La Carpeta:
1 de 10
 
No es para menos. Se trata de los dos mejores quarterbacks de su generación. Se combinan para 8 apariciones en el Super Bowl y cinco anillos de campeón (cuatro de ellos de Brady).
Staff
enero 21, 2016, 9:16 am

Iván Pirrón

Por supuesto, el duelo entre Peyton Manning y Tom Brady roba cámara en las Finales de Conferencia.

No es para menos. Se trata de los dos mejores quarterbacks de su generación. Se combinan para 8 apariciones en el Super Bowl y cinco anillos de campeón (cuatro de ellos de Brady).

Aunque en temporada regular Brady tiene ventaja de 9­4 sobre Manning, en Playoffs están empatados a dos triunfos cada uno. Así que el duelo del próximo domingo ­que probablemente sea el último Manning vs. Brady­ será el del desempate, y qué mejor que sea con un boleto al Super Bowl de por medio.

En Juegos por el Campeonato de la AFC, Manning está 2­1 sobre Brady.

El primero fue en 2003, cuando los Patriots vencieron 24­14 a los Colts. Manning comandó cuatro ofensivas en la primera mitad y en todas terminaron entregando el balón, incluidas dos intercepciones a Peyton en las primeras posesiones de Indianapolis.

Brady completó 22 de 37 para 237 yardas, con 1 touchdown y 1 intercepción, mientras Manning terminó con 23 de 47 para 237 yardas, 1 touchdown y 4 intercepciones, 3 de ellas de Ty Law.

El segundo fue en la campaña 2006. Indianapolis venció 38­34 a Nueva Inglaterra gracias a un touchdown de Joseph Addai, en carrera de 3 yardas, a un minuto del final del juego y a una intercepción de Marlin Jackson a Brady con 16 segundos por jugar.

Fue un buen regreso de los Colts, que perdían por 18 puntos. De la mano de Manning, las tres primeras ofensivas de la segunda mitad terminaron en touchdowns para Indianapolis, que así iniciaron la remontada.

Manning ya había sido interceptado por Asante Samuel, quien se llevó el balón 39 yardas hasta las diagonales para el 21­3 con 9:25 en el segundo cuarto.

Manning completó 27 de 47 para 349 yardas, con 1 touchdown, 1 intercepción y rating de 79.1; Brady terminó con 21 de 34, 232 yardas, 1 touchdown, 1 intercepción y rating de 79.5.

Y finalmente se vieron las caras de nuevo en una Final de Conferencia en 2013, cuando Denver venció 26­16 a Nueva Inglaterra.

Manning completó 32 de 43 para 400 yardas y 2 touchdowns para darles a los Broncos su primer boleto al Super Bowl en 15 años.

La ofensiva de Denver generó 507 yardas, casi 200 más que la de Nueva Inglaterra (320) y mantuvo posesión del ovoide por 35 minutos y 44 segundos.

Brady completó 24 de 38 para 277 yardas y 1 touchdown.

MANNING, MEJOR ARROPADO

A diferencia de aquella temporada 2013, en la que los Broncos dependían de Manning y la mejor ofensiva de la NFL, ahora Denver gana gracias a su defensa.

Inmediatamente después de la paliza que les propinó Seattle en el Super Bowl, John Elway, vicepresidente de operaciones y gerente general de los Broncos, se dio a la tarea de construir una defensiva dominante.

En la agencia libre, Elway firmó al linebacker/ala defensiva DeMarcus Ware, al cornerback Aqib Talib y al safety T.J. Ward para reforzar los tres niveles de la defensa.

En el Draft, los Broncos usaron su primera selección (31 global) en Bradley Roby, esquinero de Ohio State.

Hoy, todos ellos son elementos clave de la mejor defensiva en la NFL. El domingo, Roby forzó el único intercambio de balón del partido ante Pittsburgh, cuando tacleó al corredor Fitzgerald Toussaint; el fumble fue recuperado por Ware y 13 jugadas después los Broncos anotaron el touchdown del triunfo.

“Nuestra defensiva nos está guiando. Hay que dejarlo claro”, dijo Manning. “Han jugado una gran temporada. Fueron dominantes hoy [domingo] contra una ofensiva poderosa”.

Si Denver regresa al Super Bowl, será gracias a esa defensiva, la principal razón por la cual Manning podría retirarse con un segundo anillo de campeón.

BRADY, ARMADO Y PELIGROSO

Tom Brady fue un hombre feliz el sábado en Foxborough. Pleno. El quarterback de los Patriots tuvo de regreso y a su disposición a sus mejores armas en el campo, por primera vez desde la Semana 10 del calendario regular.

Julian Edelman, su objetivo favorito, volvió en plan grande para el Juego Divisional ante Kansas City y atrapó 10 pases para 100 yardas.

¿Qué tan importante es Edelman para Brady? Según estadísticas de ESPN, Brady demora 2.39 segundos en lanzar el balón sin Edelman, y 2.14 con Julian en el terreno de juego.

Aunque sólo hablamos de décimas de segundo, ese tiempo es oro para un quarterback veterano y con poca movilidad como Brady, quien después de ser capturado 16 veces en los 6 últimos partidos de la campaña regular, ni siquiera fue tocado el sábado por la defensiva de los Chiefs.

Edelman es la primera opción de Brady contra el blitz, porque Julian ajusta mejor que nadie su ruta y está justo donde Brady lo necesita.

Otro problema para la defensa de los Broncos (y para cualquier defensa del planeta) es Rob Gronkowski, quien tuvo 7 recepciones, 82 yardas y un par de touchdowns en el triunfo sobre Kansas City.

En la Semana 12, Brady buscó en 10 ocasiones a Gronkowski, quien atrapó 6 pases para 88 yardas (promedio de 14.7 yardas) y 1 touchdown.

La diferencia el domingo es que ahora Brady sí contará con Edelman.

Patriots es el único equipo que no teme a ser unidimensional. El sábado, sus corredores sólo llevaron el balón 7 veces para 21 yardas. Lo mismo hicieron hace un año ante los Ravens, cuando corrieron en 7 ocasiones para 14 yardas, pero vencieron 35­31 a Baltimore en la Ronda Divisional.

El perímetro de los Broncos, que permitió 311 yardas ante Pittsburgh, nuevamente tendrá mucha chamba en el Juego por el Campeonato de la AFC.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web