La Carpeta:
1 de 10
 
Mientras en Nueva York, Peyton Manning era anunciado como la selección uno general del Draft de 1998, a poco más de mil 200 kilómetros de distancia, Cameron Jerrell Newton, de nueve años de edad, jugaba en las calles de Collage Park, un suburbio del sur de Atlanta. Peyton, el millonario. Grandes... decepciones del torneo. Almeyda antepone el estilo.
Staff
enero 26, 2016, 7:56 am

superbowl

Mientras en Nueva York, Peyton Manning era anunciado como la selección uno general del Draft de 1998, a poco más de mil 200 kilómetros de distancia, Cameron Jerrell Newton, de nueve años de edad, jugaba en las calles de Collage Park, un suburbio del sur de Atlanta.

El pequeño Cam en ese tiempo desestimó que Manning se había convertido en el novato con mayor contrato en la historia de la NFL al firmar por 48 millones de dólares y tres temporadas. Newton sólo quería tener algún día los reflectores deportivos de Peyton.

Con su habilidad atlética y guiado por los consejos de su padre, Cam comenzó a construir un nombre en el deporte estudiantil de Estados Unidos, mientras que Peyton rompía récords y vendía jerseys con los Colts de Indianapolis.

Casi 18 años después de aquella fecha en la que Manning ingresó al futbol americano profesional, el pasado y el futuro de la NFL se encontrarán en Santa Clara, California, en el Super Bowl 50.

Un marco dorado en el que el pasador de los Broncos de Denver tratará de firmar su última obra de arte con un segundo anillo de campeón y con ello convertirse, con 39 años, en el quarterback más viejo en conseguir un Vince Lombardi, mientras que Newton jugará por su primer título y también el primero de su equipo, Panthers.

El 7 de febrero se celebrará el Super Bowl con la mayor diferencia de edades entre sus pasadores (13 años y 48 días de diferencia).

Y será el primero entre dos quarterbacks tomados en la primera selección global del Draft.

Peyton consiguió su primer Super Bowl a los 30 años de edad, cuatro más de los que ahora tiene Newton, quien al término de la presente temporada, gane o no el partido final, comenzará a ganar 102 millones de dólares por las siguientes cinco campañas de Carolina.

Jugador de la universidad de Florida y Auburn en su etapa como colegial, Newton es el único jugador que en el mismo año consiguió el trofeo Heisman, un campeonato nacional de NCAA y ser elegido en la primera ronda del Draft.

Con Tennessee, Manning terminó segundo en la votación del Heisman de 1997, mientras que Cam Newton se podría convertir en el tercer pasador titular en ser campeón nacional de NCAA y de un Super Bowl (Joe Namath y Joe Montana), jugando los dos encuentros.

Ken Stabler y Tom Brady eran banca en su etapa universitaria con Alabama y Michigan respectivamente, mientras que Troy Aikman se lastimó en el campeonato de 1985 con Oklahoma.

Será el tercer Super Bowl que tenga como protagonistas a dos pasadores surgidos de alguna universidad de la conferencia SEC, catalogada como la de mejor nivel en el sistema universitario (1977: Fran Tarkenton-Ken Stabler; 2007: Rex Grossman-Peyton Manning; y 2015: Newton-P. Manning).

Hasta antes del próximo 7 de febrero, el único partido en el que se enfrentaron Peyton Manning y Cam Newton fue una victoria de los Broncos en 2012, cuando Manning llegó al equipo y Newton estaba en su segundo año en la NFL.

*FRENTE A FRENTE

Manning…Categoría…Newton

39 AÑOS…EDAD…26 AÑOS

2,249…YARDAS…3,837

9…TOUCHDOWNS…35

17…INTERCEPCIONES…10

67.9…RATING…99.4

-Datos de la campaña 2015

Peyton, el millonario

manning

Peyton Manning había aceptado que su salario se le redujera en cuatro millones de dólares durante la presente campaña. Tras guiar a los Broncos de Denver al Super Bowl, el veterano quarterback ha recuperado la mitad de ese dinero.

Y podría obtener todo el monto de vuelta, si se impone a Carolina el próximo 7 de febrero.

Manning accedió a la petición del gerente general John Elway para que su salario de esta temporada se redujera de 19 a 15 millones de dólares.

Pero el jugador de 39 años de edad lo hizo con la condición de que pudiera recuperar hasta el último centavo de ese dinero si llegaba al Super Bowl 50 y además lo ganaba. Para llevarse los otros dos millones, además del triunfo de Denver, Manning debe jugar en al menos el 70 por ciento de las jugadas ofensivas del equipo.

Manning se embolsó 882,352 dólares cada semana durante la temporada regular. Ha ganado 248 millones de dólares a lo largo de sus 18 temporadas en la NFL.

-Uniforme blanco.

En voz del gerente general y presidente de operaciones, John Elway, los Broncos de Denver dieron a conocer que usarán en el uniforme blanco en el próximo Super Bowl, pues consideran que han tenido éxitos con el. Denver jugó con jersey blanco en el Super Bowl XXXIII, que conquistaron al derrotar a los Falcons. Aunque un año antes contra los Packers, los Broncos se coronaron con el de local.

