La Carpeta:
1 de 10
 
De tres, tres. Paso perfecto el de los Rayados de Monterrey en el torneo, tres victorias en tres intentos por conseguirla, mostrando un futbol frío y calculador, quizá no el más espectacular, pero sí efectivo. Palmer y Newton luchan por su primer Super Bowl. Broncos apuesta por Phillips y su defensa.
Staff
enero 24, 2016, 11:48 am

Rayados

De tres, tres. Paso perfecto el de los Rayados de Monterrey en el torneo, tres victorias en tres intentos por conseguirla, mostrando un futbol frío y calculador, quizá no el más espectacular, pero sí efectivo.

Victoria de 1-0 sobre el Atlas, que sigue siendo un equipo sin pies ni cabeza. Fácilmente pierde el orden y difícilmente se recupera de un golpe, golpe seco como el que dieron los regios, obra de Carlos Sánchez, a servicio de Funes Mori, recordando los viejos buenos tiempos, cuando ambos compartían cancha en las reservas de River Plate.

El gol fue consecuencia del buen juego de Monterrey durante gran parte de la primera mitad. Si antes de la anotación los atlistas no existían, después de ésta se escondieron aún más y si el marcador no se hizo escandaloso fue porque los dirigidos por Antonio Mohamed pecaron de soberbia, dejando vivir a un rival que no daba señales de vida.

Hasta la segunda parte, con un Rayados apenas encendido, Atlas quiso reaccionar. Franco Arizala, Alfonso González y Gonzalo Bergessio se pararon frente al reaparecido Jonathan Orozco, quien resolvió con contundencia todo lo que le ofrecieron los atacantes de los rojinegros.

Con el correr del tiempo, más que angustiarse los locales por la presión visitante, lo que en verdad preocupaba es que ninguno de los dos equipos iban por más. Rayados se conformó con los buenos minutos que tuvo en el primer tiempo y los atlistas se dieron cuenta de que su nivel no daba para más, que la inclusión del nuevo técnico no dará resultados inmediatos y que el intento de resurgir de las cenizas, tardará más de lo planteado.

Las luces del nuevo estadio de Monterrey se apagaron satisfechas del trabajo visto. El equipo ganó, va con paso perfecto y el inmueble sigue invicto, sin ver a sus Rayados perder.

Palmer y Newton luchan por su primer Super Bowl

Newton

Carson Palmer estuvo impotente y tan sólo observó como Carolina dominó a los Cardinals durante su juego de Playoffs la temporada pasada.

Palmer estaba lesionado y en los controles de Arizona apareció el tercer quarterback del equipo, Ryan Lindley, que fue protagonista de la peor exhibición ofensiva en un duelo de postemporada. Tan sólo consiguieron 78 yardas en la victoria de Panthers 27-16.

Palmer tuvo que esperar 12 años para que llegara su primera victoria en Playoffs. Ahora se encuentra en la antesala del Super Bowl, pero enfrente está Cam Newton y su calibre de MVP este año.

El encuentro por el campeonato de la Conferencia Nacional (NFC) será el primero de la historia en postemporada con dos pasadores ganadores del trofeo Heisman (otorgado al mejor jugador colegial de futbol americano).

Esta campaña Palmer jugó todos los partidos y tuvo marcas personales en pases de touchdown (35) y rating (104.6). Arizona fue líder de la NFL en ofensiva total con 408.3 yardas por partido.

Los Cardinals buscan regresar al Súper Domingo por primera vez desde 2008, en la edición XLIII, cuando cayeron 27-23 frente a los Steelers de Pittsburgh.

Carolina tiene un ataque vertiginoso. Cam Newton se convirtió en el primer quarterback en lanzar 35 pases de anotación y correr para 10 más. La defensiva es sello del coach Ron Rivera.

Panthers fue el único equipo que terminó la temporada sin perder en casa, pero Arizona tiene marca de 7-1 como visitante.

El corredor Jonathan Stewart está programado para jugar, a pesar de la lesión en el tobillo que sufrió la semana pasada ante Seattle. Quien no podrá estar en el campo de juego es el ala defensiva Jared Allen, quien sufrió una fractura en el pie. Kony Ealy lo sustituye.

Arizona, dirigido por el coach Bruce Arians, es el equipo que manda más blitzes en la NFL, por lo que tratará de ponerle mucha presión a Newton, aunque éste logró 18 touchdowns cuando le mandaron “cargas”.

Establecer el ataque terrestre será prioridad para Cardinals, con el novato David Johnson, quien promedia 2.8 yardas en 35 acarreos en sus últimos tres partidos.

