La Carpeta:
1 de 10
 
La oposición recibió con críticas el ajuste que hizo el presidente Enrique Peña Nieto a su gabinete, pero con el respaldo y aval del PRI. El líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, advirtió que no darán un cheque en blanco y exigirán resultados a los funcionarios.
Staff
agosto 28, 2015, 7:10 am

reacciones gabinete

La oposición recibió con críticas el ajuste que hizo el presidente Enrique Peña Nieto a su gabinete, pero con el respaldo y aval del PRI.

El líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, advirtió que no darán un cheque en blanco y exigirán resultados a los funcionarios recién nombrados.

“Nosotros esperamos que el gobierno federal haga un ejercicio serio de autocrítica, que reconozca sus fallas en la economía, seguridad y en combate a la pobreza”, afirmó Anaya Cortés.

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) calificó los cambios en el gabinete presidencial como un reacomodo que sigue con la línea del fracaso en la administración del Presidente de la República.

“Los cambios en el gabinete de Enrique Peña Nieto son simple apariencia, pareciera que juega con piezas de un ajedrez moviéndolas de un lugar a otro”, dijo Carlos Navarrete, presidente nacional del PRD en la red Twitter.

Manlio Fabio Beltrones, presidente del Revolucionario Institucional, expresó en Twitter: “Felicidades a quienes hoy asumen nuevas responsabilidades en el gobierno del Presidente @EPN ¡Que su éxito sea en beneficio de México!”.

Andrés Manuel López Obrador, fundador de Morena, consideró que “ni siquiera se puede hablar de gatopardismo. Sólo se irán Chuayffet, por motivos de salud, y dos o tres secretarios segundones. Es decir, ni siquiera se puede hablar de gatopardismo”, dijo López Obrador.

Fernando Herrera, coordinador del PAN en la Cámara de Senadores, aseguró que los movimientos en el gabinete federal son solamente un “simple reacomodo” y se quedaron cortos.

Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado, dijo que José Antonio Meade en la Sedesol le permitirá tener un desarrollo político para ser un factor importante para el PRI y el gobierno en el relevo presidencial. Mientras que la llegada de Aurelio Nuño a la SEP lo mantendrá como un hombre muy influyente y cercano al Presidente, pero no le permitirá desarrollarse políticamente.

“Es un movimiento importante en el gabinete. Diez funcionarios con los que, las senadoras y los senadores del Partido Verde y del PRI, estamos de acuerdo con ello; les vamos a dar nuestro respaldo, nuestro apoyo, un voto de confianza, es lo que se requiere en este momento”, dijo por su parte Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado.

El coordinador del PVEM en el Senado, Carlos Alberto Puente, señaló que los cambios son útiles para la realización del proyecto de transformación emprendido por el presidente Peña Nieto.

“En un lado lo hicieron mal, en el otro lo van a hacer peor. Lo que hay que cambiar es la política económica. Eso es lo que hay que cambiar, no de nombres. Bueno, en este caso ni de nombres. Nada más los cambiaron de lugar. Es la misma gata, nada más que revolcada”, criticó Marko Cortés, coordinador electo de los diputados del PAN.

El también coordinador electo de los diputados del PRI, César Camacho Quiroz, afirmó que los cambios en el equipo de Peña Nieto representan “un viento fresco” que fortalece al gabinete, cuyos integrantes deberán atender sus responsabilidades con todo vigor.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web