*248 MILLONES DE DÓLARES

Es lo que ha ganado Peyton Manning en su carrera por contratos, premios y bonos por firmar.

Grandes... decepciones del torneo

clausura

Los cuatro llamados “grandes” del futbol mexicano han comenzado el torneo de forma lenta, tanto que en algunas esferas ya piden las cabezas de sus técnicos, sobre todo porque desde el torneo anterior, las cuentas entregadas no fueron las mejores y borrar el pasado es casi imposible.

En el América, aunque se llegó a semifinales en el Apertura 2015, es una constante pedir la cabeza de Ignacio Ambriz. Hoy, aunque ha ganado cuatro de los nueve puntos disputados, tiene como principal mal el no poder mostrarse con poderío en el estadio Azteca, algo que arrastra del campeonato anterior. La directiva lo ha ratificado, pero semana a semana, la presión crece.

En Guadalajara, la situación de Matías Almeyda es angustiante, a pesar de estar en los albores de la competencia. No ha ganado en la Liga y juntando los partidos del torneo pasado, sólo ha gritado un triunfo en los últimos nueve juegos de Liga, además de la presión del descenso, del cual, aún no se ha salvado.

Cruz Azul tampoco la tiene fácil. Tomás Boy acumula sólo dos puntos, dos empates en tres juegos, demasiado poco para un equipo que arrastra tres torneos sin calificar a Liguilla. La crisis cementera no es del campeonato pasado; lleva ya 18 años sin dar un verdadero golpe.

Pumas es quizá el más relajado. El haber sido reciente finalista le da crédito a “Memo” Vázquez, su técnico, pero la confianza “mató al gato”, un exceso de ésta bien podría poner en peligro el proyecto.

-Ya urge.

Para Fernando Quirarte, campeón como jugador del Guadalajara en la campaña 1986-87 y ex técnico del Rebaño, “ya urgen” los resultados positivos. “Hay una gran directiva, cuerpo técnico y jugadores, sólo es cuestión de tiempo”.

Pero el tiempo en un equipo como Chivas, “lo sé, es poco. Urge que lleguen los triunfos. En Guadalajara, la paciencia es poca, porque su afición está acostumbrada a estar en lo más alto, pero van por el camino correcto”.

-Siempre exigencia.

Es verdad, para que los proyectos caminen, es importante tener paciencia, “pero a los históricos siempre se les debe exigir”, opina Héctor Adomaitis.

El “Ruso”, campeón con Cruz Azul en el Invierno de 1997, reconoce que en La Máquina “es difícil aguantar después de tanto tiempo sin títulos, pero los resultados llegan si se hacen las cosas bien, sin demasiada prisa”, comenta.

-Acostumbrado.

En tanto que en el Nido de las Águilas, Ignacio Ambriz ya está acostumbrado a que cada semana “digan que me puedo ir del equipo. Después de una jornada, soy el mejor, a la siguiente dicen que no merezco estar aquí. Yo sigo trabajando, y mientras no me digan otra cosa, seré el técnico del América”, dijo al término del juego en el que su equipo perdió por goleada ante los Tuzos del Pachuca.

Y es que, cuando se dirige a uno de los llamados “grandes”, la paciencia es lo que menos existe. Hay obligación, la de ganar, gustar y hasta golear, y todo debe de ser rápido, porque si no, la guillotina siempre está afilada y a la espera.

Almeyda antepone el estilo

Almeyda

Es una eterna batalla en el futbol. Una pregunta permanente. ¿Qué pesa más: la frialdad de los números o la calidez de un estilo que agrade? En el caso del Guadalajara, las estadísticas no mienten. La efectividad del proyecto encabezado por Matías Almeyda se ha desinflado.

Tomando en cuenta el cierre del torneo anterior y el titubeante arranque del Clausura 2016, el Rebaño Sagrado ha sumado apenas ocho puntos en sus más recientes nueve presentaciones.

La mala racha de Chivas bajo el mando de Almeyda, comenzó en la fecha 12 del certamen pasado, en la visita a Ciudad Universitaria, donde el conjunto tapatío cayó frente a los Pumas (1-0).

El Clausura 2016 parecía un torneo esperanzador, tras las incorporaciones de Carlos “Gullit” Peña y Orbelín Pineda. Sin embargo, los resultados positivos no se han presentado: Chivas ha comenzado con tres empates, frente a Veracruz (2-2), Cruz Azul (1-1) y Tigres (2-2).

Ni siquiera Almeyda encuentra razones claras. “Siempre que no hay triunfos, estar de este lado y dar explicaciones es difícil, pero estoy convencido de lo que vamos buscando y la conciencia que tienen los futbolistas de lo que nos estamos jugando”, explicó.

El proyecto tiene pros y contras después de 12 juegos de Liga. La efectividad de los números contra un estilo de a poco se define y agrada. Con el descenso como riesgo latente, pareciera que los resultados son lo único que importa, pero con Jorge Vergara todo puede pasar.

// El Universal