales, como la comida. En tecnología tenemos complejos digitales; las películas se bajan por satélite y no se manda el disco a cada cine; contamos con un sistema de sonido CinemeXtremo con Dolby Atmos para buscar que estés totalmente inmerso. Desarrollamos aplicaciones, compras por internet y otros servicios para dispositivos.

En cuanto a comodidad, creamos las salas Platino y luego el concepto premium, donde las butacas son más anchas, cómodas y de esas tenemos 202 salas. En la primera fila creamos Palco Cinemex, que es lo que se vende primero. Sobre los alimentos, tenemos a un chef de los más renombrados de México que diseña el menú, para tener buena comida a un precio adecuado.

¿Cómo ve la variación de los precios en este año?

—Tenemos varios productos importados que de alguna forma serán afectos. Creemos que las variaciones en el tipo de cambio están muy impredecibles, al final de cuentas vamos a afectar los precios en lo que corresponde a insumos importados, que no debe de ser un porcentaje muy alto.

¿Habrá incrementos de precios en los boletos?

—No, el boleto responde a otra dinámica. El tipo de cambio no influye, nosotros pagamos un porcentaje de la taquilla al estudio y no está determinado en dólares.

¿Cuál es su expectativa de crecimiento para 2016, así como en cuanto a aperturas?

—Vamos a abrir 25 a 30 cines en México, que representan cerca de 200 salas. En taquilla depende mucho de las películas.

Sí vamos a tener crecimiento, no creemos que el mismo de 2015 porque tuvimos sorpresas muy agradables que nadie esperaba. La película más exitosa en taquilla en México era “Avengers”, que ingresó alrededor de 800 millones de pesos; sin embargo, el año pasado tuvimos tres cintas con más de 700 millones. Probablemente estaremos cerca de un crecimiento de más de 10% en la taquilla.

// El Universal