El césped del Bank of America Stadium no parece ser un impedimento para los corredores. Stewart terminó con 106 yardas en el Juego Divisional de la NFC, mientras que los Seahawks promediaron 6.5 yardas en 12 acarreos.

Newton o Palmer, uno debutará en el Super Bowl.

Broncos apuesta por Phillips y su defensa

Broncos

Toda la semana los reflectores estuvieron sobre la rivalidad Tom Brady-Peyton Manning, pero la final de la Conferencia Americana (AFC) entre Patriots de Nueva Inglaterra y Broncos de Denver tiene muchos más ingredientes que sólo ver el probable último capítulo de la batalla entre estos dos futuros integrantes del Salón de la Fama.

Si bien es cierto que en un principio se centrará la atención en Brady y Manning cuando salgan al volado en su duelo 17, hay más allá de Peyton para los Broncos, pues sin ser el rostro de la franquicia como lo es el quarterback, muchas de las posibilidades de triunfo que tiene Denver se recargarán en Wade Phillips y su defensa, pues el brazo de Manning ya no está para encarar un tiroteo con Brady.

El quarterback de los Broncos estaba lesionado cuando los Patriots los visitaron en la última semana de noviembre. Brock Osweiler tuvo su segundo inicio como titular en la NFL. Entonces, como tendrá que ser ahora, Phillips tuvo que hacer lo necesario para limitar a Brady, quien al final hizo lo esperado. El pasador lanzó para 280 yardas y tres touchdowns, pero los Broncos se escaparon con victoria de 30-24 en tiempo extra.

La defensiva de los Broncos fue líder de la NFL en yardas permitidas por juego (283.1) y también fue la mejor contra el pase (199.6) y en capturas de quarterback (52).

Gracias a esa defensa, Denver tiene récord de 10-3 esta campaña en juegos decididos por 7 puntos o menos, incluido el del domingo ante los Steelers.

Todo esto, en el primer año de Phillips como coordinador defensivo de Denver, luego de que abandonó a los Texans de Houston.

La defensiva de los Broncos fue de época. Se quedó cerca de ser el tercer equipo, desde la fusión de 1970, en ranquear primero en defensiva total, defensiva aérea y por tierra.

Phillips logró contener a Brady de forma aceptable en el primer asalto. Los Patriots trataron de ganarlo por aire. Brady completó 23 de 42 pases para 262 yardas y tres touchdowns, y los “Pats” corrieron el balón únicamente 16 veces para 39 yardas. Los Broncos llegaron a Brady para tres capturas. Tom fue capaz de convertir apenas dos terceras oportunidades en 13 intentos.

En su carrera contra Brady como head coach o coordinador defensivo, Phillips está 2-5. Puede ser un mal número a simple vista, pero contra Brady no es desdeñable. Los oponentes en la temporada regular ganan apenas 22.8 por ciento de sus juegos contra él. En los Playoffs ganan el 26.6 por ciento.

Además de su defensiva, los Broncos deberán recurrir a su ataque terrestre. Después de promediar únicamente 86 yardas por carrera en las 10 primeras semanas de la campaña (29 de la NFL), los Broncos mejoraron casi por 50 yardas por partido y en las últimas 7 semanas promedian 135.1 yardas. Contra Pittsburgh, los Broncos corrieron 110 yardas.

En los últimos 7, la defensiva de los Patriots ha permitido un promedio de 118.1 yardas terrestres, incluidas las 135 de Kansas City.

A diferencia de los Broncos, el ataque de los Patriots se olvida prácticamente de la carrera.

Con Julian Edelman de regreso, Brady se dio un festín el sábado contra Kansas City al completar 28 de 42 para 302 yardas, con 2 touchdowns, sin intercepciones y rating de 103.5, situación que los Broncos deberán limitar, presionando al pasador.

Con Edelman en el campo, los Patriots han ganado 10 juegos esta campaña. Sin él, Nueva Inglaterra cerró con récord de 3-4.

En Las Vegas creen que los Patriots ganarán el partido y llegarán a su segundo Super Bowl consecutivo, con una ventaja de 3 puntos, pero en Denver piensan que Manning se podría despedir de la NFL cargando su segundo Vince Lombardi.

NUMERALIA

4 OCASIONES

Se han enfrentado estos equipos en Playoffs y Patriots tiene la ventaja 3-1.

7 VICTORIAS

Y dos derrotas de Broncos en juegos por el campeonato de la AFC; Patriots está 8-4.

22 TRIUNFOS

De Tom Brady en Playoffs, récord de la NFL para un quarterback; Manning tiene 12.

283 YARDAS

Permitieron los Broncos por encuentro. El equipo terminó como el mejor en este renglón.

// El Universal