La Carpeta:
1 de 10
 
Criminales como “El Chapo” Guzmán seguirán proliferando en México mientras el gobierno no erradique la impunidad y siga dependiendo de la Marina para capturar a los cabecillas del narcotráfico, advierte el Grupo Internacional de Crisis (ICG, por sus siglas en inglés).
Staff
enero 13, 2016, 6:29 am

recaptura3-chapo

Criminales como “El Chapo” Guzmán seguirán proliferando en México mientras el gobierno no erradique la impunidad y siga dependiendo de la Marina para capturar a los cabecillas del narcotráfico, advierte el Grupo Internacional de Crisis (ICG, por sus siglas en inglés).

“La recaptura de Guzmán Loera es, sin duda, un logro importante para las fuerzas de seguridad, sobre todo de la Marina. No escatimaron recursos. Fue una cacería intensa, probablemente la mayor en la historia del país”, explicó a EL UNIVERSAL Mary Speck, director del Programa para México y Centroamérica de ICG.

“Lo más importante a largo plazo es desarrollar la capacidad de las instituciones mexicanas para investigar, procesar y encarcelar de acuerdo con la ley”.

El analista recalcó que el país no puede continuar dependiendo de las Fuerzas Especiales de la Marina, ni de la asistencia estadounidense si se quiere acabar con el poder del narcotráfico.

“No se puede depender solamente de la capacidad militar, en colaboración con las agencias de Estados Unidos, para detener a los grandes capos”, expuso el especialista.

“Para prevenir la violencia que asola al país hay que fortalecer las policías, los fiscales, los jueces y al sistema penitenciario en su conjunto”.

Alertó que de no fortalecer el Estado de derecho, el sistema de justicia y la lucha contra la corrupción, emergerán nuevos actores con capacidad de desafiar la autoridad.

“Si el gobierno no logra elaborar una estrategia de reforma institucional para combatir la impunidad, surgirán otros ‘Chapos’, menos poderosos, tal vez, pero tanto o más violentos y crueles”, consideró Speck.

Sobre el impacto que tendrá la captura de Joaquín Guzmán en las operaciones del Cártel de Sinaloa, dijo que en el pasado la organización ha demostrado ser capaz de mantener sus actividades aún con el capo en custodia. “Dudo que la captura afecte mucho su capacidad para traficar y distribuir drogas fuera de México. Guzmán parece tener lugartenientes leales y capaces de mantener el negocio intacto”.

Respecto a la extradición, sostuvo que es la única forma de evitar que siga operando. “Es muy difícil neutralizar la capacidad de El Chapo y sus socios para intimidar y corromper. Deben estar planeando un nuevo escape. Y sus abogados están elaborando una estrategia legal para evitar o por lo menos posponer la extradición por meses, tal vez por años. La extradición no es una solución rápida”.

La organización, fundada en 1995 y con sede en Bruselas, es reconocida por instancias como Naciones Unidas y el Parlamento Europeo por sus análisis a favor de la solución de conflictos.

// El Universal